Guía de Bruselas: las 15 cosas que tienes que ver

La capital de Bélgica, Bruselas es ideal para una escapada de fin de semana, ya que es lo bastante pequeña como para disfrutar de la ciudad en profundidad en sólo dos o tres días, aunque seguro que gracias a sus encantos os quedaréis con ganas de volver.

Por suerte, este precioso lugar está muy bien conectado y es fácil encontrar billetes de avión muy económicos. Compruébalo y encuentra aquí los vuelos más baratos desde Madrid a Bruselas o desde cualquier otra ciudad.

Vista panorámica de Bruselas

Cómo llegar desde el aeropuerto 

Aeropuerto de Bruselas NationalDesde el Aeropuerto de Bruselas-National, Zaventem, llegar al centro de Bruselas es muy fácil, ya que está muy bien conectado por tren, el cual tarda tan sólo 15 minutos en parar en las principales estaciones de la ciudad, Gare du Nord, Gare Centrale y Gare du Midi, y cuesta sólo 5,40 €, en mi opinión la opción más recomendable, ya que el autobús aunque tiene salidas muy frecuentes, tiene un trayecto con una duración de 40 minutos, y cuesta 3 €. También se puede llegar en taxi con un presupuesto de a partir de 22 €, según el área al que nos dirijamos. Los precios de los vuelos de algunas low-cost, de cuyo nombre no quiero acordarme, hacen que en muchas ocasiones tengamos que llegar a aeropuertos como el de Charleroi, que se encuentra a 55 km. En este caso, lo mejor es coger el autobús que tarda unos 40 minutos, y cuesta 10,50 €, ya que la otra opción, es coger un autobús hasta la población de Charleroi, y desde allí el tren que conecta con Bruselas, lo que acaba siendo más largo y más caro.

Qué ver en Bruselas: los lugares que tienes que visitar

1. Grand Place

Carpeta floral en Bruselas

Tenía muchísimas ganas de ver esta plaza, así que lo primero que hice nada más salir del hotel, es correr hasta encontrarme en medio de la increíble Grande Place. Edificios de diferentes estilos, sobre todo barroco y gótico, rodean la plaza haciendo que no sepas a donde mirar, y durante unos segundos te encontrarás dando vueltas tratando de captar la belleza de la totalidad de esta plaza, que fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1.998, y aunque parezca mentira, comenzó siendo sólo un mercado en el que estaban reunidos los diferentes gremios.

Edificio de la Grand Place de Bruselas

El edificio más impresionante que domina la plaza, es el del Ayuntamiento, el único que se salvo de ser destruido por el ejército francés en 1.695, y data de 1.455, acompañado por la Maison du Roi o Casa del Rey, que en la actualidad es el Museo de la Ciudad, la Maison des Ducs de Brabant o Le Pigeon donde se alojó el novelista Víctor Hugo durante su exilio. Tuve la suerte de viajar a finales de mayo, cuando tiene lugar el Brussels Jazz Marathon, y en cada rincón de la ciudad, entre ellos la Grand Place, había un escenario con bandas de jazz, que animaron aún más la visita.

2. Manneken Pis

Manneken Pis - Símbolo de Bruselas en Bélgica

Es el mayor símbolo de la ciudad, y lo podréis encontrar por la gran cantidad de gente que hace corro en una esquina, alrededor de la fuente en la que está colocado, no muy lejos de la Grand Place. Normalmente, todo el mundo que lo ve por primera vez, se sorprende de lo pequeño que es, ya que la estatua del siglo XV, del famoso niño belga haciendo pis, mide tan sólo 50 centímetros.

3. Jeanneke Pis

Versión femenina del Manneken pis

No muy lejos de allí, también podremos ver la escultura de Jeanneke Pis, la versión femenina del Manneken Pis, una niña orinando del mismo tamaño, que aunque no goza de la misma popularidad que su hermano, bien merece la pena una visita.

Además, se dice que si arrojas una moneda a su fuente se te concede un deseo, así como el amor y la fidelidad de tu pareja. ¿Te animas?

4. Catedral de Saint Michel et Gudule

Catedral de Bruselas

  • Horario: 7 a 18h. de lunes a viernes / 8.30 h. a 18h. fin de semana (visitas hasta las 15.30h. los sábados y hasta las 14h. el domingo)
  • Precio de la entrada: Gratuita / Tesoro de la Catedral: 1€ / Cripta: 2,50€

Otro de los lugares que no os debéis perder es la Catedral de Bruselas, considerada como la principal iglesia católica del país, comenzó a construirse en estilo gótico en el siglo XIII, con las preciosas vidrieras propias del mismo, algunas de las cuales se conservan desde el año 1.540. La entrada es gratis, pero si queréis visitar el Tesoro de la Capilla, donde se guardan reliquias de gran antigüedad, tendréis que pagar 1 €.

5. Basilíca del Sagrado Corazón

Qué ver en Bruselas

Basílica del Sagrado Corazón

  • Horario: de 9 a 18 h. en verano y de 10 a 17 h. en invierno.
  • Precio de la entrada: Gratis / Subida a la cúpula: 5€.

