Excursiones desde Madrid: los 15 lugares que no te debes perder

Madrid es una ciudad fascinante, dinámica, multicultural, llena de vida y amable, y que a pesar del ajetreo típico de cualquier capital, sorprende con sus lugares más emblemáticos, pero además, tiene el privilegio de tener cerca ciudades cargadas de historia, pueblos llenos de encanto, y construcciones antiguas dignas de admirar. Por ello, hemos hecho un listado donde te recomendamos qué ver, qué comer y cómo llegar a los 15 sitios más fascinantes a un paso de la capital madrileña. ¿Te animas a una escapada inolvidable? ¡Allá vamos!

Qué ver cerca de Madrid: 15 destinos imprescindibles

1. Toledo

Vistas de Toledo a orillas del Tajo

Toledo a orillas del Tajo

Cuando la UNESCO declaró Patrimonio de la Humanidad a Toledo, hace casi 30 años, se vio obligada a aclarar que cualquier intento por inventariar su riqueza patrimonial “sería una apuesta injustificable e imposible de cumplir”. Y es que solo en el casco histórico hay 100 monumentos y 16 museos que intentan contarnos algún capítulo de su larga historia. Fue una ciudad celtíbera y romana, sede arzobispal, centro cultural durante la Edad Media, ciudad imperial del reinado de Carlos I y un semillero de reconocidos artistas durante los últimos siglos como El Greco, Garcilaso de la Vega, Cervantes y Lope de Vega. También es famosa por la convivencia – ahora pacífica – de las Tres Culturas: la judía, la cristiana y la musulmana, por ello hay monumentos a la fe por toda la ciudad. ¿Te imaginas cuánto hay por ver?

Puedes comenzar por su Catedral y subir a la “Campana Gorda” para llevarte una preciosa vista de la ciudad. Pasea por Zocodover y la calle Comercio, que son las arterias con más vida y no te pierdas el Alcázar de Toledo (Hoy Museo del Ejército). Asómbrate con el impresionante claustro gótico de la Iglesia de San Juan de los Reyes. Admira el Museo Sefardí (en la Sinagoga de Samuel ha Leví) y conoce la Mezquita del Cristo de la Luz.

Y si quieres comprar recuerdos de Toledo, llévate algunos de sus símbolos: mazapán, espadas o damasquinado.

  • ¡No te lo pierdas! Conoce la calle de Los Alfileritos. Cuenta la leyenda de un amor prohibido entre una bordadora y un soldado al que la Virgen de esa calle bendijo. Desde entonces la gente que se cansó de pedirle un novio a San Antonio, le echa un alfiler en su ermita pidiéndole que le conceda el amor verdadero.
  • Un consejo: Si vas con poco tiempo, te recomendamos algún tour guiado de día para conocer los edificios y la historia… ¡y de noche para conocer sus mil leyendas!
  • Otra recomendación: Al llegar te ofrecerán la pulsera de la ciudad que sirve para visitar cinco de sus monumentos históricos más importantes ¡Vale la pena!
  • Cómo llegar: Puedes alquilar un coche y tendrás poco más de una hora por la autopista A-42. El autobús es directo y demora aproximadamente el mismo tiempo (dependiendo el servicio escogido). ¡Hay hasta 72 servicios diarios!, por lo cual no tendrás inconveniente en conseguir uno. Se toma en Plaza Elíptica (Calle Vía Lusitana 105), vale alrededor de 5 €.

2. Ávila

Muralla de Ávila y torreones

Muralla de Ávila y torreones

Si algo ha hecho famosa a Ávila es su recinto amurallado urbano mejor conservado del mundo. Esta maravillosa ciudad está completamente abrazada por una imponente muralla defensiva de 2.516 metros con 87 torreones y 9 puertas. Aunque no se conoce con exactitud el origen de la primera construcción, se sabe que existía antes de la Edad Media de datación romana, pero se ha ido ampliando y modificando con el paso de los siglos y las distintas civilizaciones.

