Qué ver en Canadá: Las mejores 15 maravillas naturales

Si la Madre Naturaleza tiene una hija preferida, esa es Canadá. Es la conclusión a la que llegarás después de conocer sus miles de kilómetros de bosques, lagos, montañas, glaciares, cascadas y hasta playas.

Digamos que en este artículo nos enfocaremos sobre todo en un 31% del territorio nacional, porque ese es el porcentaje de bosques que tiene el segundo país más grande del mundo. Con tanto pulmón verde, es lógico que sea el tercer país con el aire más puro del planeta y se llevara durante muchos años el primer lugar en la lista de países con mayor calidad de vida.

Monte Moran en Canadá

Parque Nacional Grand Teton

Pero espera, que hay mucho más. De los 25.000 osos polares del planeta, 15.500 viven en Canadá y posee 3 millones de lagos, o sea ¡tiene más lagos que todos los países del mundo juntos! Y además de estos datos, sabemos que si estás leyendo esto, es porque te seduce el ecoturismo. En ese caso, te recomendamos desde ahora comprar la Discovery Pass al planear tu viaje, ya que te da acceso gratuito a más de 80 parques de todo el país (casi todos los mencionados en este artículo, casi todos nombrados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco).

Haremos un recorrido por las maravillas naturales de Ontario, Alberta, British Columbia, los Territorios del norte y Terranova. Si eres un afortunado que cuenta con el tiempo y presupuesto para surcar de punta a punta este enorme país, no te pierdas cada una de estas 15 recomendaciones.

Si tu estancia y presupuesto son más ajustados, te recomendamos instalarte en una de las ciudades principales del territorio que más te seduzca y desde allí llegar a los parques y lugares sugeridos. Seas cual sea tu opción, con sólo conocer algunos de estos prodigios de la vida silvestre, date por agradecido. Canadá, ¡allá vamos!

Para organizar tu viaje lo mejor posible, aquí te dejamos los mejores consejos para viajar a Canadá y todo lo que necesitas saber y no olvides informarte sobre los requisitos para tu viaje de turismo a Canadá según tu nacionalidad.

Los mejores espectáculos de la naturaleza de Canadá

1. Cataratas del Niágara: Un impactante “Trueno de agua”

Los aborígenes del lugar fueron quienes bautizaron “Niágara” a este asombroso conjunto de tres grandes saltos de agua, que en su idioma significa “Trueno de agua” y es uno de los iconos más importantes del país.

Aunque también puede verse desde el lado estadounidense, visitarlas desde Ontario tiene varias ventajas: mejor accesibilidad para personas con movilidad reducida, vistas frontales,
alrededores limpios y seguros, un centro de ocio y atracciones y por último, el dólar canadiense siempre es más barato que el americano.

Arcoiris sobre las cataratas del Niágara

Arcoiris sobre las cataratas del Niágara

Pero hablemos del espectáculo que la naturaleza ha preparado para dejar sin aliento a unos 30 millones de turistas por año. Aunque no son las más altas del mundo, tienen el récord mundial de caída de agua: nada menos que 3 mil toneladas por segundo. Se calcula que suman unos 12 mil años de antigüedad y fueron descubiertas por un religioso francés en 1678. El parque natural en que se encuentran, está lleno de especies autóctonas y con suerte, podrás ver
varias aves rapaces sobrevolando el lugar.

Cómo llegar a las Cataratas del Niágara en Canadá

Saliendo  desde Toronto, las mejores tres opciones son contratar un tour de un día, tomar autobús público o un tren. El tour te deja 3 horas en las Cataratas para disfrutarlas a tu manera, pero antes hace una escala en Niagara-on-the-lake, visita la capilla más pequeña de la tierra y te permite degustar vinos en una bodega. Lo bueno es que incluye dos opciones: el Paseo en barco  Hornblower (Abril-Noviembre) o la Skylon Tower (Diciembre-Marzo). Lo malo, es que 3 horas no te permitirán conocer las atracciones de los alrededores. Pero si sólo quieres conocer las cataratas a fondo, es una buena opción. ¿El precio? €82.

Si quieres llegar en autobús, las compañías a cargo son Megabus y Greyhound. ¡Se pueden conseguir billetes desde 1 dólar canadiense! Aunque el precio regular oscila entre €10 y €15, y el viaje dura de 2 a 3 horas.

El precio y la duración del viaje en tren son muy similares a los del autobús. Puedes conseguir tu billete con anticipación en esta página, ¡pero cuidado, sólo hay un tren directo al día, que sale a las 8:20 desde Union Station!

