Qué ver en Marrakech: 12 lugares imprescindibles

La ciudad imperial de Marrakech, nos abre  las puertas del reino de Marruecos, mostrando al viajero toda su personalidad, con sus callejuelas, sus hermosas murallas de color rojizo y su té de hierbabuena bien caliente. Sin duda, es fácil tener una experiencia muy divertida no sólo por los preciosos lugares que visitar, sino por su dinamismo, vitalidad y mil opciones de ocio.

Fue fundada en 1.070, por los almorávides, los guerreros beréberes del desierto, a los pies del atlas, y aunque hay varias versiones, dicen que es la ciudad que terminaría dando nombre al país.

Para que sólo tengas que preocuparte de pasarlo bien, hemos hecho un post con toda la información práctica que necesitas para descubrir la ciudad, así como los lugares que visitar en Marrakech más importantes.

Plaza principal de Marrakech

Cómo llegar desde el aeropuerto al centro de Marrakech

Taxi desde el aeropuerto de Menara al centro

El taxi sin duda es lo mejor si viajas en grupo, ya que aunque suelen pedir 70 dirhams, si regateas podrás bajarlo fácilmente hasta 50 dirhams, menos de 5€.

Autobús turístico desde el aeropuerto de Marrakech

La línea 19 de autobuses opera entre el aeropuerto de Menara y la plaza de Djeema el Fna por 25 dirhams por persona.

Hoteles en Marrakech

Durante nuestra estancia en Marrakech nos alojamos en el Riad Maud, situado en el centro, muy cerca de Djeema el Fna, muy limpio y agradablemente decorado, y con un rico y abundante desayuno incluido.

Hoteles en Marrakech

La única advertencia es que nuestra habitación tenía el baño fuera de la misma, y aunque era privado teníamos que salir a la terraza, habitualmente tranquila, pero zona común del hotel. El resto de las habitaciones no son así, por lo que presta especial atención en eso si te alojas allí.

Si necesitas hotel en Marrakech, busca aquí y encuentra tu alojamiento al mejor precio.

Qué ver en Marrakech

Hemos hecho un listado con todos los rincones que tienes que ver en Marrakech, para que tengas una estancia perfecta en la ciudad.

1. Djeema el Fna

El centro de la conocida como la ciudad roja, es la plaza de Djeema el Fna y es el lugar más importante de la medina. Tanto de día como de noche la plaza esta llena de vida, y es curioso como observar como se va transformando según transcurren las horas. Por el día encontraréis  desde hombres con monos que se te suben encima para la foto, encantadores de serpientes, dentistas callejeros, aguadores con sus coloridos trajes, puestos de zumo de naranja que tienes que probar, especies, dátiles, frutos secos y caracoles.

Traje típico de aguador en Marruecos

Por la noche su cambio es total. Desaparecen los puestos de la mañana y se llena de otros puestos de comida donde poder cenar, de músicos, y de espectáculos de toda clase. Si aguantáis el fuerte olor a cabezas cociendo podéis cenar en los puestos de la plaza,  la comida no está mal y los precios son económicos, pero tened cuidado, ya que te suelen poner platos que no has pedido y luego los tienes que pagar.

2. Zoco de Marrakech

El zoco de Marrakech es el más grande de Marruecos, ya que son varios zocos prácticamente conectados y separados por gremios, como el zoco de Rahba Kedima, Kebir, Batna y Maazi entre otros, con miles de laberínticas calles y callejones, por las que sin duda me dejé seducir.

Color en el zoco de Marrakech

Se pueden comprar todo tipo de cosas: ropa, zapatos, especias, comida, artesanía y productos típicos, muchos de ellos de gran calidad, en especial sus cosméticos, como el agua de rosas o el aceite de argán.

El mejor momento para visitarlo es a lo largo de la mañana, cuando está en total ebullición, ya que a medida que cae la tarde, se van cerrando los puestos. Por otro lado, comentar que Marrakech es una ciudad muy turística y es más difícil conseguir precios económicos comparado con otros lugares del país, pero con paciencia, persistencia y una gran sonrisa, seguro que todo irá como la seda.

3. Mezquita Koutoubia

La mezquita de la Koutoubia, es la más importante de la ciudad, siendo una de las más grandes del mundo cuando finalizó su construcción en 1158, y todavía hoy se muestra imponente ante nuestros ojos.