Los Cuatro Postes de Ávila

Los Cuatro Postes de Ávila

¡Pero hay mucho más que ver! Por empezar, puedes subir a “los 4 postes”, una construcción de más de 500 años de antigüedad desde la cual obtendrás las mejores vistas panorámicas de la ciudad. Para reconocer el estilo medieval de la ciudad deberás llegar a la Plaza del Mercado Chico, frente a la Catedral, donde verás el Ayuntamiento y otros edificios con sus preciosos soportales y torres. Pero si quieres llegar al punto más animado de la ciudad, lo encontrarás en la Plaza del Mercado Grande, perfecta para deleitarse con la gastronomía típica en sus bares y terrazas. Allí verás la puerta más grande de acceso a la zona amurallada (la Puerta del Alcázar), la Iglesia de San Pedro y una zona de soportales con tiendas.

También debes agregar a tu paseo por Ávila el Convento, la Catedral de San Salvador, el Museo de Santa Teresa y la Basílica de San Vicente, y por supuesto si viajas a finales de Septiembre, su impresionante mercado medieval. Descubre aquí todos los sitios para visitar en Ávila.

  • ¡No te lo pierdas! Déjate conquistar por el sabor de la ternera más famosa de España, con un buen chuletón, y de postre unas Yemas de Santa Teresa. Especial para amantes de lo dulce.
  • Un tip: Es posible subir y la muralla y recorrer 1.700 metros sobre ella. ¡200 mil personas por año se atreven! Se accede en Puerta Alcázar, Carnicerías, Arco del Carmen y Puente Adaja. El precio es de 5 €, o gratis los martes de 14 a 16 horas.
  • Cómo llegar: Si vas en coche, deberás conducir por las autopistas A-6 y AP-6, en un trayecto de una hora y 20 minutos. En transporte público, la opción más rápida y económica es la de Autobuses Jiménez Dorado (una hora, 15 minutos),y por supuesto, también puedes ir en tren.

3. Segovia + Real Sitio de San Ildefonso

Acueducto romano

Acueducto de Segovia

¡Aquí va el primer 2×1! La encantadora Segovia y el majestuoso Palacio de San Idelfonso, en una misma escapada desde Madrid.

Segovia es sin duda, otra de esas preciosas ciudades que nos regala Castilla y León, que resuena en los oídos de los viajeros por su acueducto del siglo II d.C. y el cochinillo, que es un referente gastronómico del país y vale la pena verla desde todos los ángulos. Puedes continuar con la Plaza de Azoguejo, que es el mejor punto de partida (allí también hay un puesto de información donde te brindarán un mapa). Llega a la Plaza de las Sirenas, con un aire a las plazas italianas de la Toscana y visita el Torreón de Lozoya. Tampoco puedes exceptuar en tu recorrido la Iglesia San Martín, la Judería y la Plaza Mayor. Y recuerda que junto la de Ávila y Lugo, la muralla de Segovia es una de las únicas tres murallas que quedan completas en España ¡no dejes de visitarla!

Por mucho que te cuente sobre el encanto de Segovia, te aseguro que la realidad supera ampliamente las expectativas, porque además de su acueducto de 15 km. de longitud para traer el agua del manantial de la Fuenfría, enamora con sus calles, edificios, monumentos y plazas que parecen sacadas de un cuadro, además de una historia cautivante y un sinfín de actividades entre las que te será difícil escoger.

A 10 kilómetros de Segovia, se encuentra el Real Sitio de San Idelfonso. Un conjunto histórico monumental que exhibe el esplendor monárquico del siglo XVIII. Los ornamentos de sus salas, la importancia de sus fuentes, esculturas y jardines, con más de 146 hectáreas entre bosques y zonas ajardinadas, un laberinto de estilo francés, y un gigantesco estanque de agua, hacen que la visita sea inolvidable. Y no te vayas de la granja sin probar su plato típico: ¡los judiones!

  • Cómo llegar: En coche será un viaje de una hora y 40 minutos por las autopistas A-6 y AP-61. Hay más de 30 salidas diarias de AV desde Chamartín a Segovia, el trayecto dura menos de media hora y puedes conseguir el billete a partir de 13 € con RENFE.
  • Un tip: Si no vas en coche y quieres llegar de Segovia a la Granja de San Idelfonso, la mejor opción son los autobuses de La Sepulvedana, que parten desde la Estación de autobuses de Segovia directo a La Granja, con 18 servicios diarios. Puedes comprar los billetes directamente en la Estación.
  • Si quieres visitar el Palacio Real de La Granja de San Ildefonso, aquí tienes los horarios y tarifas.

