Manchester: los 10 lugares que no te debes perder

Manchester, la segunda ciudad más grande del Reino Unido, es sobre todo una ciudad industrial y moderna, que hace contraste con los pocos lugares que conserva del pasado.

Skyline nocturno de Manchester

Como normalmente, las visitas a esta ciudad suelen ser de corta duración, hemos escrito este artículo con el fin de que tengáis los datos necesarios para llegar del aeropuerto a la ciudad, así como todos los lugares que os gustará visitar.

Cómo llegar desde el aeropuerto

Tren

Probablemente, el tren desde el aeropuerto hasta el centro de la ciudad de Manchester, sea la opción más cómoda, ya que pasan cada 10 minutos, y en tan sólo 15 minutos más y con £ 2,90, llegaréis a la estación de Manchester Picadilly.

Autobús

Los autobuses 105 y 43 de la compañía Stagecoach’s Skyline, funcionan las 24 horas del día, con una frecuencia de entre 10 y 30 minutos, y tardan aproximadamente una hora para llegar también hasta Manchester Picadilly. El billete sencillo cuesta £ 2,70, y se compra directamente al subir al autobús.

Taxi

Si lleváis mucho equipaje, en la puerta de cualquiera de las terminales encontraréis taxis, que dependiendo del tráfico, os llevarán hasta el centro de la ciudad en unos 30 minutos, por un precio de entre 20 y 25 libras, según el lugar dónde os alojéis.

Qué ver

1. Catedral de Manchester

La catedral de Santa María, San Dionisio y San Jorge, en pleno centro de la ciudad, es el monumento más emblemático de Manchester, y por supuesto una visita obligada.

Catedral de Santa María, San Dionisio y San Jorge

Tardó en construirse más de 600 años, hasta su finalización en el siglo XV, y a pesar de haber sido restaurada en 3 ocasiones, la última tras los bombardeos de la II Guerra Mundial, conserva todo su encanto. El interior es acogedor y sorprendente, con techos abovedados, grandes ventanales, y lo que más nos llamó la atención, el coro de principios del siglo XVI, y el púlpito.

La entrada es “gratuita”, ya que no hay que comprar ningún ticket, pero en el interior se piden donativos mínimos de 3 libras.

2. Cathedral Gates

Cuando acabéis vuestra visita en la catedral, os encontraréis con un pequeño y encantador rincón de la ciudad de Manchester que nos traslada directamente a la época medieval, la plaza de Cathedral Gates, donde se encuentran los pocos edificios que no se destruyeron durante la II Guerra Mundial, hoy reconvertidos en restaurantes con comida típica.

Alrededores Catedral de Manchester

3. Urbis Museo y The Printworks

El museo Urbis es uno de los edificios más característicos de la ciudad, llamativamente acristalado, y con un ascensor sorprendente, contiene multitud de exposiciones relativas a la vida de la ciudad, la mayoría de ellas interactivas, que os harán pasar un rato interesante y divertido.

Edificio Urbis

Justo en frente, si buscáis ocio a un precio razonable, tenéis el edificio de Printworks, dónde podréis cenar, ir al cine, tomarte unas copas o bailar en alguna de las discotecas que se encuentran en el interior.

4. John Rylands Library

La biblioteca universitaria de estilo neogótico John Rylands es un todo un tesoro, no sólo por su nave central, con unas vidrieras increíbles y un artesonado más propio de una catedral, sino por los papiros árabes, coptos o griegos, que guarda, entre los que están el Evangelio de Juan y el
Deuteronomio, así como manuscritos medievales, la edición de 1.476 de los Cuentos de Canterbury o la Biblia de Gutenberg de 1.455. Se puede visitar todos los días de 10 a 17 horas, y la entrada es gratuita.

Sala de lectura biblioteca de Manchester

5. Museo Mosi

Muy cerca de allí, también está el Museo de Ciencia e Industria de Manchester,
reconocida como la primera ciudad industrial del mundo. Situado en la estación de trenes más antigua de la ciudad, sin duda merece una visita, en especial el Centro del Aire y el Espacio, y la Galería de la Electricidad. La entrada es gratuita por lo que no dudéis en acercaros. Además,
aprovechad para ver los únicos vestigios romanos que quedan en la ciudad.

Museo de Ciencia e Industria

6. Town Hall

El Ayuntamiento de Manchester no os lo podéis perder, un edificio neo-gótico del año 1.877, con una altísima torre de 87 m. y una facha con piedra esculpida representando a los personajes más importantes de la historia de la ciudad.

