Qué ver en Gante: los 10 imprescindibles de esta coqueta ciudad

Si quieres conocer una encantadora ciudad que conserve la belleza, los mitos y la historia de la Edad Media, así como las huellas de condes, reyes y monjes…. ¡Visita Gante!

Canales de Gante

Canales de Gante

Se trata de una pequeña ciudad medieval animada por un vibrante ambiente universitario, a tan sólo una hora y media de la encantadora ciudad de Brujas. Un fabuloso contraste de construcciones antiguas y vida joven al que vale la pena dedicarle, por lo menos, un par de días.

Es perfecta para una escapada de fin de semana y tiene actividades e intereses para todas las edades y gustos, y su tamaño hace que se puede recorrer a pie o en bicicleta, ya que las distancias son cortas.

Cómo moverse por Gante

Dos consejos antes de empezar: ¡Gante sobre ruedas! Te recomendamos que alquiles una bicicleta, porque es la mejor manera de moverte por la ciudad, además así puedes optimizar tu tiempo de viaje y a la vez, no perderte nada de los paisajes urbanos.

Gante en bicicleta

Gante en bicicleta

Cómo ahorrar dinero en tu visita a Gante

Tours gratis

En mi opinión, contratar un tour gratuito por Gante, es una forma inmejorable para tener un primer contacto con la ciudad y conocer su historia de la forma más económica.

Citycard Gent

Esta es una de las ciudades donde sí conviene utilizar la tarjeta de descuentos para turistas.

La Citycard Gent puede tener una duración de 48 horas (30 euros) o de 72 horas (35 euros). Te da acceso gratuito a prácticamente todos los sitios de interés, te permite subir gratis a todos los tranvías y autobuses del centro y tienes incluido un día de alquiler de bicicleta. Puedes comprarla en la oficina de información de Visit Gent, museos, hoteles y puntos de venta de la
compañía de transportes De Lijn. Aquí podrás descargar el plano y el plan para recorrer esta  ciudad de la mano de la CityCard.

Centro Histórico de Gante

Centro histórico de Gante

Cómo llegar a Gante

Si aterrizas en Bruselas, la preciosa capital belga, la mejor opción es el tren. Vale poco más de 9 euros y demora sólo 35 minutos.

También hay excursiones guiadas para conocer Brujas y Gante en un solo día, si no tienes mucho tiempo o el par de días que te recomendabámos dedicarle a esta joya menos conocida de Flandes.

Y ahora sí, los 10 imperdibles de Gante.

Qué ver en Gante

1. Torre del campanario de Belfort

Torre del campanario de Gante

Torre Belfort

  • Horarios: de 10 a 18 h. todos los días.
  • Precio de la entrada: 8€ – Gratis para menores de 19 años y con la Citycard.

Nos parece una excelente manera de comenzar tu viaje, porque verás prácticamente toda la ciudad en 360 grados. Casi como ver un mapa vivo del destino a descubrir.

Su construcción comenzó en 1313 y es una de las tres torres medievales que se elevan sobre el casco histórico. Esta fabulosa construcción lleva unos cuantos siglos mirando la vida de los ganteses desde sus 91 metros de altura y ha sido declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Se puede subir por escalera o ascensor a lo alto de la Torre para ver el esplendor de sus 40 campanas.

Consejo: Detente a contemplar el dragón dorado de la Torre. Tiene más de 650 años de historia, pesa 400 kilos y fue colocado como símbolo de protección.

Curiosidad: Muchos han sido los usos que se le han dado a la Torre. Sitio privilegiado para informar grandes noticias, dar la hora, servir de torre de vigilancia y hasta depósito de la tesorería.

2. Muelles Graslei y Korenlei

Has llegado a un punto neurálgico de la ciudad medieval. El tiempo no ha pasado para las fachadas intactas que miran los antiguos muelles urbanos, hoy convertidos en calles de un  irresistible atractivo turístico.

