Qué ver en Mallorca: los 10 rincones más especiales de la isla

Mallorca, la isla más grande del archipiélago Balear, con un clima templado durante todo el año, es una muy buena elección para ir de vacaciones, una combinación perfecta de playas de aguas cristalinas y montaña, rincones encantadores y muchas actividades que garantizan la diversión y/o el relax según tus preferencias.

¿Cómo moverse por Mallorca?

Aunque la isla está conectada con transporte público, sin duda, la mejor opción para conocer la isla es alquilar un coche, si llegas hasta allí en avión, e incluso ver la opción de ir en ferry con nuestro propio coche, que será mucho más económico.

Compara las tarifas en OkFerry, y consigue el mejor precio en el portal para reservar tu ferry.

A continuación, os dejamos un listado de las 10 cosas que no te puedes perder en Mallorca, y harán tu estancia inolvidable:

1. Palma de Mallorca

Sin duda, la joya de la isla es su capital, Palma de Mallorca, perfecta para hacer turismo cultural y sorprenderse con sus monumentos más destacados. Personalmente, la Catedral de Palma me dejó con la boca abierta, tanto su exterior imponente, como el interior, con un altar diseñado por Gaudí y coronado por una espectacular lámpara. Justo al lado, se puede visitar el Palacio de la Almudaina y conseguir unas fotos fantásticas desde el Parc de la Mar.

Parque del Mar en Mallorca

Lo mas recomendable después, es pasear por el antiguo barrio judío, admirar la fachada del Ayuntamiento en la Plaza Mayor, la Lonja y los molinos del barrio del Jonquet. El Palacio de Bellver, del siglo XV y de planta circular, también es una visita muy recomendable.

2. Cuevas del Drach y Cuevas dels Hams

El interior de la isla de Mallorca esta repleto de cuevas, con verdaderos tesoros escondidos creados a lo largo de millones de años, como estaláctitas, estalagmitas y enormes lagos de agua dulce y salada. Sin duda, todo un reto para los amantes de la espeleología que siguen descubriendo nuevas e impresionantes cavidades en la roca cada día.

Visita el interior de Mallorca

Las Cuevas del Drach, que en realidad son cuatro cuevas conectadas, son las más turísticas, por lo que se desciende 25 m. en grupo observando estalácticas y estalagmitas de gran tamaño, hasta llegar al lago Martel, uno de los lagos subterráneos más grandes del mundo, donde pudimos escuchar un concierto de música clásica, e incluso cruzar el lago en barca al final de la visita.

Las Cuevas dels Hams, también son muy visitadas, y quizás una mejor opción, ya que en todo momento el guía nos explicó lo que íbamos viendo, 12 salas con impresionantes formaciones, y varios lagos subterráneos como el Mar de Venecia, donde todavía viven crustáceos prehistóricos y se proyecta un espectáculo audiovisual.

Lago subterráneo en Mallorca

Ambas cuevas se encuentran en Porto Cristo en Manacor, que será un buen sitio para parar y tomar un descanso, pero si todavía tienes ganas de más cuevas, puedes seguir con las Cuevas de Genova, las más pequeñas de la isla, las Cuevas de Campanet característica por el color blanco de sus formaciones calcáreas extendidas a lo largo de 3 km., las Cuevas de Blanques o las Cuevas de Artá con la estalagmita más grande de Europa, con 22 m. de altura.

3. Andrach y la Sierra de Tramontana

Andratx es un precioso pueblo enclavado entre la montaña y el mar, y un buen lugar para empezar a visitar la impresionante Sierra de la Tramontana, una de las zonas más especiales de Mallorca.

Andratx en Mallorca

Aquí es imprescindible visitar El Pantaleu, el barrio más antiguo del municipio, la Catedral de Santa María de Andratxy, los Molinos de Sa Planeta y degustar la gastronomía típica, como el frito mallorquín o el tumbet, en los bares y restaurantes del Puerto de Andrach, la zona más animada después del atardecer.

Desde allí, salen los barcos al Parque Natural de la Isla Dragonera, el más grande de los islotes frente a su costa, protegido desde 1.995, y una divertida excursión si tenéis tiempo.