Edificio del Ayto. de Manchester

Atravesando la Sala de las Esculturas, se llega al Great Hall, el salón más impresionante del ayuntamiento, con unos preciosos frescos de Ford Maddox Brown, que representan escenas desde la época romana hasta la revolución industrial. También podéis tomar algo en el Salón del Té de la época victoriana todavía abierta al público.

7. Picadilly Gardens y Oldham Street

Picadilly Gardens, cerca de la estación central de tren, es el punto neurálgico de la ciudad desde donde salen la mayoría de tranvías, y en donde encontraréis una gran estatua de la Reina Victoria.

Centro neuralgico de Manchester

Cerca de allí está Oldham Street, el barrio bohemio, lleno de la cultura más alternativa, así como tiendas de ropa, discos, etc. Merece la pena darse un paseo por esta calle flanqueada de antiguos edificios.

8. Old Trafford

Para los más futboleros, a orillas del río Quay, encontraréis el Old Trafford, también conocido como el Teatro de los Sueños, estadio del Manchester United, uno de los equipos de fútbol más reconocidos a nivel internacional. Las entradas a los partidos empiezan a partir de unas 40 libras.

Estadio de Fútbol de Manchester United

En los alrededores:

Si tenéis tiempo, y posibilidad de alquilar un coche durante un día, os recomiendo que vayáis a visitar algunos palacios que se encuentran cerca de la
ciudad:

9. Lyme Park y Tatton Park

En el condado de de Cheshire, encontramos dos lugares dignos de visitar. Uno de ellos, es Lyme Park, un precioso palacio con enormes jardines típico de la época victoriana, en el que se conserva la que se dice que fue la capa que llevaba Carlos I el día que fue ejecutado, y un salón principal muy conocido, por ser aquí donde se rodó la serie Orgullo y Prejuicio.

Tatton Park, tiene varias edificaciones, la antigua casa que es de origen medieval, la mansión de estilo neo clásico y unos enormes y cuidados jardines.

10. Bramall Hall y Dunham Massey

Bramall Hall en el municipio de Stockport, es una mansión al estilo tudor que funciona como museo, y cuyas partes más antiguas datan del siglo XIV, rodeada de bosques y jardines con lagos.

La masía de Dunham se encuentra situado en la población de Trafford, y está considerado monumento nacional desde 1.976. Os recomiendo un largo paseo por sus jardines llenos de ciervos, ardillas, cisnes, etc.

Masía de Dunham

Desde luego, es una gran oportunidad aprovechar los vuelos económicos que ofrecen las low-cost, en especial saliendo desde algunas ciudades como Barcelona, Alicante o Almería donde podéis encontrar vuelos a Manchester con Monarch. Seguro que disfrutáis de esta ciudad
llena de ocio, cultura alternativa, fútbol y muchas más posibilidades.

Sobre el autor

Cristina
Viajera de vocación y profesión, con estudios en la Diplomatura de Turismo, especializada en el asesoramiento y venta de viajes en agencias de viajes off-line y on-line, organizadora de las Tertulias Viajeras y sobre todo bloguera en Está en tu Mundo.

4 comentarios en "Manchester: los 10 lugares que no te debes perder"

  1. Alfonso (the world thru my eyes) | 30 Diciembre, 2013 a 11:04 | Responder

    Pues yo que he trabajado cerca de manchester un año …(y otros 2 más en londres), … no sé … le falta algo a la ciudad … echo en falta eso de lo que tanto alardean … locales con más pop-rock británico en directo … por ejemplo … le falta vida en sus calles …
    Aún así, manchester siempre será especial.

    • Acostumbrados en España a ciudades con mucha vida, en seguida echamos en falta ese tipo de cosas, pero como bien dices, sigue siendo especial.

      ¡Gracias por dejarnos tu punto de vista! Siempre es un placer escucharte o leerte.

  2. Estuvimos en Manchester hace unos meses y nos encantó la ciudad. Quizá lo que recordamos con más cariño es el estadio de Old Trafford, pero desde luego que la ciudad merece la pena. No es comparable a Londres en dimensión turística, pero unos vuelos baratos (más un alojamiento a buen precio, que había mucho en la ciudad) pueden hacernos vivir un fin de semana inolvidable ^^

  3. buenos consejos 🙂 gracias !

Deja un comentario

Tu email no se publicará


*