Qué hacer en las Cataratas del Niágara

Los canadienses han montado una cantidad de opciones para disfrutar las Cataratas y sus alrededores que va desde el clásico (y te diríamos imprescindible) paseo a bordo del barco Hornblower hasta sobrevuelos en helicóptero, cuevas para ver el salto de agua “desde atrás”, miradores, norias, volcanes de fuego, fuegos artificiales, casinos, tirolinas, museos… ¡Uff! Y esto sólo es un resumen. Todo depende del qué tipo de plan te atrae más y claro, del tiempo y presupuesto que dispongas. Aquí van los más conocidos:

Paseo en el barco Hornblower. Es la atracción más demandada y te permite adentrarte al mismísimo corazón de las Cataratas. Te dan un impermeable… ¡pero no esperes salir seco! Dura unos 20 minutos, cuesta unos €16.

Viaje detrás de las cataratas. Recorrerás túneles de 130 años de antigüedad, mientras sientes la vibración de la poderosa caída de agua hasta llegar a la plataforma de observación, exactamente detrás de las Cataratas Horseshoe.

Mirador Table Rock. Desde aquí te llevarás una fantástica panorámica y lo mejor… ¡Es gratis!

– Volar en helicóptero. Para quienes quieran permitirse un lujo de casi 100 euros, sobrevolar la zona es una experiencia única.

Atracciones de Cliffton Hill. Se trata de una de las calles turísticas más famosas del país. ¿Por qué? Porque puedes encontrar el Museo de los Records Guinness, la Noria Niágara SkyWheel (con 54 metros de altura), el Museo de Cera Louis Tussauds, el Dinosaur Park Mini Golf, La Casa de Frankenstein y Ghost Blasters (donde “cazarás”  fantasmas a bordo de un viejo vagón), por sólo mencionar los juegos más conocidos. Pero además hay muchos bares, restaurantes y pubs.

  • Dato curioso: En 1829 Sam Patch fue la primera persona en saltar y sobrevivir las  cataratas canadienses. Luego, muchos quisieron imitarlo y varios lo lograron. En 1901, Annie Edison de 60 años y con la valentía de un león, se lanzó aguas abajo dentro de un barril de madera. Annie vivió para contarlo.

2. Parque Nacional de Banff: postales inolvidables

Conoce más de 6.000 kilómetros cuadrados situados en las Montañas Rocosas, con bosques de altas coníferas, lagos, glaciares y un inolvidable paisaje alpestre, característico de la provincia
de Alberta.

Parques Nacionales de Canadá

Parque Natural de Banff

El Parque tiene un pasado relacionado con el turismo de lujo, la minería de carbón y hasta fue campo de internamiento en la Primera Guerra Mundial. Pero hoy es un apacible bosque que pone su énfasis en la conservación de especies, ya que es el hogar de osos grizzli, pumas, linces, lobos y comadrejas, entre una variada flora y fauna.

Cómo llegar al Parque Nacional de Banff

Si no tienes coche alquilado, puedes utilizar el servicio de autobús desde Banff o Canmore con las empresas Bike n’ Hike Shuttle (5 recorridos diarios) o el Roam Bus (salidas cada media hora y precios desde €2). Partiendo desde Calgary, salen 2 servicios diarios por la mañana de la empresa Rider Express.

Qué hacer en el Parque Nacional de Banff

Calzado cómodo, protector solar…y mucha memoria en tu cámara. Porque estás por acceder a las mejores postales de Canadá.

No te pierdas el Lake Louise, en cualquier época del año. El otro gran lago que despliega su belleza en el parque es el Minnewanka Lake, al que aconseja acceder en grupo o con guía, ya que te gustará estar acompañado si te toca compartir tu visita con osos Grizzly.

Otro imprescindible es el Johnston Canyon, donde confluyen dos cataratas. El segundo impactante cañón del Parque es el Mistaya Canyon, una obra de arte que han esculpido las aguas glaciares. Y si lo tuyo es el contacto con la fauna, recorre Bow Valley Parkway, ya que por este camino, se suele ver la fauna del Banff.

Lo más destacable: El lago Peyto. Este abrazo de montañas y aguas turquesas, es otra de las razones porque las que millones de turistas llegan a Alberta. El color del agua es un imán para turistas de todo el mundo, que quedan perplejos ante esta postal. ¡No te lo pierdas!

Otro lugar que debe estar en tu lista: El lago Moraine y el Valle de los Diez Picos. Abrazado por diez montañas de roca gris y sus picos nevados, sus aguas turquesas forman un emblema nacional que ha sido reconocido como uno de los lugares más bellos del planeta.

