Qué ver y hacer en Berlín: 15 ideas para preparar tu viaje

Visitar Berlín es como estar en la casa de ese amigo que lo ha visto todo y te lo quiere contar. La capital alemana ha tenido siglos de una historia intensa y dolorosa, pero también muchos capítulos de esplendor y un futuro prometedor. Ha sido sede fundamental del Reino Prusiano, ha visto llegar a Napoleón, tuvo unos “dorados años veinte”, desfiles de carrozas Nazis, dos guerras mundiales y un régimen comunista que separó a los ciudadanos levantando un Muro del que hoy solo quedan fragmentos.

Qué ver en Berlín

Puente sobre el río Spree

Y tantos capítulos tiene su historia que, a pesar de ser una ciudad de construcciones modernas y/o restauradas, es posible cruzarte con un pedacito de pasado en cada esquina.

Berlín ha sabido convertir sus cicatrices en espacios de información y concienciación, incluso de arte. Es una ciudad que revela secretos desde el subsuelo y sus escombros, hasta la cúspide acristalada de algunos edificios. Seis museos en una isla, el centro comercial más grande de Europa, una Estación de Trenes tan bella como moderna, el paisaje urbano perfilando el río Spree y bares y restaurantes que tientan con sus delicias típicas. Todo eso y mucho más, en la ciudad de los osos. ¡Willkommen!

Hemos preparado una lista de 15 cosas que harán inolvidable tu viaje a Berlín. Pero tú vivirás tu propia aventura. Porque lo único imprescindible, es llevarte experiencias.

Dos consejos antes de empezar:

  • Como el alemán no es para todos, te recomendamos un tour guiado gratuito en castellano. Son muy completos y el precio lo decides tú.
  • De acuerdo a tu plan de viaje, puede convenirte adquirir un abono de transporte por uno o siete días. Puedes ver las tarifas y comprar los billetes on-line, en las taquillas o las máquinas de las estaciones de metro y autobús.

Cómo llegar a la ciudad

Desde el aeropuerto: El Aeropuerto de Berlín-Schönefeld se encuentra a 24 kilómetros al sureste de la ciudad. Desde allí, la forma más rápida y económica de llegar al centro es tomar el tren Airport Express, que tiene una frecuencia cada 30 minutos y demora poco menos de media hora. Realiza varias paradas, pero si quieres llegar al centro, deberás bajarte en la Estación Central (Hauptbahnhof).

Desde la Estación Central: ¡Estás en pleno centro de Berlín! Podrás llegar caminando a varios sitios de interés e ir tachando el número 15 de nuestra lista de lugares imperdibles en Berlín.

Alquiler de coche: Si vas a realizar excursiones fuera de la ciudad, o simplemente necesitas un vehículo, comprueba los precios del alquiler de coches en Berlín aquí.

Qué ver en Berlín

1.- Puerta de Brandenburgo

“Mr. Gorbachev, open this gate. Mr. Gorbachev, tear down this wall”, dijo Ronald Reagan ante esta maravilla arquitectónica de 26 metros de altura. Aunque era ya la edificación más conocida de Berlín desde 1791, tras la caída del Muro, se ha convirtió en el icono de la reunificación alemana. Estás ante una puerta neoclásica que fue encargada por el Rey Frederick Wilhelm II en 1788. No te costará encontrar los detalles que manifiestan el hito en que se inspiró su diseño: la Acrópolis de Atenas.

Qué ver en Berlín

Puerta de Brandenburgo

Te recomendamos visitarla de noche para maravillarte con la iluminación ornamental, que destaca la belleza de esta construcción. Caminar bajo esta puerta, es la mejor y más significativa manera de comenzar a recorrer la ciudad.

2.- Monumento al Holocausto

En las cercanías de la Puerta de Brandenburgo, encontrarás el Monumento al Holocausto, formado por 2.711 bloques de hormigón de diferentes alturas, que rinden homenaje a los judíos exterminados durante el nazismo. De hecho, la traducción de su nombre alemán es “Monumento memorial a los judíos asesinados en Europa”.

Qué ver en Berlín

Monumento al Holocausto

Se construyó entre los años 2003 y 2005. Además de recorrer los bloques de la superficie, deberás sumergirte en el Centro de Información que se encuentra bajo suelo, donde podrás conocer un repaso de las políticas nazis, leer los testimonios de algunas personas antes, durante y después de la persecución y visitar una sala con sus paredes cubiertas con los nombres, año de nacimiento y muerte de las víctimas del holocausto (cuya lectura completa podría llevarte más de 6 años). Es realmente impresionante.