Mezquitas de Marruecos

La entrada está prohibida a los no musulmanes,  y nosotras conseguimos ver el sobrio interior de alfombras rojas y paredes blancas desde la puerta, tras muchos avisos de que no podíamos entrar mientras nos acercábamos.

Igualmente, la imagen desde fuera es increíble, y pudimos disfrutar de sus alrededores, con el ambiente de toda la gente que la suele estar en la calle o en sus jardines.

4. Palacio El Badii

  • Horario: 8 a 17 h. todos los días.
  • Precio: 20 dirhams

Al sur de la medina de Marrakech, encontramos los restos del Palacio El Badii, un monumental edificio con pabellones alrededor de un patio principal con varios estanques, construido a finales del siglo XVI por el sultán saadíe Ahmed Al-Mansour.

Según cuentan los escritos, este palacio apodado como el incomparable, no era sorprendente y fastuoso en sus grandes dimensiones con más de 300 habitaciones, sino también por los materiales empleados en su edificación, desde mármol de Carrara hasta las piedras preciosas más valiosas.

Ruinas del palacio de la Kasbah

Pero todo esplendor se terminó con la dinastía saadíe, ya que cuando llegó al poder el sultán Moulay Ismail de la dinastía alauita mandó destruirlo todo, excepto las tumbas saadíes por miedo al sacrilegio, y llevar todas sus riquezas a su nueva capital, Meknes, dejando abandonado lo que podemos ver en la actualidad.

Descubre su interior, pasea por encima de las murallas para conseguir unas preciosas vistas de Marrakech con el atlas de fondo, y ver la gran cantidad de cigüeñas que anidan en ella, toma un momento para admirar el minbar, el púlpito utilizado anteriormente en la Koutoubia para dar sermones y aprovecha el frescor de sus pasadizos. Resulta una visita de lo más interesante.

5. El Palacio Bahía

  • Horario: 8 a 17 h. todos los días.
  • Precio: 10 dirhams

El Palacio de la Bahía de Marrakech es una de las obras arquitectónicas más importantes de Marrakech. Fue construido a finales del siglo XIX para ser el palacio más impresionante de todos los tiempos, aunque en la actualidad sus habitaciones están vacías. Al morir el visir, sus esposas y el sultán,  desvalijaron cada una de las estancias. La impresionante decoración del techo aún permanece.

Palacios de Marruecos

6. La Madraza de Ben Youssef

  • Horario: 8 a 18 h. todos los días.
  • Precio: 50 dirhams con acceso al Museo de Marrakech.

Es la más importante, y también la más grande de Marruecos. Como veis en esta ciudad lo construyeron todo a lo grande, debido al afán de los almorávides por fortalecer el Islam. Su construcción finalizó en 1565, y tiene 130 celdas que alojaron hasta 900 estudiantes. En mi opinión, es una de las mejores visitas que realizar.

Patio de la Madraza de Marrakech

7. El Museo de Marrakech

  • Horario: 9 a 18.30 h. todos los días.
  • Precio: 50 dirhams con acceso a la Madraza de Ben Youssef.

El Museo de Marrakech fue construido a finales del siglo XIX, en el antiguo palacio donde residió un antiguo ministro de defensa del sultán, y en mi opinión es una visita imprescindible de la ciudad.

Imágenes de Marrakech

Lo principal del museo es su patio con su impresionante lámpara, que me dejó boquiabierta, y sus exposiciones de cerámica, armas, alfombras y objetos tradicionales de Marruecos.

8. Las Tumbas Saadíes

  • Horario: 8 a 16 h. todos los días.
  • Precio: 11 dirhams.

Uno de los lugares más visitados de Marrakech son las Tumbas Saadíes, que aunque son originales del siglo XVI, no fue hasta 1.917 cuando se descubrieron. Están en un jardín cerrado al que se accede por un pequeño pasillo, y en el que se encuentran más de 100 tumbas decoradas con mosaicos, donde están enterrados los cuerpos de los sirvientes y guerreros de la dinastía saadí.

Estancia de las tumbas saadies en Marrakech, Marruecos

El edificio más importante del complejo es el mausoleo principal, que alberga los restos del sultán Ahmad al-Mansur (el creador) y su familia. Éste tiene 3 habitaciones, de entre las cuales, la más conocida es la de las doce columnas, en la que están enterrados sus hijos.