  • Dato curioso: El Banff forma parte del conjunto natural denominado Parques de las Montañas Rocosas Canadienses y en 1984 fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

3. Parque Nacional de Jasper: el bosque de los sueños

Cercano al Parque Nacional Banff, encontramos otra belleza de Alberta, el Parque Nacional de Jasper, ambos unidos por la Icefields Parkway, o “Carretera de los campos de hielo”, considerada una de las más bonitas del mundo.

Paisajes de Jasper en Canadá

Parque Natural de Jasper

Lagos de colores azules y verdes, más de 100 glaciares, cascadas y cañones, son algunas de las razones por las que la Unesco la ha declarado Patrimonio de la Humanidad en 1984. Con las montañas como telón de fondo y algún que otro
ciervo cruzando en tu camino… no será un roadtrip más.

Qué ver en el Parque Nacional de Jasper

Identificarás el Mount Edith Cavell ya que es el más alto del conjunto rocoso con sus inalcanzables 3.300 metros de altura. También podrás ver el inmenso Lago Maligne, alimentado de aguas glaciares, sus 22 kilómetros de longitud lo convierten en el más grande de Jasper. Desde los varios puentes que lo cruzan, podrás apreciar toda la naturaleza virgen del cañón.

El milenario glaciar Athabasca es otra de las grandes atracciones del Parque. Es el más accesible y visitado de las Rocosas, al que llegarás en un “autobús de nieve” donde te explicarán todos los detalles de esta maravilla natural.

Lamentablemente, a causa del cambio climático, se estima que el glaciar disminuye unos 2 o 3 metros anuales.
Y si hablamos de fauna, aquí viven osos, alces, linces, renos, lobos y coyotes, entre otras especies.

Si es verano y te animas a bañarte en aguas glaciares milenarias, date un chapuzón en el Lago Annette. ¡Las vistas te harán olvidar el frío! También puedes hacer descenso de cañones, rafting y hasta cruceros.

  • Precios: Aquí tienes la tarifa detallada de acceso, permisos de pesca y las distintas
    zonas de camping. Tal como te recomendamos al principio, si piensas visitar más de un espacio natural canadiense, lo mejor es comprar el Discovery Pass.
  • Tip: En el sitio web oficial del Parque, recomiendan que las mejores temporadas para sacar más provecho a la visita son la primavera o el otoño.

4. Parque Provincial de los Dinosaurios

En el suroeste de Alberta, el popularmente conocido como “Cementerio de dinosaurios” sacará el paleontólogo que llevas dentro y te llevará a un viaje al pasado: 75 millones de años atrás.

Restos de dinosaurios en Canadá

Parque de los Dinosaurios en Canadá

La zona es conocida por exponer uno de los mayores depósitos fósiles de dinosaurios del planeta. Nada menos que 300 esqueletos de unas 35 especies. Y es que en el Período Cretácico, el clima era subtropical en esta zona, con variedad de ríos y pantanos, por lo cual fue el sitio elegido como hábitat por una gran variedad de animales, incluyendo los
dinosaurios. Las condiciones fueron perfectas para la preservación de los huesos de estas especies como fósiles y hoy puedes verlos e imaginarte a esos gigantes en movimiento.

Qué hacer en el Parque de los Dinosaurios

El Parque es perfecto para acampar. Aunque si no dispones de días
suficientes, podrás realizar visitas guiadas, tours interactivos, caminatas libres a los miradores, recorridos en autobús, aprender en las exhibiciones y hasta realizar tu propia excavación guiado por un experto.

  • Horarios y precios: Dependiendo la época del año, los horarios de apertura varían entre las 8.30 y las 9, y el cierre desde las 16 a las 19 horas. La admisión a la exhibición
    del Centro de Visitantes cuesta poco menos de €5 por adulto y hay  tarifas reducidas para mayores de 65 años y estudiantes. El resto de las tarifas, dependen de la actividad que desees realizar. La variedad es muy grande, por lo que te aconsejamos ver las actividades disponibles y reservar con antelación.
  • Consejo: Entre otras atracciones, el Parque ofrece un “Comfort Camping”, que sería algo
    así como una acampada de lujo en unas tiendas amuebladas y espaciosas junto al río,
    con capacidad para 3 o 4 personas.

