El lugar más escalofriante que visitar en Azerbaiyán

Todo empezó a mediados de Abril de 2.007, cuando durante la reconstrucción de un estadio en las orillas del río, en la ciudad de Guba, Azerbaiyán, empezaron a descubrir restos humanos.

Fosa común en Quba, Azerbaiyán

A partir de este momento, un grupo de investigadores del Instituto Nacional de Ciencias, formaron una expedición arqueológica para poder descubrir los cadáveres sin ser dañados, con el fin de ser estudiados posteriormente.
Durante la excavación, en la que se exploraron más de 500m2, se encontraron huesos pertenecientes a más de 700 cuerpos, incluyendo unos 50 niños y 100 mujeres. Las cifras resultan escalofriantes, pero mucho más, lo es pensar en el momento en el que se llevó a cabo esta masacre.
La historia se remonta a 1.918 cuando el líder de los rusos bolcheviques, Vladimir Lenin, nombró al armenio Stephan Shaumiyan, comisario extraordinario del Caucáso, y le envío a Azerbaiyán; así, el día 3 de Marzo comenzó el masivo degollamiento de azarís. Exactamente 3 días duró la masacre, en la que se mataron civiles, niños, mujeres y ancianos indiscriminadamente. En los días posteriores se cavó un gran foso, en el que se podía apreciar como los cuerpos tenían amputados sus miembros: orejas, narices, genitales, etc. De hecho, los huesos encontrados tienen marcas de instrumentos afilados, y de haber sido matados ejerciendo una gran violencia. Los armenios arrasaron todo a su paso, llegando a destruir hasta 122 pueblos.
Yacimiento conmemorativo del Genocidio AzaríDe hecho, en 1998 se firmó un acuerdo en el que se marca el 31 de Marzo como el Día del Genocidio Azarí, y los restos están aquí preservados lo mejor posible, con el fin de que no se olviden sus muertos. También cuentan con un museo que apoyan al visitante dándole más información.
El gobierno del país está haciendo grandes esfuerzos por guardar este yacimiento conmemorativo, ya que se teme su desaparición debido a las crecidas del Río Gudyalchay. Los estudios realizados demuestran que el agua se aproxima a la fosa común entre 5 y 6 metros cada año, y que el suelo de la zona está bajo la amenaza de la erosión.
Cómo véis, la región de Quba nos asegura además de unos bonitos paisajes, la muestra de una impactante muestra de la historia del pueblo de Azerbaiyán.

Sobre el autor

Cristina
Viajera de vocación y profesión, con estudios en la Diplomatura de Turismo, especializada en el asesoramiento y venta de viajes en agencias de viajes off-line y on-line, organizadora de las Tertulias Viajeras y sobre todo bloguera en Está en tu Mundo.

Deja un comentario

Tu email no se publicará


*