4. El Escorial + El Valle de los Caídos

Real Sitio de El Escorial

Real Sitio de El Escorial

¡Otro 2×1! San Lorenzo de El Escorial es un municipio de la Comunidad de Madrid, a solo 47 kilómetros de la gran urbe. Allí, a finales del siglo XVI Felipe II construyó el Monasterio de El Escorial y el Real Sitio del mismo nombre. Ambos fueron declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco el día 2 de noviembre de 1984 y son uno de los principales atractivos turísticos en los alrededores madrileños.

Cuando visites el Monasterio, estarás en uno de los principales monumentos de estilo herreriano de España, con 16 patios, 88 fuentes, 13 oratorios, 15 claustros, 86 escaleras, nueve torres y 4000 habitaciones. El recorrido comienza por las estancias conocidas como Palacio de los Borbones, sigue por el Palacio de los Austrias (que fue utilizada como residencia real), el Museo de Pinturas, las Salas Capitulares (en cuyo diseño participó el mismísimo Velázquez), el impresionante Panteón de Reyes, la Biblioteca que tiene más de 40 mil volúmenes e incunables y el Patio de Reyes y Basílica monasterio El Escorial. Es difícil resumir el recorrido, pero “majestuosidad” es una palabra que bien lo define.

Valle de los Caídos

Valle de los Caídos

A sólo 14 kilómetros de esta esplendorosa obra de la arquitectura y el arte, se encuentra el Valle de los Caídos. Así se conoce al conjunto formado por una basílica, una abadía y una cruz monumental de 150 m. de alto, construido entre 1.940 y 1.958. Al monumento se accede desde la explanada frontal y desde allí a una nave de 18 metros de ancho en cuyo final, encontrarás ocho esculturas que homenajean a los caídos en la guerra civil española. Vale la pena una visita guiada para conocer todos los detalles de esta obra cargada de historia.

  • Un dato curioso: Desde el siglo XVI, el Monasterio del Escorial ha sido calificado nada más y nada menos que como la octava maravilla del mundo. ¿Te lo vas a perder?
  • Un tip: Descarga en tu móvil en forma gratuita la App “Monasterio de El Escorial”. Está disponible en seis idiomas, contiene dos recorridos, explicaciones y contenido audiovisual.
  • Cómo llegar: En transporte público, podrás tomar la línea de tren de Cercanías C8A en la Estación de Chamartín (frecuencia cada hora y duración 50 minutos) o los autobuses 661 o 664 desde el Intercambiador de Moncloa (frecuencia cada 15 o 20 minutos, duración 55 minutos). En automóvil, tienes una hora de viaje por A6.
  • Horarios y precios: Aquí te dejamos los enlaces para que conozcas los horarios de apertura, las tarifas y otros detalles tanto de El Escorial como del Valle de los Caídos.

5. Patones de Arriba

Calle de Patones de Arriba

Calle de Patones de Arriba

Patones de Arriba es una de esas escapadas imprescindibles cerca de Madrid, un pueblo que aunque ya estaba habitado en la Edad de Piedra hace 30.000 años como demuestran los grabados de la Cueva del Reguerillo, fue abandonado hace unas décadas por los vecinos que poco a poco se mudaron a Patones de Abajo. Hoy en día, con sólo 20 habitantes dedicados a la restauración y al arte, este pueblo de postal es uno de los más fotografiados de España. La mayoría de los vecinos fueron por un fin de semana y se quedaron a vivir, y la verdad, no es difícil entender por qué.

En tu visita a este pueblo declarado Bien de Interés Cultural y uno de los representantes de la “Arquitectura negra” del norte de Madrid y Guadalajara, caracterizada por construcciones rurales que emplean la pizarra, material muy abundante en la zona, podrás ver la Iglesia de San José (donde funciona un Centro de Interpretación que te permitirá realizar un recorrido por la historia y las tradiciones de Patones), el Acueducto del Canal de Isabel II, la Ermita de la Virgen de la Oliva y el yacimiento arqueológico del castro Dehesa de la Oliva (de origen prerromano).

Este apacible pueblo es perfecto para un día de caminata, relajarse, probar una rica gastronomía y tener buenas charlas con los vecinos del lugar, que son famosos por su amabilidad y hospitalidad. Más información sobre Patones aquí.