5. Montaña Whistler ¡Nieve que forma túneles!

Whistler-Blackcomb es el complejo de aventuras sobre la nieve número 1 de Norteamérica, en todos los sentidos. Por lo tanto, si es invierno y quieres adrenalina, deberás llegar a esta
belleza de British Columbia. Además hay actividades de excursionismo, bicicleta de montaña y tirolinas, más adecuadas para la primavera y el verano.
Pero lo que no debes perderte, en cualquier época del año, es una oportunidad única que te
brinda la montaña Whistler. Nos referimos, claro está, a la experiencia de perderte en un túnel laberíntico de paredes de nieve. Caminarás dos kilómetros rodeado de bloques de hielo, entre los que asoma el paisaje idílico de Whistler-Blackcomb.

Los mejores lugares de naturaleza en Canadá

Montaña Whistler

Cómo llegar a la Montaña Whistler

Whistler está a dos horas hacia el norte desde el aeropuerto de Vancouver. Una vez en el complejo, para acceder al túnel de nieve, tomarás telesillas o
teleféricos, que están adecuadamente señalizados.

  • Tip: No te pierdas el “Peak 2 Peak”. Se trata de un teleférico que une las montañas Whistler y Blackcomb, con una altura de casi 440 metros.
  • Precios: La entrada al complejo por un día cuesta unos €42. Pero hay paquetes convenientes para dos días… ¡hay mucho que ver y hacer! Dependiendo la época del
    año en que lo visites, hay distintas opciones, recorridos, etc. Algunas de ellas, incluyen  ofertas de alojamiento.

6. Parque Stanley: el oasis verde de Vancouver

Seguimos en British Columbia, pero esta vez para conocer el parque urbano más grande de Canadá, con medio millón de coníferas, la sorprendente belleza del lago Beaver y el Acuario de Vancouver, entre otros imanes del lugar.

Qué ver en Vancouver

Tótems en el Parque Stanley

Aunque hace algunos siglos, estas hectáreas alojaban un enorme cuartel militar, desde 1888 funciona como parque y fue bautizado en honor al entonces gobernador general canadiense, Frederick Arthur Stanley.

Qué hacer en el Parque Stanley

Si además de interesarte por la flora del lugar, te seduce la oportunidad de
contemplar delfines, belugas y leones marinos, comienza visitando el Acuario de Vancouver, que con sus 300 especies de peces, 56 de anfibios y más de mil
invertebrados, es el más grande de Canadá. Abre los 365 días del año y puedes comprar tu entrada online para evitar filas, aquí.

En el extremo sudeste del parque, podrás ver sus famosos Tótems, que son
réplicas de los originales hechos por los nativos de la región.

¿Amante de la literatura? Conoce El Jardín de Shakespeare, donde han crecido los árboles mencionados en sus obras, entre una acogedora rosaleda.

Si tu viaje es en verano, tendrás la oportunidad de disfrutar dos playas: Second Beach y Third Beach.

Anímate con el remo y los yates en el Vancouver Rowing Club y el Royal Vancouver Yacht Club. Puedes alquilar equipos y paseos o simplemente aprovechar sus bares para un descanso gastronómico. Lo más destacado: El paseo marítimo Seawall, que rodea todo el lago Beaver y tiene casi 9 km, por lo cual te recomendamos alquilar una bicicleta o patines.

  • Acceso: La entrada es libre y gratuita.

7. Parque Capilano y su puente colgante: ¡no apto si tienes vértigo!

“Kia’palano” significa “río bonito” en el idioma de los nativos que vivían en esa zona. Con esta traducción, te imaginas solo una pequeña parte de lo que verás. Porque aunque el parque Capilano sea famoso por su río y su puente colgante, tiene más atracciones y por supuesto, un paisaje memorable.

Qué ver en Canadá

Puente Capilano

Cómo llegar al Parque Capilano

Desde el centro de Vancouver, parte un autobús gratuito con frecuencia de entre 10 y 20 minutos y puedes tomarlo también para regresar. Aquí tienes el itinerario, las paradas y los horarios.

Qué hacer en el Parque Capilano

Tienes, por lo menos, tres lugares que visitar en tu checklist del Capilano:

Cruza el Puente Capilano. Mide 137 metros de longitud y está a 70 metros sobre el Río del que hereda el nombre. Lo sujetan dos cables de acero…sí, sólo dos. Pero tranquilo, que son capaces de soportar el peso de unas 1300 personas. Por poco que se camine sobre el puente, el movimiento y la altura son bastante impresionantes. ¡Ánimo valientes! Prometemos que vale la pena.

Recorre el Treetop Adventure. A lo Tarzán, pero sin lianas, irás de copa en copa por cientos de árboles del Parque, obteniendo unas buenas panorámicas. Son varias pasarelas que se adentran en la flora salvaje, pero con menos altura y movimiento que el puente colgante.