  • Horario: El monumento está siempre abierto. El Centro de información abre de martes a domingo de 10 a 20 horas (entre abril y septiembre) y de 10 a 19 horas (entre octubre y marzo).
  • Precio de la entrada: El acceso al monumento es gratuito, pero puedes adquirir una audio guía en castellano por € 3.
  • Un dato curioso: Aunque muchos se preguntan el significado del Monumento o el porqué del número de bloques de hormigón, lo cierto es que ni siquiera su creador, el arquitecto Peter Eisenman, quiso explicarlo.

3.- Muro de Berlín

Como sabrás, el Muro de Berlín se comenzó a construir en 1961 cuando Alemania Oriental cerró esa mitad de la ciudad para evitar que los habitantes huyeran a Alemania Occidental. Fue derribado en 1989, cuando sus 4 metros de altura se extendían a lo largo de 155 kilómetros con 293 torres de observación y 57 búnkeres. Actualmente, sólo quedan pequeños tramos cubiertos de grafitis y puedes aventurarte en su búsqueda por la ciudad. Muchos de ellos coinciden con otros lugares de interés (como los que están junto al Parlamento, al Centro de Prensa Internacional o cerca del Checkpoint Charlie), aunque en realidad son un emblema en sí mismos.

Qué ver en Berlín

Muro de Berlín en East Side Gallery

  • ¡No te lo pierdas! El tramo más largo y conocido en pie mide 1,4 kilómetros y se llama East Side Gallery: la galería de arte al aire libre más grande del mundo. Allí podrás ver el famoso beso de Erich Honecker y Leonid Brezhnev.

4.- Isla de los museos

Sí, en pleno centro de la ciudad y sobre las aguas del río Spree, Berlín tiene una isla llamada Spreeinsel. Pero no es cualquier isla: tiene la peculiaridad de alojar nada menos que seis interesantes museos en su zona norte: los Museos Antiguo y Nuevo, la Antigua Galería Nacional, el Museo del Pérgamo, el Museo Bode y la recién inaugurada, Galería James Simon.

Qué ver en Berlín

Isla de los Museos

¡Cada uno tiene su propio atractivo! El primero en llegar a la isla fue el Museo Antiguo, construido entre 1823 y 1830, que acoge una exposición permanente de arte y esculturas de la antigüedad clásica, incluyendo bustos del César y Cleopatra. En 1841, comenzó la construcción del Museo Nuevo, que hoy alberga piezas de referencia del Museo Egipcio, de la Colección de Papiros y el Museo de la Prehistoria y la Protohistoria. Su plato fuerte es el Busto de Nefertiti.

La siguiente en llegar, fue la Antigua Galería Nacional de Berlín, en 1876. Su arquitecto, Friedrich August Stüler, se inspiró en la Acrópolis de Atenas y su colección actual incluye obras de reconocidos artistas como Claude Monet, Édouard Manet, Auguste Renoir, Max Liebermann, Adolphe Menzel y Karl Blechen. Allí se encuentra el exponente más bello del arte prusiano: la escultura de las infantas Luisa y Federica de Prusia, de Johann Gottfried.
También encontramos el Museo Bode, construido en 1904 con un estilo neobarroco y lleva el nombre de su fundador Wilhelm Van Bode. Fue restaurado en el 2004 y alberga obras y esculturas desde el siglo XV al XIX.

El Museo del Pérgamo, por su parte, con el Altar de Pérgamo (retirado por restauración), la Puerta de Mileto, La Puerta de Ishtar y la Fachada Mushatta, es el más visitado no solo de la Isla, sino también de Berlín. Su colección de antigüedades clásicas, el Museo de Oriente Medio y el Museo de Arte Islámico, reciben millones de visitantes al año.

Y la última en llegar a la isla, hace apenas unos meses, fue la Galería James Simon. Blanca y radiante como una novia, aporta todo el modernismo que le faltaba a la isla. Se trata del edificio central de recepción para la Isla de los Museos y es obra de David Chipperfield Architects. Cuenta con un auditorio con capacidad para 300 personas y un espacio destinado a exposiciones temporales.

  • Horario: Todos los días de 10 a 18 horas (Jueves hasta las 20 horas)
  • Precio de la entrada: Las entradas de cada uno de los museos oscila entre los € 10 y los € 19. Si te interesa más de uno y dispones el tiempo necesario, es conveniente adquirir la entrada general por € 18 que te da acceso a casi todas las exposiciones por un día. En cualquier caso, el sitio oficial es el mejor lugar para comprarlas, donde además puedes reservar tu franja horaria en forma gratuita para evitar tiempos de espera. Y si todavía te parece poco, puedes conseguir el Museum Pass Berlin, válido por tres días en más de 30 museos, a € 29.

