La Habana, música y color en cada rincón

La Habana es una ciudad encantadora, que nos ofrece bonitos y agradables paseos por las pequeñas y antiguas calles de la Habana Vieja, o por las amplias avenidas repletas de elegantes edificios, como el Paseo del Prado, o disfrutar de una gran vista del mar desde el famosos Malecón.

Lo mejor en la Habana es dejarse llevar. Hay que ir a ritmo de son. La música en cada rincón de la Habana Vieja nos lo hará todavía más fácil, y su gente llena de alegría nos ayudarán a conocer un poquito más la forma de vida de los cubanos.

Habana Vieja

Es una ciudad muy aconsejable de visitar, y yo diría que es una de las más bonitas que he visto.  En la Habana Vieja encontramos una construcción de la etapa colonial, en especial, de los siglos XVII al XIX.

La Plaza de Armas, que data de 1792, aunque en este terreno había una plaza desde 1582, alberga varios edificios como los Palacios de los Capitanes Generales y el del Segundo Cabo, el casillo de la Real Fuerza, el Templete y el Palacio de los Condes de  Santovenía.  Este encantador lugar, fue la sede del poder de Cuba durante cuatrocientos años.  En la Plaza de la Catedral, podremos admirar el templo de San Cristóbal de la Habana, uno de los más antiguos de América.  Cerca de la catedral se sitúa el centro Wilfredo Lam, el palacio de los Marqueses de Aguas Claras, el palacio del Marqués de Arcos y el de los Condes de Casa Bayona, por cierto, en general bastante bien conservados.

Ya que estamos aquí, podemos acercarnos a la Bodeguita del Medio, y tomarnos uno de los famosos mojitos que ya disfrutaba Hemingway, aunque también podemos encontrar los mismos mojitos en otro lugar a mejores precios.

La Plaza Vieja es uno de los lugares más deslumbrantes de la ciudad, y podemos aprovechar para contemplar toda la ciudad desde una cámara oscura de La Habana, un dispositivo que condujo al desarrollo de la fotografía. Toda una experiencia.  La Plaza de San Francisco de Asís, en frente del mar, con la Lonja del Comercio, la fuente de los leones y el Monasterio de San Francisco de Asís nos proporcionará una buena foto.

Centro de La Habana

En el Centro de la Habana, el monumento más destacado es el Capitolio Nacional, que curiosamente a pesar de ser casi idéntico al de Washington, es más alto y rico en detalles. El frondoso parque de la Fraternidad, la fuente de la India y el Teatro de la Habana, serán lugares que podremos ver también en esta zona. Al norte del Capitolio, encontramos el neobarroco Centro Gallego, que sirvió como club social de los emigrantes gallegos entre 1907 y 1914, y que por cierto, puede ser una opción buena y económica para comer, ya que ofrecen servicio de restauración.

Capitolio de La Habana, capital de CubaChe Guevara en la plaza de la Revolución, La Habana

Barrio del Vedado

El Vedado es un barrio de tipo residencial, que fue diseñado como zona turística y de ocio, y así se conserva en la actualidad. Hablando del Vedado lo primero que se me viene a la mente son los helados del Coppelia. Pero aunque no se puede volver sin probar esos helados, hay mucho más que eso. El Hotel Nacional está cargado de historia, no sólo por hechos acontecidos en el mismo, sino por la cantidad de personalidades internacionales que se han alojado en el mismo. Organiza visitas guiadas, así que sólo se tiene que preguntar el horario.

Los amantes de los Beatles no deben perderse el Parque Lennon, el cual tiene una escultura de bronce del cantante, sentado en un banco. También podremos ver la monumental Universidad de la Habana, y se recomienda visitar el monumento a Julio Antonio Mella, líder estudiantil impulsor del primer partido comunista de Cuba.

Plaza de la Revolución

La Plaza de la Revolución hará que nos llevemos en nuestra mente una típica estampa de Cuba. Convine ser visitada a primera o última hora, ya que es un gran espacio abierto, y resultará bastante caluroso. Desde el podio situado en frente al monumento de José Martí, con forma de estrella, Castro y otros dirigentes han hablado ante millones de cubanos. También podemos ver la Biblioteca Nacional de Jose Martí y la necrópolis Cristóbal Colón, toda una pequeña ciudad de granito y mármol.

Parque El Morro-La Cabaña

En el Parque Histórico Militar El Morro-La Cabaña, más en concreto en la Fortaleza de San Carlos de la Cabaña, podemos contemplar de cerca como se dispara un cañón todos los días a las nueve, toda una ceremonia convertida en una de las tradiciones más arraigadas de La Habana. El cañonazo en la época colonial, se daba a las 4.30 y a las 20.00 h. para avisar del cierre de las murallas que permitían la entrada o salida de la ciudad. Es un lugar ideal para contemplar la puesta de sol, además de recorrer el Castillo de los Tres Reyes del Morro y el faro.

Malecón de La Habana

Un paseo por el Malecón nos dejará un buen sabor de boca de la ciudad, no sólo por los monumentos, como el monumento a Antonio Maceo, que se encuentra en frente del hospital nacional Hermanos Ameijeiras, el edificio más alto del centro de La Habana, el torreón de San Lázaro o el monumento a las víctimas del Maine, si no por la tranquilidad que transmite. Algo curioso de las estatuas erigidas a lo largo del Malecón, es que muestran su apoyo al régimen o no, según la posición de la misma, si miran hacia el mar, hacia Estados Unidos, o hacia la ciudad de La Habana.

Malecón de La Habana, Cuba

Una ciudad irresistible, cómoda y agradable para los sentidos. Todo el mundo que visita la ciudad queda cautivado por el encanto habanero.

Sobre el autor

Cristina
Viajera de vocación y profesión, con estudios en la Diplomatura de Turismo, especializada en el asesoramiento y venta de viajes en agencias de viajes off-line y on-line, organizadora de las Tertulias Viajeras y sobre todo bloguera en Está en tu Mundo.

2 comentarios en "La Habana, música y color en cada rincón"

  1. Manuel Mora Gago | 19 enero, 2014 a 11:40 | Responder

    Llego el próximo día 9 de Febrero a La Habana y me alojaré en el Hotel Iberostar Parque Central y desearía saber si en este hotel organizan excursiones guiadas. Un saludo

  2. La Habana para mi es la ciudad mas linda de Cuba. El barrio mas lindo es el Vedado

Deja un comentario

Tu email no se publicará


*