Anímate con el Cliffwalk. Se trata de una pasarela circular, que pareciera flotar sobre el abismo del río, pero en realidad está sujeta con fuertes cables de acero a una roca central.

  • Horarios y precio: Los horarios de apertura y cierre varían de acuerdo a la temporada del año. Puedes ver el horario de acuerdo al mes en que planeas viajar, aquí. La tarifa para adulto cuesta unos €36 y hay precio reducido para mayores de 65 años, estudiantes, adolescentes y niños. Los menores de 6 años, entran gratis. Conviene comprar la entrada con antelación.

8. Lago Kliluk: El misterioso y sagrado “lago manchado”

Seguimos con las seductoras maravillas naturales de British Columbia. El Lago Kliluk pareciera un lago más durante el resto del año…pero en verano, despierta su magia. La mayor parte del agua se evapora poco a poco y aparecen unas 360 manchas coloridas. Los círculos amarillos, verdes y azules “manchan” el espacio, dando lugar a imágenes fascinantes.

Qué ver en Canadá

Lago Kliluk

Y aunque no está bien revelar los secretos de la magia, te contaremos que la concentración de minerales es la responsable de estas curiosas manchas.

Cómo llegar al lago Kliluk

Al igual que en todo el país… las distancias son largas. Y en este caso no hay un servicio regular de autobús desde Vancouver. Tienes dos opciones: Alquilar un  coche (el viaje te llevará unas 4 horas, pero viendo paisajes magníficos) o contratar una excursión desde la ciudad, que van y vienen en el día, pero suele ser un poco agotador y su precio ronda los €200.

Qué hacer en el Lago Kliluk: ¡Contemplarlo!

Lamentablemente no está permitido bañarse ya que es propiedad de los nativos de la zona. Pero es posible caminar por los blanquecinos bordes entre las pozas y tomar fotos que parecen de otro planeta.

  • Dato curioso: Los indígenas que ocupan hace siglos esta región, le atribuyen al Kliluk milagrosas propiedades medicinales y de curación. De allí su nombre, que significa “lago sagrado”. Cuenta la leyenda que hace algunos siglos, durante las guerras entre dos tribus, acordaban pequeñas treguas para acceder al sus aguas a curar sus heridas.

9. Bahía de Fundy: Sólo para valientes

En la costa sur de New Brunswick, la bahía de Fundy ofrece un paisaje increíble combinado con
actividades acuáticas muy tentadoras. Sobre todo, considerando que estás en un lugar donde entran y salen 170 mil millones de toneladas de agua, dos veces por día. Pero en realidad, lo que hace famosa esta bahía es tener una de las mareas más altas del mundo, que pueden alcanzar los 20 metros de altura.
Un paisaje lleno de cambios y contrastes que, sin duda, está entre los mejores del país.

Qué ver en Canadá

Bahía de Fundy

Qué ver y hacer en la Bahía Fundy

Hopewell Rocks. Es el lugar más visitado de la bahía. Cuando la marea está baja, emergen gigantes formaciones rocosas y, dependiendo de tu suerte y la época del año, ¡hasta es posible ver una ballena franca!

Navegar. Hay cinco transbordadores que recorren esta bahía entre islas y rocas. Puedes comprar los tickets en el embarcadero.

Kayak entre rocas. Durante los meses de verano y por un precio aproximado de €45, podrás adentrarte entre esta curiosa geografía.

Surf extremo. Sólo con acercarte al lugar, verás decenas de surfistas de todo el  globo que se aventuran a estas furiosas olas. Allí mismo, alquilan tablas y guías.

  • Dato curioso: La bahía ha sido la seleccionada por los canadienses para participar como una de las siete maravillas de la naturaleza del mundo.
  • Tip: Si el bolsillo te lo permite, renta una cabaña en este lugar, respira el aire del océano y disfruta la gastronomía típica en alguno de los restaurantes costeros.

10. Dónde ver auroras boreales en Canadá: enamórate de las luces del norte

Dos aclaraciones antes de empezar. Primero, las auroras boreales son consideradas el espectáculo más majestuoso de la madre naturaleza y segundo, hay varios lugares de Canadá
donde puedes acceder a él.

Espectáculos de la naturaleza

Auroras boreales

Nunavut es uno de ellos y probablemente el mejor. Está en la Isla de Baffin, que aunque esté alejada y tenga un clima bastante inhóspito, promete a los espectadores las butacas más privilegiadas para el show.

En el noroeste canadiense, lugares como Yellowknife y en Tuktoyaktuk, permiten acampar en tiendas indias para disfrutar el momento en que el cielo se llena de luces de colores.