Garlei y Korenlei son el lugar perfecto para dar un paseo junto al río Lys, degustar una tradicional cerveza belga o relajarse en una de las coquetas terrazas, que ofrecen una surtida variedad gastronómica.

Consejo: Detente ver la fachada de Het Cooremetershuys y respira su historia. Actualmente, es una preciosa tienda de accesorios. Pero en la Edad Media era el sitio donde el funcionario de turno medía y examinaba el cereal.

Curiosidad: “Graslei” significa “calle de las hierbas y de las hortalizas” y Korenlei es “calle del trigo”. Esos eran los productos que se comercializaban en estos muelles  durante su época de oro.

3. Puente de San Miguel

Puente de San Miguel en Gante

Puente de San Miguel en Gante

Al igual que las personas, hay sitios que siempre salen bien en las fotos. El Puente de San Miguel es uno de ellos. Este romántico viaducto, es un óleo vivo que retrata el pasado y el presente de la ciudad. Desde aquí puedes ver casi todos los íconos de Gante: las tres torres
medievales, los muelles Graslei y Korenlei, el Castillo de los Condes y la Iglesia de San Miguel.

Consejo: Tras cruzar el puente, puedes visitar la Iglesia de San Miguel (que le da
nombre). Es un templo gótico que comenzó a construirse en 1440 y tardó más de cuatro siglos en completarse. Aunque soñaban con una torre de 134 metros de altura, sus escasos 24 no dejan de ser una preciosa obra arquitectónica digna de contemplar.

Curiosidad: Si has elegido la bicicleta como medio de transporte para recorrer
Gante, bajo el puente encontrarás un parking gratuito. Te parecerá curioso, pero pocos servicios son gratis en Gante. ¡Aprovéchalo!

4. Catedral de San Bavón

Catedral de San Bavón en Gante

Catedral de San Bavón en Gante

  • Horarios: de 8 a 18 h. de lunes a sábado.
  • Precio: Entrada gratis – 4€ Adoración del Cordero Místico con audioguía.

Cuando decimos que en Gante todo es historia, la Catedral no es una excepción. El majestuoso edificio se construyó sobre una iglesia del siglo X, que a su vez había sido ampliada y reformada al estilo románico en el siglo XII. Finalmente, en los siglos XV y XVI, esa Iglesia dedicada a San Juan recibe las abundancias de los buenos tiempos y se transforma en la
presuntuosa catedral de estilo gótico que podrás conocer hoy.

Esta catedral es famosa por ser el hogar de la famosa obra “La Adoración del Cordero Místico” (1432) de los hermanos Van Eyck. Se considera un icono del arte sacro y tiene 18 paneles de referencias bíblicas.

Curiosidad: Como todas las grandes obras de arte, “El Cordero Místico”, también esconde sus secretos. Entre las imágenes de sus paneles, encontrarás el retrato de  Joos Vijd y de su esposa Elisabeth Borluut, quienes en su tiempo hicieron generosas donaciones y administraron el clero.

Consejo: ¿Quieres un adelanto del tesoro de esta Catedral? Echa un vistazo.

5. Ayuntamiento de Gante

Ayuntamiento de Gante

Ayuntamiento de Gante

Al llegar al Ayuntamiento, verás un curioso edificio con dos caras, lo que le da una belleza artística singular, más allá de su función administrativa y política. Por un lado, se puede ver una fachada de estilo gótico flamígero (Hoogpoort) y por el otro (Botermarkt), un frente claramente renacentista con columnas inspiradas en los palacios italianos. Este contraste de estilos, alberga además otros atractivos arquitectónicos como su bóveda de madera y la Capilla Nupcial.

Entre sus 51 salas, las habitaciones más importantes son “La Sala de la Pacificación” (donde en 1576 se puso fin a las revueltas religiosas),”La sala del Arsenal” (donde se reunía el consejo del pueblo y más tarde fue un arsenal militar) y “La Sala del Trono” (donde se guarda el trono que usó José II en 1981 para inaugurar el Mercado del Viernes).