Si eres como yo, que siempre aprovecho para darme un refrescante chapuzón entre visita y visita, no dudes en acercarte a las preciosas calas de Banyalbufar.

4. Valldemosa

Siguiendo la Sierra de Tramontana, encontramos uno de los pueblos más pintorescos y encantadores, Valldemosa, en medio del valle rocoso, rodeado de vegetación y con preciosas calles empedradas.

Pueblos con encanto en Mallorca

La Real Cartuja de Valldemosa, construida en 1.310, es muy conocida por haber alojado en las cedas del antiguo monasterio a importantes personajes como Chopin, conservándose el piano donde componía o escritores como Jovellanos, Rubén Darío o Unamuno. Tiene unos preciosos jardines y el Palacio del Rey Sancho adosado, con preciosas salas medievales conformadas alrededor de patios con fuentes y claustros.

También es interesante ver la Capilla de Santa Catalina Tomás, la iglesia de San Bartalomé del siglo XIII y el Mirador des Lladroners que regala unas hipnotizadoras vistas.

Antes de irnos de Valldemosa, una ultima recomendación gastronómica, probar la coca de patata, un dulce que se suele acompañar con una refrescante horchata de almendra. ¡Te encantará!

5. Sóller

El encantador pueblo de Sóller es todo un paraíso en medio de la Sierra de Tramontana, en el que no sólo se puede recorrer sus calles llenas de tipismo, sino hacer rutas de senderismo que comienzan aquí, perfectamente señalizadas.

Patrimonio Cultural de Mallorca

En el casco histórico tenemos la Iglesia de San Bartolomé que aunque se construyó en el siglo XIIIl, conserva en la actualidad el estilo de sus posteriores remodelaciones, con una fachada barroca, un campanario neogótico y una fachada modernista. También la iglesia de “La Sang”, el Banco de Sóller, el Museo de Ciencias Naturales Balear y el Jardín Botánico, te recomiendo descubrir el interior del Mercado Municipal, pasear por sus calles descubriendo las casas modernistas, pero sobre todo tomar el tranvía que lleva hasta Port Soller con un trayecto precioso entre naranjos.

Si tienes tiempo, no dudes en pasarte por el pueblo de Fornalutx.

Tranvía hasta Puerto Sóller

6. Pollensa

La localidad de Pollensa es sin duda uno de los imprescindibles de Mallorca, no solo por las posibilidades que ofrece para hacer rutas de senderismo y otros deportes de montaña, sino también por su patrimonio histórico y cultural.

Iglesias de Pollença en Mallorca

Os recomiendo comenzar la visita en la Plaza Mayor, preciosa y con una gran actividad, donde además se encuentra la Iglesia de Nuestra Señora de los Angeles, dedicada a la patrona del pueblo, y desde allí continuar hasta el Convento de Santo Domingo del siglo XVI, y con un claustro porticado precioso, todo justo al lado de los relajantes Jardines de Joan March.

De camino al monte del Calvario, se presenta el colegio barroco de San Ignacio, el impresionante puente romano, y justo en la cima el Oratorio del Calvario, al que se accede subiendo 365 escalones, uno por cada día del año, y que os recompensará con unas preciosas vistas.

No podemos olvidarnos de las Cuevas de l’Alzineret del 1.600 a.C. que pueden visitarse libremente.

Cabo de Formentor

Para terminar nuestra visita, lo mejor es ir al Cabo de Formentor, pasando por el Mirador de Mal Pas y la Atalaya d’Albercuix que defendía la isla de los piratas del siglo XVI, para acabar en sus playas rodeadas de pinares, observando un precioso atardecer.

7. Alcudia

La preciosa ciudad amurallada de Alcudia, con un encantador casco histórico de trazado medieval y su situación privilegiada entre las bahías de Alcudia y Pollença, en medio de la Reserva Natural de la Albufera, bien merece la pena una visita, e incluso alojarse en esta parte de la isla.

