Qué ver en Londres: los 10 lugares más visitados

Londres es una ciudad excitante, con sus plazas, típicos pubs, parques y calles llenas de gente de diferentes lugares del mundo, lo cual confiere a la ciudad un ambiente de lo más multicultural.

Transporte en Londres, Gran Bretaña

Cómo llegar desde el aeropuerto

Lo normal es llegar a la ciudad en avión, y por supuesto una gran urbe como Londres, tiene cinco aeropuertos: Heathrow, Gatwick, Stansted, Luton y London City, aunque los dos primeros mencionados son los mas cercanos.

Cómo ir desde el aeropuerto de Heathrow hasta el centro

Desde Heathrow, podemos llegar al centro en metro, que aunque es la forma más lenta, con un trayecto de 45 min. hasta la estación de Piccadilly, también es la más barata. También se puede ir en tren, con el Heathrow Express, ideal para los que tienen prisa, ya que en 15 o 20 minutos sin paradas, estaremos en la estación de Paddington, por un precio de sólo ida de 18 libras. Otra opción más económica, es el tren Heathrow Connect, que en unos 30 minutos os llevara al centro, con un coste de 8,5 libras.

Cómo ir desde el aeropuerto de Gatwick al centro de Londres

Desde Gatwick, la mejor opción es el tren Gatwick Express que por 17,90 libras nos lleva a la estación de Victoria, en tan solo 30 minutos y sin paradas intermedias. Otros trenes mas económicos pero con menor frecuencia son el Southern Railway, que cuesta unos 8,90 libras o Thameslink, que tiene paradas intermedias que pueden ser interesantes como King’s Cross, Blackfriars o London Bridge, y por 9,80 libras, solo un trayecto.

Cómo ir desde el aeropuerto de Luton o Stansted hasta el centro de Londres

El resto de los aeropuertos también están bien comunicados, con trenes o en su defecto con servicio de autobuses que en ocasiones son incluso más cómodos. Si necesitas reservar el billete de Stansted Airport TransferAutobús desde el Aeropuerto de Stansted al centro de Londres o comprar tu plaza en el Luton Airport TransferAutobús desde el Aeropuerto de Luton puedes hacerlo pido aquí.

Hoteles en Londres

Londres es una ciudad muy grande y multicultural que ofrece todo tipo de opciones de alojamiento con una gran variedad de precios, por lo que seguro encuentras algo que se ajuste a tu presupuesto y necesidades.

Durante mi visita a la cosmopolita capital del Reino Unido, me alojé en el Meliá White House, con una categoría de 4 estrellas, una ubicación ideal en la encantadora zona de Regent’s Park, un servicio excepcional, todo muy limpio e impecable, con menú de almohadas en las habitaciones que están elegantemente decoradas, y a la vez con todo tipo de comodidades. Además la cadena hotelera española tiene un restaurante de gran calidad, algo muy difícil de encontrar aquí.

Hoteles en Londres

Habitación en el hotel Meliá White House

Si necesitas un hotel en Londres, busca y encuentra el mejor alojamiento al precio más económico para tus vacaciones.

Qué ver en Londres

1. London Eye

Noria de Londres

La primera vez que estuve en Londres, mi visita comenzó debajo del deslumbrante London Eye, la tercera noria-mirador más grande del mundo, desde la que se pueden tener una espectacular panorámica de toda la ciudad, así como de los monumentos más emblemáticos. Es recomendable con el fin de evitar largas esperas, reservar los tickets por internet que además ofrece descuentos, con un precio aproximado de 17 £, y con una duración de 30 minutos.

2. Palacio de Westminster y Big Ben

Big Ben y Westminster (Parlamento UK), Londres, Gran Bretaña

Después, dando un relajante paseo a orillas del río Támesis, y tras cruzar el famoso Puente de Westminster, fuimos sorprendidos por la torre más fotografiada de la ciudad, el Big Ben, la gran torre del reloj añadida al Palacio de Westminster, lugar de reunión del Parlamento del Reino Unido, con su gran campana de 13 toneladas, que era a la que originalmente recibía el nombre heredado más tarde por el resto de la torre, como homenaje a su creador.

Reloj del Palacio de Westminster

3. La Abadía de Westminster

La Abadía de Westminster, una elegante iglesia gótica construida en el siglo X como convento benedictino, y en la que se han coronado todos los monarcas ingleses, y donde se encuentran tanto sus tumbas como las de personajes británicos de gran reconocimiento en diversos campos, como Charles Darwin, William Shakespeare, Isaac Newton, Haendel o Charles Dickens. La visita es muy recomendable, no sólo por su contenido histórico y arquitectónico, sino también por la tranquila atmósfera coloreada por sus impresionantes vidrieras, o el paseo por el Collage Garden, el parque más antiguo de la ciudad con más de 900 años.