  • Cómo llegar: En coche, son unos 70 kilómetros desde Madrid por la A1. Ten en cuenta que al pueblo no se puede acceder en automóvil (solo está permitido para los residentes). En autobús, puedes tomar las líneas 197 0 193 en Plaza de Castilla, pero la parada está en “Patones de Abajo”, ¡así que toca subir andando!

6. Buitrago del Lozoya

Buitrago del Lozoya

Buitrago del Lozoya

A los pies de la sierra de Guadarrama, se encuentra este precioso pueblo amurallado cuya silueta la dibuja un río homónimo creando un foso natural, dotando a Buitrago del Lozoya de tanto encanto que le convierten en una de las excursiones cerca de Madrid que hacer alguna vez en la vida.

Lo más representativo de la localidad, además de sus vistas y paisajes, es la muralla, a la cual se puede acceder y visitar un pequeño museo al aire libre de armas medievales, seguido del Castillo, una construcción de estilo gótico-múdejar del siglo XV con siete torres, el Museo Picasso, con una importante colección con más de 70 obras del pintor, entre carteles, litografías o utensilios coleccionados por su amigo Eugenio Arias, la Torre del Campanario y sin duda, la Iglesia de Santa María del siglo XIV, por la que yo personalmente, siento verdadera debilidad.

No te vayas sin pasar por la Plaza de la Constitución, donde se encuentran gran parte de los restaurantes y bares del pueblo, donde entonar el cuerpo con la rica gastronomía de la Sierra Norte de Madrid.

Sigue leyendo sobre Buitrago de Lozoya y los encantadores rincones que debes visitar aquí.

  • ¡No te lo pierdas! Realiza un paseo junto al río por la calle Coracha o sube a lo alto de la muralla para ver todas las azoteas del pueblo.
  • Cómo llegar: El viaje en coche lleva poco menos de una hora por A-1. En autobús vas a tardar poco más de hora y media, tomando la línea 191 en Plaza de Castilla.

7. Chinchón

Terrazas veraniegas en la Plaza de Chinchón

Terrazas veraniegas en la Plaza de Chinchón

Chinchón es un lugar maravilloso, tanto que esta considerado como uno de los pueblos más bonitos de España, con un centro histórico declarado Conjunto Histórico Artístico desde 1.974, una rica gastronomía, y multitud de rincones llenos de historias que hacen que la visita merezca mucho la pena.

El corazón de la localidad es su Plaza Mayor, una preciosidad de origen medieval, exactamente del siglo XV, con fachadas blancas, soportales y 234 balcones, que han sido testigos de innumerables hechos históricos, como la proclamación del rey Felipe V en 1.706, y actualmente también sirve como una plaza de toros durante las fiestas. Hoy en día, además de la Oficina de Turismo, se encuentran aquí varios restaurantes con terraza en los que disfrutar sus platos más típicos.

¡Y seguimos recorriendo Chinchón! Puedes comenzar con la Casa de la Cadena y el Convento de los Agustinos, para llegar a la Torre del Reloj que era parte de la antigua Iglesia de Nuestra Señora de Gracia, derribada durante la Guerra de la Independencia. Hay un dicho entre los habitantes: “Chinchón tiene una torre sin iglesia y una iglesia sin torre”. Otro de los imprescindibles de la visita, es la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, una magnífica construcción que data de 1534 y que guarda en su interior un lienzo de Francisco de Goya: La Asunción de la Virgen (1.812).

También puedes visitar el Teatro Lope de Vega, de 1.891, cuyo nombre honra al poeta que aquí escribió su comedia “El Blasón de los Chaves de Villalba”. Y por supuesto, no puedes dejar de conocer el Castillo de los Condes de Chinchón, que a lo largo de su historia ha servido de cuartel para las tropas del Archiduque Carlos de Austria, almacén y hasta fábrica de licores. Lamentablemente, no se puede acceder al interior, ya que actualmente es propiedad privada.

Consulta aquí todo lo que hay que ver y hacer en Chinchón.

  • Un tip: Si vas sólo por un día y ese día es domingo, aprovecha las visitas guiadas que parten a las 10 de la mañana de la Oficina de Turismo y valen 5 €.
  • Cómo llegar: En coche, llegarás en menos de una hora por A-3 y Carretera de Madrid/M-311. Los autobuses de la línea 337 de La Veloz, parten desde la Plaza Conde Casal.