Ya ves que no estamos un Ayuntamiento más, ¿verdad?

Consejo: Puedes conocer todo el esplendor que aloja este edifico a través de una visita guiada. Salen todos los días desde la Oficina de Turismo.

Curiosidad: La sala de la Pacificación tiene un pavimento ajedrezado en forma de laberinto. Sus creadores eligieron este diseño para representar la búsqueda de la justicia y la felicidad.

6. Castillo de los Condes (Castillo de Gravensteen)

Castillo de los Condes en Gante

Castillo de los Condes en Gante

  • Horarios: de 10 a 18h. de abril a octubre y de 9 a 17 h. de octubre marzo.
  • Precio de la entrada: 10€ por adulto – 7,50€ mayores de 65 años – 6€ para jóvenes entre 19 y 25 años – Gratis con la CityCard y menores de 19 años.

Esta construcción sobre el río Lys, ha sido escenario de los más variados usos durante la Edad Media. Desde su construcción en el S IX, ha sido residencia de la nobleza (de ahí su nombre), Casa de la Moneda y hasta cárcel municipal. Ya de cara a la modernidad, en los siglos XVII y XVIII, se utilizó como sede de una importante fábrica textil. Tanta historia, dejó el edificio en muy malas condiciones y en el siglo XX fue reconstruido y comprado por el gobierno de la ciudad.

Y es así como hoy puedes visitar este fabuloso castillo lleno de historias y leyendas.

Consejo: ¡No te vayas del castillo sin subir a los torreones! Desde allí tendrás una  fabulosa vista panorámica de los tejados de Gante.

Curiosidad: El toque más macabro de tu visita, será la Sala de Torturas. Uno de los
hijos del último torturador del castillo, donó todos los instrumentos de trabajo de su padre y hoy puedes ver desde una guillotina con la hoja original, hasta herramientas para sujetar y golpear los dedos, pasando por camisas de fuerza, hierros para quemar la piel, etc…

7. Plaza de Korenmarkt

Antiguo edificio de correos en Korenmarkt

Antiguo edificio de correos en Korenmarkt

Estás en el corazón de Gante. Sus animadas terrazas y cafeterías, las bellas fachadas, viajeros de todo el mundo, estudiantes y la hospitalidad de los ganteses, son algunos de los ingredientes que convierten a este antiguo Mercado del Grano, en la plaza más viva de la ciudad.

Desde aquí podrás ver dos edificios que se imponen sobre el resto de los muchos edificios históricos: la oficina de correos (con su torre del reloj) y Iglesia de San Nicolás.

Consejo: Después de unos días en Gante, tal vez hayas notado que los precios de los restaurantes exceden tu presupuesto. Si es así, pero aun quieres comer en
Korenmarkt, visita Hema. El menú vale 5 euros más bebida y es una cadena muy
recomendada por los viajeros.

Curiosidad: Dicen, aunque no se sabe a ciencia cierta, que en esta Plaza abrió uno de los primeros hoteles de Europa, allá por 1228.

8. Casa de Alijn

Museos que ver en Gante: Casa Alijn

Museos que ver en Gante: Casa Alijn

  • Horarios: de 11 a 17h. de lunes a sábado y de 10 a 17 h. el domingo.
  • Precios: 5€ por adulto – 1€ para estudiantes – gratis para menores de 19 años.

Desde el 2010, este museo etnográfico retrata la cultura popular belga, a través de los objetos  más cotidianos de principios del S XX. Su objetivo es mostrar los bienes hereditarios de Flandes de una forma creativa y atractiva… ¡y vaya si lo logra!

La  historia del edificio, como todo en Gante, es ya de por sí digna de museo. Allí, en 1363, la  familia Alijn fundó un templo como sacrificio expiatorio tras una disputa de familias. Luego,
fundaron un hospital. Y durante el siglo XVI la casa adquirió su apariencia actual, con dieciséis viviendas rodeando el patio interior.