Manitoba, Quebec y los Parques Banff y Jasper, también son buenos puntos para presenciarlas.

Cuándo y cómo ver auroras boreales en Canadá:

Entre septiembre y marzo, es la temporada ideal para avistar una Aurora Boreal. Las noches largas, hacen más probable este fenómeno. Pero claro, también son los meses más fríos. Por lo tanto, te recomendamos extremar las
condiciones de abrigo y llevar mantas y termos de bebidas calientes, porque además, puede durar unos cuantos minutos o varias horas…y no querrás perderte una experiencia así por estar titiritando de frío.

  • Dato curioso: ¿Has escuchado algún otro espectáculo que se mantenga más de 4  mil años en cartelera? Pues este es uno. Porque el primer texto que describe una
    aurora boreal data del 2600 a.C. y es de origen chino.
  • Tip: Aunque te hemos recomendado la mejor temporada para verlas, debemos  advertirte que son impredecibles. Gracias al trabajo de los satélites, se puede saber  que en dos o tres días habrá una, pero siempre se trata de estimaciones y si no quieres arruinar tus expectativas, mantente informado con los lugareños: son quienes mejor te informarán al respecto.

11. Ver ballenas en Canadá: Los mejores puntos de avistamiento

El gigante norteamericano tiene diversas zonas donde llegas a ver muy de cerca a ballenas y belugas, dependiendo la época del año. Te recomendaremos los mejores y más populares lugares de avistamiento, así como las opciones para hacerlo.

Orca en el mar en Canadá

Actividad de avistamiento de ballenas

Isla de Terranova y Península del Labrador: Aquí podrás ver a estos mamíferos colosales en los meses de junio a agosto. Es la zona más oriental de Canadá y por  lo tanto, adonde llegaron los primeros exploradores europeos hace unos cuando siglos. Ya que te has animado a alcanzar este extremo del país, te recomendamos sumar una visita a la isla, que ofrece atracciones como el East Coast Trail (múltiples senderos para todas las condiciones físicas), el Parque Nacional Gros Morne (te hablaremos de él más adelante) o el pintoresco poblado de Bonavista, desde donde seguramente verás icebergs y ballenas.

Quebec: Muchos llegan a conocer la ciudad, que es una de las más turísticas e
importantes del país, sin saber que además tendrán la oportunidad de avistar ballenas, siempre y cuando el calendario señale los meses de mayo a octubre.

Desde el embarcadero parten naves turísticas, aunque también existe la opción de un acercamiento más aventurado en lancha o kayak. Todas estas opciones son algo más baratas que el crucero turístico, que vale algo más de €100, incluyendo el traslado.

Churchill: Si tu viaje es en los meses veraniegos y no te importa incluir un sitio bastante remoto en tu itinerario, tendrás la fascinante experiencia de ver las belugas del Océano Ártico o mejor aun… ¡snorkelear entre ellas! Además, es el sitio por excelencia de los osos polares (te lo contamos más abajo).

Tofino (Isla de Vancouver): Creemos que es de los mejores sitios para avistar a
estos preciosos mamíferos por dos razones. La primera, es que no se trata de un lugar remoto. La segunda, es la larga extensión de la temporada, ya que va de  marzo a finales de octubre. La isla se encuentra a una hora en barco de Vancouver, desde el puerto de Victoria (donde también te ofrecerán excursiones de 3 horas de duración para ver ballenas grises y orcas).

12. Churchill: La capital mundial de los osos polares

Si has tenido la suerte de ver un oso polar en algún zoológico, sabrás que no se compara con apreciarlos en su hábitat natural. Y claramente, ellos aman Churchill.

Dónde ver osos polares

Familia de osos polares

En verano, como te comentamos en el punto anterior, es un excelente punto para ver ballenas. Pero en el invierno, desde comienzos de octubre a mediados de noviembre, los osos polares son los protagonistas.

Cómo llegar a Churchill en Canadá

Debemos advertirte que si este es uno de tus sueños, no has elegido uno
económico. Se trata de una de las excursiones más costosas de Canadá. Pero los viajeros que lo han hecho, aseguran que es una de esas cosas que hay que sentir una  vez en la vida. Aunque existen tours organizados de un par de dísa que salen desde ciudades como Toronto o Calgary, estamos hablando de unos €2000, con todo incluido. La forma más sencilla y económica, es partir desde Winnipeg. Desde allí puedes tomar un tren (que cuesta unos €250 ida y vuelta)… ¡pero prepárate para dos  días de viaje!