Restos romanos en Mallorca

En la actualidad, todavía se puede ver el puente original que daba acceso a la villa, su muralla del sigo XIV y las diferentes puertas de acceso, Porta des Molls o Xara, Porta de Mallorca y la Porta de Vila Roja, restos de los baluartes de la muralla renacentista, la iglesia de Sant Jaume, la capilla del Santo Cristo, el Ayuntamiento del año 1.929 de estilo renacentista con grandes ventanales, un reloj y una velta en forma de dragón, sin olvidar fuera de la muralla, la antigua ciudad de Pollentia con el foro romano, la Casa de los dos Tesoros y el teatro romano.

8. Llucmajor

Si vamos al sur de la isla, encontramos la localidad de Llucmayor, muy poco masificada a nivel turístico, pero con varios lugares de interés e increíbles calas, como por ejemplo, Cala Pí.

Poblado prehistórico en Mallorca

Lo que no te debes perder en Llucmajor es el poblado talayótico de Capocorb Vell, un asentamiento prehistórico que conserva murallas de hasta 4 m. de alto en algunas zonas y una cámara funeraria. También puedes visitar el Monasterio de San Buenaventura, de estilo barroco, la iglesia de San Miguel del siglo XVIII y el Santuario de Nuestra Señora de Gracia.

9. Santanyí

La preciosa localidad de Santanyí, también al sur de la isla, está totalmente construida con la piedra de la zona, con un color característico, que junto con sus rectas calles llenas de galerías de arte y pequeños talleres artesanos, adquiere un ambiente interesante y bohemio, por el que se ven atraídos miles de artistas internacionales que visitan la población cada año.

Pueblos con encanto en Mallorca

La fortificación de la ciudad y la Puerta Murdada del siglo XVI, nos llevan a evocar la historia del lugar, que era asediado por los piratas frecuentemente, tanto que sus habitantes acostumbraban a dormir en la iglesia, convertida en refugio.

Después, visitamos la animada Plaza Mayor, en donde destacan el edificio del Ayuntamiento, curiosamente con un escudo de armas de 1.931 coronado por el símbolo de la República, la Parroquia de Sant Andreu del siglo XIX, unida a la Iglesia Vieja del siglo XIV, con un estilo entre el románico y el gótico, que merece la pena una visita. También tienes que ver el Rectorado, con aspecto de palacete rural, y su escalera de caracol por la que se subía el trigo recaudado con los diezmos.

Si dispones de tiempo, te recomiendo que hagas una excursión al Parque Natural de Mondragó, con 785 hectáreas de variados ecosistemas, acantilados, dunas, humedales, y espectaculares playas.

Cala Figuera

El puerto de Cala Figuera, en forma de Y, tiene mucho encanto. Acércate a conocerlo y aprovecha para darte un chapuzón entre acantilados.

10. Es trenc, la mejor playa de Mallorca

Las playas de Mallorca son paradisíacas, y podemos encontrar preciosas calas, piscinas naturales excavadas en rocas y multitud de lugares especiales para tomar un baño por toda la isla, pero probablemente, Es Trenc, es la playa que siempre habíamos imaginado antes de viajar.

Las mejores playas de Mallorca

Sin nada que envidiar a las playas caribeñas, Es Trenc en la localidad de Campos, encontramos uno de los pocos arenales que todavía no se han urbanizado, 3 km. de arena blanca y aguas cristalinas protegidas por un humedal y un salobral. Esperamos que lo disfrutes tanto como nosotros 😉

ORGANIZA TU VIAJE A MALLORCA

Sobre el autor

Cristina
Viajera de vocación y profesión, con estudios en la Diplomatura de Turismo, especializada en el asesoramiento y venta de viajes en agencias de viajes off-line y on-line, organizadora de las Tertulias Viajeras y sobre todo bloguera en Está en tu Mundo.

2 comentarios en "Qué ver en Mallorca: los 10 rincones más especiales de la isla"

  1. Lugares muy bellos. No cabe duda que viajar es lo mejor del mundo. Buenas fotos y grandes consejos de Mallorca.

1 Trackbacks & Pingbacks

  1. Bitacoras.com

Deja un comentario

Tu email no se publicará


*