5.- Reichstag, el parlamento alemán

El Parlamento alemán es una de las visitas obligadas en Berlín. Además de ver la gran fachada neo-renacentista de este histórico edificio, lo más atractivo de esta visita es subir a la azotea y acceder a la gran cúpula de cristal diseñada por el arquitecto Norman Foster, desde allí podrás ver toda la zona institucional de la ciudad.

Y lo mejor de todo ¡es gratis!

Qué ver en Berlín

Parlamento alemán

  • Horario: Todos los días de 8 a 24 horas (última admisión 21.45 horas)
  • Precio: La entrada es gratuita pero es imprescindible registrar previamente tu visita en este sitio web. Con tu reserva en mano, accede a las casetas junto a la fachada para recibir la entrada y, si lo deseas, una audioguía (también gratuita y disponible en castellano).

6.- Catedral de Berlín y sus vistas

Entre la Isla de los Museos y el espacio que antes ocupaba el Palacio Imperial, se alza la majestuosa Catedral de Berlín con su característica cúpula de cobre de color verdoso.

Qué ver en Alemania

Catedral de Berlín

En el interior de la catedral, el imponente altar de mármol blanco y ónix amarillo, captará tu atención. En el sótano, la Cripta que aloja los sarcófagos de la dinastía de los Hohenzollern, reúne 90 tumbas de la familia imperial que documentan más de 500 años de cultura funeraria. Pero lo mejor está para los valientes que se animen a subir 270 peldaños hasta lo alto de la cúpula de la catedral, donde podrán disfrutar de unas preciosas vistas del centro de Berlín.

  • Un dato curioso: Como casi todos los edificios importantes de Berlín, un bombardeo de 1945, arrasó gran parte de la Catedral. La reconstrucción fue costosa y larga, ya que finalizó en el año 2002.
  • Horario: Desde abril hasta noviembre, de lunes a sábados de 9 a 20 horas; domingos y festivos de 12 a 20 horas. Desde octubre hasta marzo, de lunes a sábados 9 a 19 horas; domingos y festivos de 12 a 19 horas.
  • Precio: Adultos 7 €, con hasta tres menores de 18 años. Estudiantes, 5 €.

7.- Barrio antiguo Nikolaiviertel

Es difícil hablar de la Edad Media en una ciudad que quedó en ruinas durante el SXX. Sin embargo, su barrio más antiguo, aunque también se vio afectado por los estragos de la guerra, puede recorrerse y apreciarse gracias a varias reconstrucciones que intentaron devolverles su aspecto original.

Qué ver en Berlín en Alemania

Barrio Nikolaiviertel

Era el barrio de comerciantes y artesanos que nació en el siglo XIII. Hoy en día, está formado por un conjunto de callejuelas de adoquines y fachadas en colores pasteles, en torno a la Iglesia de San Nicolás. Hay tiendas muy coquetas y acogedores cafés, paradas irresistibles del recorrido.

Algunos lugares de interés del barrio son la Iglesia de San Nicolás (que da nombre al barrio y es la más antigua de la ciudad), la “Knoblauchhaus” (museo gratuito en la antigua casa una familia burguesa del XVIII), el “Ephraimpalais” (palacio del siglo XVIII que alberga un museo dedicado a exposiciones temporales de arte alemán) y el “Heinrich Zille Museum” (dedicado a la obra de este famoso dibujante berlinés).

8.- Topografía del Terror

Si el Monumento al Holocausto o los refugios subterráneos te han impresionado, espera a conocer las centrales del terror nacional-socialista donde funcionaban la policía secreta del estado, la dirección de las SS y la oficina central de la seguridad del imperio. Desde aquí se articuló la persecución y exterminio de los opositores políticos del sistema y se organizó el genocidio de millones de personas.

Qué ver en Berlín

Muro de Berlín en la Topografía del Terror

La exposición del centro de documentación cuenta todo lo que ha ocurrido en este siniestro lugar a través de 15 estaciones informativas y otra muestra que se realiza de primavera a otoño a lo largo de los restos del muro al descubierto de Niederkirchnerstraße.

Las fotografías y los textos son bastante escalofriantes, pero son una forma más de conocer datos históricos que fueron importantes no solo para la ciudad que visitas sino para el mundo entero.

  • Horario: Lunes a domingo de 10 a 20 horas.
  • Precio: Entrada y audioguía (en castellano), gratis.