Qué hacer en Churchill

Si se te ha cruzado la idea de ir a la búsqueda de los osos polares por tu
cuenta, no lo intentes. Es muy peligroso, sobre todo considerando que es la
temporada en la que buscan alimento.
La mejor opción es el “Tundra Buggy”, aunque también la más cara. Se trata de un enorme y seguro todoterreno que te permitirá ver osos polares, zorros y alguna otra  especie autóctona.

  • Precio: La excursión básica de un día en el Tundra Buggy vale unos €147 para adultos y €119 para menores de 12 años.

13. Parque Nacional Nahanni: el espíritu del noroeste canadiense

A esta altura, estarás pensando ¿cómo elegir entre tantos parques y bosques canadienses? No es una decisión fácil: todos tienen un encanto único. En el caso del Nahanni, son sus profundos cañones y las majestuosas cascadas. Pero también las grutas rocosas y la fauna típica del
medio alpino: lobos, osos grizzli, caribú y cabras montesas.

Se encuentra en el corazón de los llamados Territorios del Noroeste de Canadá y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1978. Su nombre, en lengua de los nativos que habitaban la región, significa: “espíritu”. Tal vez después de tu visita, nos cuentes por qué.

Cómo llegar al Parque Nacional de Nahanni

La única desventaja de este maravilloso espacio salvaje, es la imposibilidad de acceder por vías públicas. Deberás llegar a Yellowknife y desde allí  tomar un avión (1 hora) o autobús (5 horas y media). Podrás ver algunas opciones en esta página. Según indican en el sitio oficial del Parque, la gran mayoría de los visitantes llegan en un hidroavión alquilado desde Fort Simpson, Yellowknife, Muncho Lake en
British Columbia y Watson Lake, Yukon.

Los mejores parques naturales de Canadá

Parque Natural Nahanni

Qué hacer en el Parque Nacional de Nahanni

Aquí van algunas ideas que harán que el esfuerzo de viajar hasta el Parque,
haya valido completamente la pena: – Hacer trekking en sus cañones y montañas. Hay muchas rutas de senderismo con distintos grados de dificultad.

– Darte un baño en las aguas medicinales de las termas de Rabbitkettle.

– Tomarte un buen tiempo para disfrutar las Cascadas Virginia… ¡son más altas que  las del Niágara!

Agregar un poco de adrenalina con los paseos en canoa, kayak o rafting. ¿Te
animas?

  • Precio: Aquí tienes la tarifa del parque. Los menores de 17 años ¡entran gratis!
  • Tip: El lago Rabbitkettle y las cataratas de Virginia tienen personal desde el 1 de julio al 31 de agosto. Hay guardiaparque disponible las 24 horas entre el 15 de junio y el 15 de septiembre.

14. Isla de Toronto: Momento de playa

Si creías que Canadá era sólo bosques, montañas y lagos… ¡Sorpréndete con una buena tarde de playa en La Isla de Toronto! Y lo mejor, es que está muy cerca de la ciudad, a sólo 13  minutos en ferry.

Qué ver en Toronto

Parque Isla de Toronto

Se trata en realidad de un conjunto de 15 islas, que están conectadas por caminos y puentes, con lo cual puedes recorrer todo el territorio a pie o en bicicleta, para conocer cada rincón, ya que tiene sólo 5 kilómetros de longitud.

Cómo llegar a la Isla de Toronto

Los barcos a la isla salen de la terminal de ferry de Jack Layton a los pies
de Bay St. y Queen’s Quay. De mayo a septiembre, operan una frecuencia de 15
minutos aproximadamente y valen poco más de €5 ida y vuelta. Los opera la Ciudad de Toronto.

Qué hacer en la Isla de Toronto

Al clásico atractivo de cualquier playa, Toronto ha agregado una serie de
opciones de ocio y gastronomía que prometen un día de relax y diversión al turista. Algunas ideas:

Parque de atracciones de Centerville. Si vas con peques de 3 a 7 años, se
divertirán a lo grande. Hay un carrusel de caballos antiguos, una pequeña noria, un mini tren que recorre todo el parque, autos de choque, un minigolf y hasta paseos  en pony. También tiene una pequeña montaña rusa, que es la atracción más solicitada. La entrada cuesta €15 e incluye 25 boletos válidos en cualquiera de las atracciones. También hay pases familiares o de día, mucho más económicos.

– Tres playas ideales. En la isla encontrarás tres playas. Hanlan’s Point, es perfecta para adultos, ya que está permitido el nudismo, es menos multitudinaria y se  encuentra a sólo 10 minutos a pie de la llegada del ferry. Centre Island Beach, por su parte, se caracteriza por un clima más familiar. Se encuentra junto a los vestuarios y taquillas, muy cerca del muelle. Hay tienda de comida rápida, taquillas, alquiler de bicicletas y áreas de picnic. Por último, la playa de Ward’s Island está rodeada de prados llenos de flores silvestres, dunas de arena y es
accesible sillas de ruedas.