9. Jardines de Menara

  • Horario: 8 a 17 h. todos los días.
  • Precio: Entrada gratuita.

Los Jardines de Menara son los más conocidos de la ciudad, y un gran remanso de paz entre el ajetreo de Marrakech. Fueron creados en 1870 sobre un antiguo estanque almohade, una impresionante obra hidráulica que trae el agua de las montañas, a 30 km. de allí, para surtir con un sistema de canales o qanats, a miles de olivos y huertos que rodean , con una preciosa vista del Atlas de fondo.

Recuerdos de Marrakech en Marruecos

Tened en cuenta que la visita es insoportable si hace mucho calor, por lo que decidimos que la mejor hora para disfrutar de este bello lugar sería el atardecer, que nos regaló unas preciosas estampas, muy diferentes a lo que esperábamos de la ciudad.

10. Jardines Majorelle

  • Horario: 8 a 17.30 h. todos los días.
  • Precio: 75 dirhams jardines + 30 dirhams museo.

Estos Jardines Majorelle son propiedad de Yves Saint Lauren desde 1980, y aunque son menos conocidos, para mi gusto son mucho más bonitos, con frondosos árboles, una gran vegetación  y diferentes rincones para sentarnos en unos de sus bancos a tomar un respiro en los días calurosos.

Jardines de Yves Saint Lauren

11. Tenerías de Marrakech

En el barrio de los Curtidores, al este de la medina, se encuentran las tenerías de Marrakech, que aunque no son tan famosas como las de Fez, merecen la pena una visita para ver cómo se trabajan las pieles de forma tradicional, en grandes pozas llenas de cal o pigmentos químicos de múltiples colores.

Barrio de curtidores en Marrakech

En la puerta de Bab Debbagh hay chicos que se ofrecen como guías para visitar el lugar a cambio de una propina, y llevarte a una de las tiendas de cuero del barrio, nada baratas, pero con preciosos bolsos. Tened cuidado y evitad problemas acordando el precio de antemano, ya que en ocasiones se ponen agresivos si no compras nada y la propina no les parece suficiente.

12. Palmeral de Marrakech

El palmeral es otro de los lugares, al que acuden un gran número de turistas, un vasto terreno de más de 14.000 hectáreas, con más de 100.000 palmeras. Hay un gran plan urbanístico que planea construir en este lugar residencias, hoteles y campos de golf.

Montar en camello en Marrakech

El palmeral es una fuente de riqueza para la ciudad, ya que del mismo obtienen dátiles y madera. Podemos llegar en calesa o taxi, pero siempre regateando. Una vez allí, podemos descansar tomando un té en uno de los hoteles que hay en el palmeral o paseando en camello.

El mejor consejo que puede daros, es que no regreséis sin ir a un  hammam. Todos los buenos  hoteles disponen lujosos y caros baños turcos, pero seguro que si le preguntáis al guía o a los empleados del hotel  donde van ellos, os gustará más. Para mi fue toda una experiencia, que sin duda repetiría.

Además, aprovechar vuestra estancia para descubrir la rica gastronomía de Marruecos y sus platos más típicos, que harán de tus vacaciones toda una delicia.

ORGANIZA TU VIAJE A MARRUECOS

Sobre el autor

Cristina
Viajera de vocación y profesión, con estudios en la Diplomatura de Turismo, especializada en el asesoramiento y venta de viajes en agencias de viajes off-line y on-line, organizadora de las Tertulias Viajeras y sobre todo bloguera en Está en tu Mundo.

2 comentarios en "Qué ver en Marrakech: 12 lugares imprescindibles"

  1. Hola chicos!

    Acabo de estar hace poco en Marrakech y os aconsejo que no perdáis ojo de los taxistas o vendedores ambulantes. No hay que generalizar nunca en estos casos pero la realidad es que son un poco pícaros.

    Os dejo más consejos que he encontrado aquí, por si os interesan:
    http://www.elmundoenmimaleta.com/consejos-utiles-en-marrakech/1530/

  2. En Marruecos todas sus ciudades tienen una gran belleza y cada una tiene sus pequeños diferentes detalles que las hacen tan especiales. Marrakech no podía ser menos… es una ciudad preciosa, llena de encantos y de misterios. Lo idóneo cuando viajas a Marruecos es alojarte en riads que son antiguas casas tradicionales con todo el encanto árabe. Un saludo

Deja un comentario

Tu email no se publicará


*