A lo lejos desde casi cualquier lugar de Bruselas, se puede ver un enorme edificio con una gran cúpula verde, la Basilique de Koekelberg, la quinta iglesia más grande del mundo, con su curioso estilo Art Decó. Su construcción, aunque fue comenzada en 1.905, no fue terminada hasta 1.971, ya que tuvieron que parar de trabajar durante las dos Guerras Mundiales.

Hay que decir, que está un poco alejada del centro, pero si tenéis tiempo merece la pena. Tiene un mirador, desde el que tendréis las mejores vistas panorámicas de toda la ciudad a 53 m. de altura.

6. Notre Dame du Sablón

Qué ver en Bruselas

Iglesia de Notre Dame du Sablón

  • Horarios: de 9 a 18.30 h. de lunes a viernes y de 10 a 19h. sábados y domingos.
  • Precio: entrada gratuita.

Si tenéis ganas de visitar más iglesias, podéis visitar Notre Dame du Sablón, del siglo XV, pequeña y encantadora, se convierte en una de los templos de estilo gótico más bellas del país.

El exterior de la misma es realmente asombroso, tanto que te hará parar delante de ella, y con un interior mucho más sencillo en el que destacan sus enormes vidrieras de 15 m. de altura y el púlpito de madera labrada del año 1.697.

7. Palacio Real

En el palacio, se encuentra la sede de las oficinas de la monarquía belga, ya que no funciona como residencia, porque la familia real vive en el Castillo de Laeken. Fue mandada construir por el rey Guillermo XIX, pero ha sufrido muchas remodelaciones, hasta tener el aspecto actual. No todos los turistas pueden visitar el interior, como fue mi caso, ya que aunque la entrada es gratuita, éste sólo está abierto al público del 21 de Julio hasta principios de Septiembre, de 10.30 a 17 h.

Palacio Real en Bruselas

8. Palacio de Justicia

Desde fuera es un edificio asombroso por su ubicación en la zona alta de la ciudad y su gran tamaño, con 52.464 m2, pero por dentro lo es aún más, cuando miras hacia arriba en el vestíbulo de 100 m. de altura. Para que os hagáis una idea del tamaño que tiene, cuando la construyeron entre los años 1.866 y 1.883, tuvieron que derruir más de 3.000 casas para poder ubicarla en este emplazamiento. Al final de la II Guerra Mundial, los nazis incendiaron el edificio, destrozando así la cúpula, la cual fue sustituida por otra, sin respetar el aspecto original de la misma.

Interior palacio justicia en Bruselas

9. Palacio del Cincuentenario

Este palacio conmemora los 50 años de Bélgica como nación, y en el que podéis visitar el Museo de Historia Militar, el Museo del Cincuentenario y el Museo de Automóvil, llamado Autoworld. Está situado en el parque del mismo nombre, y lo más llamativo es el arco del triunfo vigilado por una cuadriga de bronce, al más puro estilo de la Puerta de Brandenburgo de Berlín.

Qué ver en Bruselas

Palacio del Cincuentenario

10. Parque de Bruselas

En la época medieval, el Parque de Bruselas, en pleno centro de la ciudad, era el coto de caza de los Duques de Brabante, hasta que en 1.770 se convirtió en el parque que vemos ahora y que alberga el Palacio de la Nación, donde se reúne el parlamento del país.

Qué ver en Bruselas en Bélgica

Parque Real de Bruselas

11. Atomium

Fue el pabellón principal y símbolo de la Exposición Universal de Bruselas en 1.958, que representa un átomo aumentado 165.000 millones de veces, alcanzando una altura de 102 m., y que en la actualidad es, junto con el Manneken Pis, otro de los iconos más simbólicos de la ciudad. Se encuentra situado dentro del Bruparck y junto al parque Mini-Europe, donde encontraréis maquetas en miniatura, representando 80 ciudades europeas, como por ejemplo la Torre Eiffel o el Big Ben.

Para más información sobre horarios o precios, no dudes en visitar la página web de Atomium.

Atomium en Bruselas

12. Palacio de Coudenberg

  • Horario: de 9.30 a 17 h. de martes a viernes, de 10 a 18 h. sábados y domingos. Lunes cerrado.
  • Precio: 7€ por adulto.
Qué ver en Bruselas

Estancias del Palacio de Coudenberg

Debajo de la Place Royal y accediendo a través del Museo Belvue, se encuentran las ruinas del Palacio de Coudenberg, construido entre los siglos XI y XII, y residencia real hasta 1.731 cuando un incendio arrasó la zona. Hoy en día, se pueden recorrer varias estancias, y aunque la visita no es nada espectacular, sin duda es un lugar cargado de historia.

13. Galerías comerciales Saint Hubert

Ir de compras o simplemente dar un paseo por las galerías comerciales Saint Hubert, es uno de los imprescindibles de la ciudad de Bruselas, que presumen de ser las primeras y más antiguas de Europa, inauguradas en 1.847, aunque los precios son un poco más elevados que en otras zonas de la ciudad.