9.- Museo y jardín botánico de Berlín-Dahlem

Lejos de estas movilizadoras experiencias y del bullicio de la ciudad, se encuentra un oasis de paz y tranquilidad, donde es posible caminar en solo unos minutos desde los Alpes hasta el Cáucaso, pasando por el Lejano Oriente y la selva tropical. Porque de todas estas regiones, el Jardín Botánico de Berlín, ha importado su maravillosa colección verde que se puede disfrutar con todos los sentidos.

Qué ver en Berlín

Jardín Botánico y Museo Dahlem

Tiene 20 mil clases de plantas distribuidas en 43 generosas hectáreas y 15 invernaderos. Pero si además de disfrutar un paseo relajante entre la variedad florar, deseas aprender un poco más sobre ella, puedes visitar el Museo de Observación (incluido en el precio de entrada al Jardín), que es único en su tipo en toda Europa y permite conocer detalles sobre los numerosos modelos del reino vegetal.

  • Un dato curioso: Este Jardín Botánico ha sido uno de los primeros en incorporar un recorrido sin barreras para personas con discapacidades y un “Jardín del olfato y el tacto” de 3000 m² para visitantes invidentes o en silla de ruedas.
  • Horario: Museo e invernaderos, de lunes de domingo de 9 a 19 horas. Jardín, de lunes a domingo de 9 a 20 horas.
  • Precio: La entrada al Museo y al Jardín cuesta 6 €, pero hay reducciones para familias y a partir de las 17 horas.

10.- Estación Central, una de las más bonitas de Europa

Berlín fue sede del Mundial de Fútbol en el 2006 y ese evento se tradujo en modificaciones y obras que beneficiaron a toda la ciudad. Una de ellas, fue la construcción de una moderna y elegante Estación de Trenes, que figura entre las cinco más bonitas de Europa.

Qué ver en Berlín

Estación Central de Berlín

Su techo abovedado en paneles de vidrio y solares, su fachada imponente y los avances futuristas de sus servicios, hacen que sea considerada también como un símbolo del progreso del viejo continente.

Además, está ubicada en pleno centro, cercana al Riechtag y la Isla de los Museos, por lo cual, aunque no hayas llegado en tren, podrás hacer un pequeño desvío para visitarla. ¡No te arrepentirás!

Qué hacer en Berlín

11.- De compras o no, en la Galería comercial Ku’damm KaDeWe

Popularmente conocidos como KaDeWe (por sus iniciales) estos grandes almacenes del oeste, dan lugar a la tienda más grande de Europa con siete pisos de lujo.

De compras por Berlín

KaDeWe

Encontrarás las marcas más prestigiosas del mundo, además de una amplia oferta gastronómica y de bebidas, que incluye una variedad de 3 mil vinos.

Más de 60 mil metros cuadrados, 180 mil visitantes diarios y 2 mil empleados. En KaDeWe, todo es grande. ¡Hasta los precios!

  • Un dato curioso: Es el tercer lugar de interés más visitado de Berlín, después del Parlamento y la Puerta de Brandemburgo.
  • Horarios: Lunes a jueves de 10 a 20 horas. Viernes de 10 a 21 horas. Sábados de 9.30 a 20 horas.

12.- Prueba los pretzel en su lugar de origen

Un pretzel es un tipo de galleta horneada y retorcida en forma de lazo, que es un sello distintivo de la gastronomía alemana. Su nombre proviene de la palabra Brezel en alemán, derivada del latín bracellus, que significa “brazo pequeño”.

Qué hacer en Alemania

Pretzel típico de Berlín

¡Cómo vas a irte de Berlín sin probar sus pretzels! Estos son los tres mejores sitios para hacerlo, según las reseñas de miles de viajeros:

  • Pratergarten (Kastanienallee 7-9). Un jardín cervecero para probar clásicos de la cocina alemana. Buen ambiente y precios accesibles.
  • Bar Brezel (Friesenstr. 2). Tanto para comerlos en el lugar o para llevarlos contigo, aquí están los pretzel de queso más recomendados por lugareños y turistas.
  • Domberger Brot-Werk (Essener Str. 11). El olor a pan horneado y la simpatía del staff atrapan a los comensales. Además tienen una buena variedad de pretzels dulces y salados para cualquier hora del día.

13.- Colecciona fotos con “el oso”

Hay más de 300 osos de tamaño natural y realizados en fibras de vidrio repartidos por todo Berlín. Cada uno está pintado de una forma muy original, así que es una bonita costumbre de los viajeros ir juntando fotos con todos los osos que se cruzan en el camino. ¡Puedes hacer un video con todas ellas al final de tu viaje!