Podrás ver colecciones de juguetes, vajillas, recreaciones de casas típicas, objetos hogareños, herramientas y todo aquello que pinte las costumbres flamencas.

Consejo: La visita a la Casa de Alijn o “Museo de la vida” como les gusta llamarlo, es perfecta para quienes viajan con niños. Disfrutan revisar un baúl de disfraces, ver álbumes con fotos en blanco y negro o conocer los
juegos de antaño.

Curiosidad: Debido al tamaño de la colección del museo, solo una parte de ella se puede mostrar en las exposiciones. La mayor parte se guarda en el almacén del museo o en el archivo digital.

9. Museo de Gante (STAM)

Museos que ver en Gante: Museo STAM

Museos que ver en Gante: Museo STAM

  • Horarios: de 9 a 17h. de lunes a viernes y de 10 a 18h. los fines de semana.
  • Precio: 8€ por adulto – 6€ mayores de 65 años – 2 € estudiantes y gratis para menores de 19 años.

El pasado y el presente de esta joya de Flandes, se dan cita en el STAM el Bijlokesite. Un viaje en el tiempo desde su nacimiento hasta la actualidad, a través de distintas exposiciones,
pabellones temáticos y contenidos multimedia.

Después de más de 180 años de selección e intercambio entre los museos municipales, la colección STAM representa hoy todas las disciplinas artísticas, en más de 17 mil ítems.

Consejo: Si quieres un anticipo de lo mucho que verás, puedes visitar la digi-expo del Museo aquí.

Curiosidad: El Museo tiene unas enormes fotos aéreas y puedes caminar sobre ellas. Muchos viajeros dicen que es como estar volando sobre la ciudad en distintas épocas, desde 1534 hasta hoy.

10. Ruinas de la Abadía de San Bavón

Ruinas de la Abadía de San Bavón

Ruinas de la Abadía de San Bavón

Se trata de un monasterio en ruinas que nos deja adivinar un pasado largo y agitado, durante el cual fue derribada y erigida varias veces. La Abadía que hoy nos muestra sus restos, fue fundada en el siglo VII por Amando de Gante convertir a los habitantes al cristianismo. Su
esplendor llegó en el siglo XI, cuando se desarrolló y amplio, llegando a tener una iglesia abacial. De esa construcción, sólo verás una pared, ya que en 1540, Carlos V ordenó derribarla en represalia por la sublevación de la ciudad.

Pero los ganteses han sabido sacarle provecho a las ruinas. Donde se hallaba aquella iglesia primigenia han levantado verdes columnas que recuerdan la vieja construcción benedictina y un escenario a disposición del arte.

Es un espacio lleno de paz, nostalgia e historia. Perfecto para descansar y despedirte de Gante ¡Y que sea un hasta pronto!

Consejo: Las ruinas no abren permanentemente. Normalmente se la puede visitar de abril a noviembre, de viernes a domingo y de 14 a 17 horas. Pero vale la pena que consultes en la Oficina de Turismo si alguna visita guiada o apertura ocasional, coincide
con tu estadía en Gante.

Curiosidad: En un capítulo de su larga historia, fue una ciudadela que Carlos V dio  por llamar “Castillo de los españoles“. Se trataba del cuartel general en Gante para los  españoles llegados a Flandes. De hecho, la calle a la que miran las Ruinas de la Abadía, se llama “Spanjardstraat”, es decir, “Calle de los españoles”.

Sobre el autor

Cristina
Viajera de vocación y profesión, con estudios en la Diplomatura de Turismo, especializada en el asesoramiento y venta de viajes en agencias de viajes off-line y on-line, organizadora de las Tertulias Viajeras y sobre todo bloguera en Está en tu Mundo.

Deja un comentario

Tu email no se publicará


*