8. Aranjuez

Palacio Real de Aranjuez

Palacio Real de Aranjuez

El Real Sitio y Villa de Aranjuez ha sido ciudad de reyes y nobles y actualmente es un precioso destino turístico para llegar en una escapada desde Madrid o prolongar estadía, porque tiene mucho que ver. Su belleza se presta para una caminata inolvidable y paseos naturales, aunque si decides moverte en transporte público, la ciudad está muy bien conectada.

Como todo sitio real, alberga lo más refinado de la jardinería, la arquitectura y la decoración. En el reinado de Carlos III, esta ciudad fue un modelo a seguir por muchas otras, se levantaron el Teatro, el Hospital de San Pascual y las Bodegas del Real Cortijo.

El plato fuerte de este destino es su Palacio Real, de estilo renacentista con influencia francesa, con una imponente fachada y lujosa decoración ¡tiene una habitación entera de porcelana! En los terrenos adyacentes, hallarás preciosos jardines ornamentales.

Otro de sus grandes atractivos es la Casa del Labrador, un palacete ubicado en un extremo de los Jardines del Príncipe, que tiene salones de baile, de billar y habitaciones dignas de admiración.

Además de sus preciosos palacios y jardines, Aranjuez invita al piragüismo y otros deportes acuáticos en el Río Tajo. ¿Preparado para la aventura?

  • Un tip: Si quieres visitar el Palacio Real, conviene que compres con antelación tu entrada. Ten en cuenta que abre de 10 a 18 horas en invierno y hasta las 20 horas en verano. La entrada básica cuesta 9 € (hay descuentos) y puedes comprarla aquí.
  • Cómo llegar: En automóvil, cuesta un poco más de una hora por la A-4. En transporte público, tienes dos opciones, tomar el tren de Cercanías desde Atocha con dirección Aranjuez, un trayecto de unos 45 minutos, o el autobús desde la Estación Sur de Méndez Álvaro.

9. Alcalá de Henares

Plaza de Cervantes en Alcalá de Henares

Plaza de Cervantes en Alcalá de Henares

Conocer una ciudad tan bella y llena de historia como Alcalá en un día, no es fácil. Pero en este articulo con nuestros consejos, no te perderás nada.

El edificio más emblemático de la ciudad es el Colegio de San Ildefonso, fundado en 1499, originariamente fue una sobria edificación de madera, ladrillo y yeso, pero la obra monumental que conocemos hoy fue construida entre 1537 y 1553 por Rodrigo Gil de Hontañón. Las fachadas, columnas y elegante decoración, en la que trabajaron algunos de los mejores entalladores de Castilla, la visten de un atractivo muy peculiar.

¡Pero no hemos venido solo por el Palacio! Habrá que visitar también la Plaza de Cervantes (homenaje al gran genio que nació y vivió sus primeros años en Alcalá de Henares), el Corral de Comedias (uno de los más antiguos de Europa, que ha sido coliseo, teatro romántico y sala de cine) y la Casa Natal de Cervantes, cuya visita es gratuita y no te costará encontrarla: en el banco frente a la casa, conversan las esculturas de Sancho y Don Quijote.

Por último, no dejes de conocer el Palacio Arzobispal y las Almendras de las Clarisas. También es conveniente que veas la agenda de la ciudad antes de tu visita, ya que tiene una animada vida cultural. ¡Y no te vayas de Alcalá sin probar sus rosquillas!

  • Un dato curioso: ¿Sabías que en el Palacio Arzobispal de Alcalá se llevó a cabo la primera entrevista entre Isabel la Católica y Cristóbal Colón antes de partir hacia las Américas?
  • Un tip: Te recomendamos una visita guiada en el Colegio de San Idelfonso. Cuesta 4 € y ¡vale la pena! Ya que aunque los patios son gratuitos, con esta visita accederás al Paraninfo y la Capilla de San Ildefonso, que te deslumbrarán.
  • Cómo llegar: En poco más de 50 minutos por la R-3 en automóvil o en 30-35 minutos en los trenes que parten desde Chamartín (Cercanías o Regionales), cada diez minutos tendrás un opción de partida.

10. Villa Real de Navalcarnero

Plaza de Segovia en Navalcarnero

Plaza de Segovia en Navalcarnero

Este pueblo mágico que cuenta 500 años de historia seduce por sus antiguos edificios bien conservados, la belleza de sus paisajes, un interesante patrimonio artístico que muestra su más puro estilo de pueblo castellano… ¡Y el sabor característico de sus guisos!