Símbolo de Berlín

Buddy Bears

Los “Osos Buddy” que encontrarás a tu paso son creados y pintados individualmente por diferentes artistas desde el 2001 y se realizaron múltiples exposiciones con ellos. Pero no es un capricho decorativo, el círculo de United Buddy Bears tiene un lema que se basa en el conocimiento y tolerancia de culturas, conviviendo en paz y armonía. Ahora sí, ¿te tomas una foto con los osos?

  • Un dato curioso: Berlín siempre ha tenido una relación estrecha con este mamífero. En el escudo de la ciudad, en la bandera y hasta en las estatuillas que se entregan en el Festival Internacional de Cine de Berlín, el oso figura como símbolo indiscutido.

14.- Disfruta de un paseo en barco por el río Spree

Nada mejor que navegar las aguas del río Spree para obtener unas preciosas vistas de toda la ciudad. Los paseos en barcos turísticos no tienen precios exagerados y te muestran los edificios más representativos de Berlín desde otra perspectiva.

Qué hacer en Berlín

Cruceros por el río Spree

En su recorrido de una hora, podrás ver el Reichstag, la Isla de los Museos y la famosa Fernsehturm (torre de la comunicación) situada en la Alexanderplatz, entre otros muchos paisajes y edificios. Además, el barco tiene audioguías a bordo (también en castellano), así que podrás aprender y disfrutar al mismo tiempo. ¡Una travesía que no te puedes perder!

  • Dirección: Los barcos parten desde dos embarcaderos. Uno está en el barrio Nikolaiviertel (del que te hablaremos más adelante), frente a la Isla de los Museos. El otro en Friedrichstraße, junto al puente Weidendammer.
  • Horarios: Desde el embarcadero Nikolaiviertel, en enero y febrero las salidas son a las 11:00, 12:30, 14:00 y 15:30 horas. Entre marzo y noviembre, las salidas amplían sus frecuencias: 11:00, 12:00, 12:30, 13:30, 14:00, 15:00, 15:30 y 16:30 horas. Desde el embarcadero Friedrichstraße, entre abril y noviembre, parten cada media hora de 10:30 a 17:30 horas.
  • Precio de la entrada: Adultos 17 €. Niños de 4 a 16 años, 9,50 €. Menores de 4 años, gratis.

15.- Sumérgete en los túneles y búnkeres subterráneos

Bajo tierra, Berlín esconde otro pedazo de historia. “Berliner Unterwelten” es una asociación que desde 1991 organiza tours guiados para compartir parte de esa historia y ofrece cuatro recorridos: “Mundos en tinieblas” (enfocado en la protección antiaérea de la II Guerra Mundial), “De Torre de protección a Montaña de escombros” (ruinas de la antigua torre de defensa), “Búnkeres nucleares de la Guerra Fría” (refugios atómicos y defensa civil) y “Escapes bajo el Muro de Berlín” (túneles de fuga en el período del Muro de Berlín).

Qué ver en Berlín

Túneles subterráneos de Berlín

Sin duda, se trata de una experiencia conmovedora, que revela muchísimos datos poco conocidos sobre este tipo de refugios que, por cierto, sólo tenían capacidad para el 5% de la población de Berlín y daban una falsa sensación de seguridad ya que no había máscaras de oxígeno para todos.

  • Dirección: Berliner Unterwelten. Brunnenstraße 105 (Junto a la parada de metro Berlin-Gesundbrunnen)
  • Horario: Las visitas en castellano tienen varios horarios dependiendo que tour elijas. En general, están disponibles de 10:30 a 14:30.
  • Precio: Las entradas varían de 12 € a 15 € de acuerdo al recorrido elegido y se compran directamente en la oficina de Berliner Unterwelten. La visita dura entre 90 y 120 minutos.
  • ¡Tenlo en cuenta! Por razones de seguridad, no está permitido el acceso a menores de 7 años.

Si prefieres recorrer la ciudad y sus alrededores en coche, no te olvides de alquilar tu coche aquí. Si quieres seguir leyendo sobre Alemania, necesitas algunos consejos prácticos para preparar tu viaje, o vas de visita a otras ciudades como Frankfurt y sus rincones con más encanto, no dudes en seguir leyendo nuestros consejos.

Sobre el autor

Cristina
Viajera de vocación y profesión, con estudios en la Diplomatura de Turismo, especializada en el asesoramiento y venta de viajes en agencias de viajes off-line y on-line, organizadora de las Tertulias Viajeras y sobre todo bloguera en Está en tu Mundo.

Tu comentario será el primero on "Qué ver y hacer en Berlín: 15 ideas para preparar tu viaje"

Deja un comentario

Tu email no se publicará


*