Qué ver en Bruselas

Galerías Saint Hubert

Si quieres más información sobre qué productos típicos comprar en Bélgica, haz click en nuestro artículo sobre consejos de viaje.

14. Iglesia de Sainte Catherine

Los orígenes de la Iglesia de Sainte Catherine, construida en 1.854, y con mezcla de estilos gótico, románico y renacentista se remontan mucho más atrás, exactamente al año 1.200 donde sólo existía una pequeña capilla adosada a la antigua muralla, de la que todavía hoy quedan vestigios.

Qué ver en Bruselas

Iglesia de Sainte Catherine

Lo mejor de esta visita, es que al salir te des una vuelta por este moderno y dinámico barrio, y por qué no, aprovechar para tomar el aperitivo.

15. Invernaderos Reales de Laeken

En el Parque de Laeken, los jardines del castillo del mismo nombre donde reside la monarquía belga, el rey Leopoldo II mandó construir unos preciosos invernaderos que albergan multitud de plantas y flores exóticas traídas del Congo y otras partes de África.

Qué ver en Bruselas

Invernaderos de Laeken

El invernadero más destacado es el conocido como Jardín de Invierno con una gran corona de hierro forjado en la cúspide y columnas de estilo dórico, que hacía funciones de salón de recepciones.

Los invernaderos sólo están abiertos un breve período de tiempo al año, unas semanas entre abril y mayo, coincidiendo con el momento de floración de la mayoría de sus plantas, por lo que si quieres visitarlo debes informarte con anterioridad.

Qué hacer en Bruselas

Disfruta la gastronomía y cerveza belga

A partir de este momento, ya sólo quedaba disfrutar de la ciudad y de la famosa cerveza belga, con más de 450 variedades. Las típicas de Bruselas son las de la marca Geuze o Kriek, ésta última más amarga, acompañados por queso, unos deliciosos mejillones (que no decepcionan ni a los gallegos), endivias rellenas, tomates rellenos de gambas o un guiso de pescado o pollo, que os hará entrar en calor, llamado Waterzooi.

Gastronomia y gofres de Bruselas

Cuando vayas a comer a un restaurante, te recomendamos que hagas lo que los belgas, y no pidas más de un plato, ya que suele ser mucha cantidad. Para merendar, no te pierdas los esponjosos gofres que venden en cada esquina, acompañados con una gran variedad de frutas, nata, chocolate, etc.

Hoteles en Bruselas

Al lado de la estación de del Norte, estaba el hotel, el Husa President Park, con una categoría de 4 estrellas, en el que el personal era realmente muy amable. La zona en la que está situado, el Barrio Europeo, puede resultar un poco solitaria durante los fines de semana y días festivos, pero es bastante segura ya que hay numerosos edificios oficiales de la Unión Europea, y aunque no está cerca de la Grand Place, más de un día llegamos hasta ella dando un paseo y observando sus edificios acristalados.

Hoteles en Bruselas

La habitación era cálida y muy funcional, y disponía de todo lo que se pueda necesitar. El baño también era estupendo, con bidé y una gran bañera con agua calentísima y secador de toallas, que con el frío que hacía, resultaba más que agradable. Tienen servicio de habitaciones 24 horas, pero tened en cuenta que una vez se cierra el restaurante, sólo sirven comida pre-cocinada, por lo que vuestras expectativas no deben ser muy altas a pesar del precio.

Hoteles en Bruselas

Si necesitas hotel en Bruselas, encuentra el mejor precio aquí.

Excursiones desde Bruselas

Bélgica es un país bastante pequeño, lo que hace que cerca de Bruselas, en la misma región de Flandes, tengamos algunas ciudades que realmente merece la pena conocer, e incluso quedarse a pernoctar en ellas, como Brujas, la preciosa localidad de cuento que debes conocer, Gante con su catedral, su castillo y sus puentes, Amberes o Lovaina, la ciudad universitaria más antigua del país, que además están perfectamente conectadas a través de autobuses y trenes. Otra opción es combinar el viaje con Holanda y visitar la atractiva ciudad de Ámsterdam, estimulante y transgresora.

ORGANIZA TU VIAJE

Sobre el autor

Cristina
Viajera de vocación y profesión, con estudios en la Diplomatura de Turismo, especializada en el asesoramiento y venta de viajes en agencias de viajes off-line y on-line, organizadora de las Tertulias Viajeras y sobre todo bloguera en Está en tu Mundo.

2 comentarios en "Guía de Bruselas: las 15 cosas que tienes que ver"

  1. Rocio (viajando a mi manera) | 6 octubre, 2018 a 16:18 | Responder

    Todavíano he visitado la ciudad, pero la gente me había hablado regular de ella, en plan que apenas tenía que ver, pero después de leer este post, creo que se equivocan. Como suele haber bastantes vuelos baratos creo que me animaré pronto a ver todos esos puntos en persona. Gracias por la info!!

    un saludo

  2. Muy buen post. Gracias por compartirlo 🙂

Deja un comentario

Tu email no se publicará


*