Hanlan’s Point, es la más occidental de las tres islas principales que conforman el Parque de la Isla de Toronto, la más “verde” y la menos concurrida. Además de su zona de playa, de la que te hablamos más arriba, cuenta con un campo de béisbol, sendero para bicicletas, bebederos, canchas de tenis y vóley, tiendas de comida rápida sitios de picinic y baños.

Lo más destacable: El Faro de Gibraltar. Es el símbolo más antiguo de Toronto, ya que funciona desde 1808. Con los años, la isla fue cambiando su fisonomía y el faro fue trasladado más lejos del agua. Ahora, puede verse su bonita construcción hexagonal  en medio de una tranquila pradera.

  • Dato curioso: Casi todos los faros tienen una leyenda y el de Gibraltar no es la excepción. Su primer guardián fue asesinado por dos soldados en Fort York, y se dice
    que su fantasma regresa cada verano a su antiguo hogar…
  • Mapa: Aquí tienes un mapa de la isla, con sus principales atracciones.

15. Parque Nacional Gros Morne: la joya de Newfoundland

Y no podíamos terminar esta lista sin otro Parque Nacional… ¡créenos que aún quedaron varios en el tintero!

Estamos ahora en la costa oeste de la isla de Terranova, en un área de más de 1800 kilómetros cuadrados que comprende parte de la Cordillera de montañas en el Golfo de San Lorenzo, tierras bajas costeras y una meseta alpina.

Los mejores parques naturales de Canadá

Parque Nacional Gros Morne

Encontrarás bastantes sitios arqueológicos, una abundante flora y fauna y muchas actividades
para sumergirte en este verdadero paraíso, donde también verás ciénagas, bosques y acantilados áridos. Su milenario paisaje fue forjado por continentes en colisión y glaciares. Y
como casi todos los parques canadienses, es un sitio declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Cómo llegar a Parque Nacional Gros Morne

¡Por agua! La empresa Marine Atlantic ofrece trasbordadores bien equipados durante todo el año conectando el norte de Sydney, Nueva Escocia y Port aux Basques, Terranova. El trayecto dura aproximadamente 6 horas.

Qué hacer en el Parque de Gros Morne

– Pasa la noche en el Parque. Luego de unas cuantas horas de viaje y para conocer al máximo el Gros Morne, es mejor quedarte por lo menos dos días. Puedes llevar tu propia tienda de campaña o alojarte en los confortables “Otentiks”, equipadas con cama, muebles y piso de madera elevado. Infórmate aquí.

Senderismo. Hay más de 100 km de senderos en el parque: fáciles, moderados y difíciles, con duraciones de 1 a 5 horas. Aquí está el menú de opciones, con su  duración y dificultad.

– Aprende y diviértete con un tour interpretativo. En los meses de verano y con temáticas muy interesantes, los tours interpretativos son una buena forma de
conocer a fondo las plantas, la geología y la historia del parque. ¡Perfectos para
hacerlos en familia!

– ¡Súbete a la bici! Aunque no hay senderos específicos para bicicletas, es posible  utilizar los 11 km de senderos para esquiar cerca del Centro de Visitantes. Además, al norte y al sur del Gros Morne, hay varios kilómetros de caminos forestales que  también son interesantes.

– Toma un pequeño crucero. Es sin dudas una de las mejores maneras de explorar la escena. A bordo del bote Western Brook Pond, contemplarás el fiordo encerrado por glaciares y cascadas. El precio ronda los €43 por adulto y dura 2 horas (más 45 minutos a pie para llegar al muelle de embarque)

  • Horarios y precios: La temporada de operaciones va de mediados de mayo a  mediados de octubre. En la temporada alta (de junio a septiembre), las instalaciones
    abren los 7 días de la semana de 8 a 20 horas. La entrada de un adulto ronda los €7, pero hay tarifas reducidas y varían con la temporada del año.

 

Sobre el autor

Cristina
Viajera de vocación y profesión, con estudios en la Diplomatura de Turismo, especializada en el asesoramiento y venta de viajes en agencias de viajes off-line y on-line, organizadora de las Tertulias Viajeras y sobre todo bloguera en Está en tu Mundo.

Tu comentario será el primero on "Qué ver en Canadá: Las mejores 15 maravillas naturales"

Deja un comentario

Tu email no se publicará


*