Qué ver en Frankurt, los rincones más emblemáticos de la ciudad

Frankfurt es una ciudad que mantiene el equilibrio perfecto entre modernidad y antigüedad, el ajetreo de una gran ciudad y la tranquilidad que transmiten su casco viejo y su río. Además tiene muchos establecimientos comerciales y así como opciones culturales, de hecho, es una de esas ciudades en las que no me importaría vivir.

Vista panorámica de Frankfurt, Alemania

Se considera la ciudad más internacional de Alemania, es la capital financiera del país y tiene una situación privilegiada en el eje de comunicaciones, que ha sido usado como centro de comercio desde el siglo XII, atrayendo gente de los países bálticos y del Mediterráneo.

Cómo llegar desde el aeropuerto a Frankfurt

Aeropuerto Internacional de Frankfurt 

El inmenso aeropuerto de Frankfurt está situado a 15 km. del centro, y la mejor forma de llegar es en tren de cercanías (S-Bahn) desde la Terminal 1, a la que podéis llegar con el servicio gratuito de trenes llamado Skyline, para luego tomar los trenes S8 o S9 hacia Hauptbahnhof, que paran en el mismo andén.

Hauptbahnhof en Fráncfor, Alemania

El precio del billete es de 4,10 € y os podréis usar tantos tramos de metro y autobús como sean necesarios para llegar a vuestro hotel sin pagar nada más.

Aeropuerto de Hahn

Si llegáis al aeropuerto de Hahn tendréis que armaros de paciencia, ya que al encontrarse a 120 km. de la ciudad, tardaréis casi 2 horas en llegar al centro.

Existen dos opciones para llegar al centro, el autobús de la compañía Bohr Omnibusse, que también para en el aeropuerto Internacional, con una frecuencia de entre 60 y 90 minutos y un amplio horario de 05.45 a 00.30 h., que os llevará a Hauptbahnhof por 12 € ; la segunda opción, es combinar el autobús de la compañía Terra Vision que llega hasta la población de Offenbach por 10€ sólo ida y 16€ de ida y vuelta, con el metro hasta el centro.

Qué ver en Frankfurt

An der Hauptwache

La zona más animada de la ciudad se encuentra en torno a la Hauptwache,una antigua estación de vigilancia, y en donde se encuentran la estación central, la cárcel famosa por haber tenido de prisionero a Goethe y la Iglesia de Santa Catalina o Katharinenkirche.

Fráncfort: Hauptwache

En contraposición los grandes y modernos rascacielos han hecho que le apodasen como Mainhatten, como por ejemplo, la sede del Commerzbank, obra de Norman Foster.

Römerberg

En el casco viejo nos sorprenderá El Roemer, un conjunto de casas burguesas de la época medieval, hoy en día ocupadas por las dependencias del Ayuntamiento. Justo en frente de esta plaza, veremos la Gerechtigkeitsbrunnen, es decir, la Fuente de la Justicia, de la que cuenta la historia que brotaba vino tinto y blanco durante la coronación de los Emperadores.

Roemer, conjunto medieval de Frankfurt, Alemania

Al sur de la plaza, se encuentra la Haus Wertheym, la única casa de estilo gótico que sobrevivió a los bombardeos de la II Guerra Mundial.

Paulskirche 

La iglesia de San Pablo está a tan sólo unos metros, y tiene un curiosa historia, ya que se construyó como una iglesia protestante en 1.749, y en 1.848 y 1.849 pasó a convertirse en la sede del Parlamento Alemán elegido públicamente.

Frankfurt: Paulskirche

Posteriormente, fue totalmente destruida durante la II Guerra Mundial, al igual que los edificios de la zona, pero la iglesia se restauró de forma prioritaria, puesto que era todo un símbolo de la libertad y democracia alemana, aunque por motivos económicos, no consiguieron que el interior se pareciera al original.

Kaiserdom o Catedral de Frankfurt

La catedral de Frankfurt fue construida entre los siglos XIV y XV, en estilo gótico, sobre los restos de una iglesia merovingia,y debe su nombre, Catedral del Imperio, a que varios emperadores alemanes fueron coronados aquí.

Kaiserdom, Frankfurt, Alemania

Además, si os animáis a subir unas cuantas escaleras, podréis obtener desde su torre unas preciosas panorámicas de la ciudad. La visita a la iglesia es gratuita, pero también alberga el Dommuseum, en el que tendréis que pagar entrada para ver los diferentes tesoros y hallazgos arqueólogicos que guarda.

Casa-museo Goethe

La casa-museo Goethe, donde nació y creció el autor, es digna de ver ya que en primer lugar el trabajo de restauración realizado es impresionante, y en segundo lugar, porque nos muestra pinturas y manuscritos del mayor poeta del país.

Casa-Museo Goethe, Fráncfort, Alemania

Museo de Ciencias Natural Senckenberg

Si queréis ver más museos, el Museo Científico más grande de Alemania también se encuentra en Frankfurt y muestra el desarrollo de las especies animales a lo largo de millones de años.

Museo Senckenberg, Frankfurt

Tabernas de la Calle Berger

Una vez entra la tarde, os recomiendo ir a la calle Berger, la cual os proporcionará un buen rato en sus tabernas, bares y restaurantes, el mejor sitio para disfrutar de la típica cerveza alemana.

Calle Berger en Frankfurt, Alemania

Frankfurt es una ciudad que no decepciona, más bien todo lo contrario, sorprende y transmite un equilibrio entre modernidad y tradición, que demuestra cómo una ciudad puede crecer y modernizarse conservando su encanto.

 

Sobre el autor

Cristina
Viajera de vocación y profesión, con estudios en la Diplomatura de Turismo, especializada en el asesoramiento y venta de viajes en agencias de viajes off-line y on-line, organizadora de las Tertulias Viajeras y sobre todo bloguera en Está en tu Mundo.

Tu comentario será el primero on "Qué ver en Frankurt, los rincones más emblemáticos de la ciudad"

Deja un comentario

Tu email no se publicará


*