Fachada de la Catedral de Westminster

4. Desde Downing Street hasta National Gallery

Desde allí, fuimos por Downing Street, donde se encuentra la residencia del Primer Ministro, y nos dirigimos a Trafalgar Square, una plaza de grandes proporciones, que conmemora la batalla del mismo nombre, en la que la armada británica derrotó a la francesa y española en las costas de Cádiz, y en donde encontraremos la Columna de Nelson con una altura de 50 m., homenajeando al almirante fallecido durante la misma, y Charing Cross, el “kilometro cero” de todas las carreteras del país, todo ello coronado por la National Gallery.

Trafalgar Square en Londres

5. Picadilly Circus

Después de todo lo que habíamos hecho, empezaba a anochecer, pero fue de agradecer puesto que estabamos a sólo 10 minutos andando de la excitante plaza de Picadilly Circus, punto de encuentro de la animada vida nocturna londinense, y famosa por sus pantallas publicitarias colocadas en la plaza desde 1.910. Además de los edificios que la rodean, entre ellos la Tower Record, el Criterion Theathre o el London Pavilion, también podremos ver la fuente de Heros, el dios del amor.

Plaza de Picadilly, en Londres, Reino Unido

6. Palacio de Kensington y Hyde Park

Al día siguiente por la mañana, nos levantamos muy temprano y estuvimos recorriendo los jardines del Palacio de Kesington, el que fue la residencia oficial de Diana de Gales. Sólo separado por el Lago Serpentine, está el Hyde Park, con su palacio de Cristal, y el mítico Speakers’ Corner, disponible para todo el que tenga algo que decir.

Estatua de la Reina de Inglaterra

7. Palacio de Buckingham

Después, y con un poco de prisa, nos dirigimos al Palacio de Buckingham, residencia de la monarquía británica, donde a las 11.30 h. se realiza el cambio de la guardia real de la reina, con su caballería, sus característicos uniformes rojos y los originales gorros negros.

Buckingham Palace y el cambio de la guardia real, Londres, Gran Bretaña

 8. The British Museum

Más tarde fuimos a visitar The British Museum, que alberga más de siete millones de objetos de todos los rincones del mundo, destacando los restos arqueológicos del Antiguo Egipto o Grecia. No os olvidéis de curiosear la fascinante sala de lectura.

Fachada del British Museum

9. Torre de Londres

Para terminar el día, fuimos a la ceremonia de entrega de llaves que se celebra en la Torre de Londres, que fue declarada Patrimonio de la Humanidad, por ser el castillo medieval mejor conservado y alberga las joyas de la corona británica. A las 21.30 h. el conocido como Beefeater abre la puerta a los visitantes guiándoles por todo el castillo, y escoltado por la guardia real escenifica la entrega de llaves a la reina. Un espectáculo muy bien organizado, que nos adentrará aún más en la historia del lugar, que tuvo prisioneros tan insignes como Ana Bolena, a la que según cuenta la leyenda, todavía se la ve pasear por allí con su cabeza bajo el brazo. Cerca de aquí, está el Tower Bridge o Puente de la Torre, un puente levadizo con dos preciosas torres en sus extremos, el cual daba paso a las embarcaciones que navegaban por el Támesis, con una maquinaria que funcionaba a vapor, y que aunque posteriormente fue sustituida por una máquina de aceite, se conservó para poder ser visitada.

Puente de Londres, Gran Bretaña

10. St. Paul’s Cathedral (Catedral de San Pablo)

El último día en Londres antes de irnos, aprovechamos para visitar St. Paul’s Cathedral (Catedral de San Pablo), y subir por la estrecha escalera durante aproximadamente 30 minutos, para disfrutar las maravillosas vistas que ofrece la cúpula de una de las catedrales más grandes del mundo.

Catedral de San Pablo en Londres

Ahorra dinero en tu viaje a Londres

Un consejo interesante es que compréis el London Pass, un pase que ofrece entradas gratuitas en más de 55 de las atracciones turísticas, os ayudará a esperar menos cola en algunas de ellas, y tendréis la opción de adquirir conjuntamente la tarjeta adicional de Transporte Travelcard, lo cual, os puedo asegurar supondrá un ahorro importante.

En mi opinión, Londres es una ciudad de lo más dinámica que os hará disfrutar, no sólo con sus monumentos y lugares de interés, sino con sus mercadillos más famosos: el más caro Portobello Road, el más excéntrico Candem Town o un mercadillo interior, Spitalfields, en el que se encuentran las últimas tendencias en ropa a precios bastante asequibles, aunque siempre regateando.

Sobre el autor

Cristina
Viajera de vocación y profesión, con estudios en la Diplomatura de Turismo, especializada en el asesoramiento y venta de viajes en agencias de viajes off-line y on-line, organizadora de las Tertulias Viajeras y sobre todo bloguera en Está en tu Mundo.

4 comentarios en "Qué ver en Londres: los 10 lugares más visitados"

  1. Muchas gracias lo necesitaba para un trabajo y me ha venido muy bien esta información.

  2. mariana robles maryeli | 27 Agosto, 2012 a 4:37 | Responder

    Me gustó, viene el que buscaba.

Deja un comentario

Tu email no se publicará


*