Sus dos mayores atractivos se concentran en la Plaza de Segovia y la iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, originaria del  siglo XVI. Las callejuelas y caminos están abrazados por los típicos edificios de tres alturas porticados y balcones de madera, como es el caso de la Casa Consistorial.

Varias ermitas y humilladeros se cruzaran en tu paseo por Navalcarnero, cuya mayoría de remontan al siglo XVII. Entre ellas, se destacan la ermita de San Roque y la ermita de la Veracruz, que exhibe una pequeña colección de frescos.

Y no te pierdas el Museo del Vino, que rinde homenaje a la actividad vitivinícola con una bodega originaria del siglo XIX y una cueva con exposiciones temáticas centradas en la historia de los vinos de Navalcarnero, el proceso de elaboración, las bodegas locales y sus vinos y una experiencia final: “El vino a través de los cinco sentidos”

  • ¡No te lo pierdas! Los asados de cordero y los platos con piezas de caza menor son típicos de la zona, que se guisan con los mejores garbanzos, similar al cocido madrileño. Deliciosos.
  • Importante. Este verano el Museo del Vino ha permanecido cerrado temporalmente. Si quieres asegurarte de su fecha de apertura y cualquier otra información, puedes llamar al 918101141.
  • Cómo llegar: En coche, 35 minutos por A-5. En autobús, deberás tomar la línea 528 desde el Intercambiador de Príncipe Pío y llegarás en 45 minutos.

11. Cercedilla

Cercedilla desde un mirador

Cercedilla desde un mirador

Este es otro precioso municipio al pie de la sierra de Guadarrama, a unos 1100 metros sobre el nivel del mar.

Esta animada villa muestra su centro en la Plaza Mayor y desde allí podrás acceder a edificios con gran belleza y larga historia como el antiguo matadero (hoy Centro Cultural Luis Rosales) o el que ocupa la sala Joaquín Sorolla, ambos con más de un siglo de vida.

El edificio más importante de Cercedilla es la iglesia de San Sebastián, en el casco antiguo. Se empezó a construir en el siglo XIII, cuya zona inferior de la torre, la pila de gajos de la capilla bautismal, el retablo central y el pórtico cubierto de arcos rebajados, son un deleite para cualquier visitante. Otros edificios religiosos de interés son la iglesia de Nuestra Señora del Carmen y la ermita de Santa María.

Y si quieres un poco de verde, estás a un paso de una maravilla natural: el valle de la Fuenfría, en pleno Parque regional de la cuenca alta del Manzanares, al noroeste de la sierra de Guadarrama. Hay una serie de sendas guiadas que te llevarán por bellísimos paisajes para hacer senderismo y hasta zonas con piscinas naturales de las Barceas en las Dehesas de Cercedilla.

  • Un tip: Si quieres adentrarte en la belleza del valle y la sierra, puedes tomar el “Tren de la Naturaleza”, un paseo en ferrocarril entre Cercedilla y el puerto de Cotos.
  • Cómo llegar: En automóvil, el viaje dura una hora y 15 minutos por M-607. Los trenes, tanto desde Moncloa como Chamartín, tienen varias frecuencias diarias y llegarás un poco más rápido.

12. Manzanares El Real

Castillo de Manzanares el Real

Castillo de Manzanares el Real

A menos de una hora de Madrid, con 8500 habitantes y orígenes prehistóricos, Manzanares El Real, espera a los visitantes con una interesante variedad de atractivos turísticos.

Su postal más típica es el Castillo de los Mendoza (Castillo nuevo de Manzanares el Real), que se ufana de ser el mejor conservado de la época medieval de Madrid y consta de cuatro torres en sus vértices, grandes ventanales de arco de medio punto y un Museo de los Castillos Españoles en su interior.

Si te animas a las cuestas y el senderismo, te espera un paisaje rocoso único: La Pedriza (que forma parte del Parque nacional de la Sierra de Guadarrama). Otra opción seductora para los amantes de las caminatas es la ruta a la Ermita de Nuestra Señora de la Peña Sacra, unos 6 km (ida y vuelta) que forma parte del Camino de Santiago de Madrid (y en la ermita hay un albergue en el que se puede dormir).

Y para irte con la panza llena y el corazón contento, prueba las patatas en caldero con cabrito y el conejo en escabeche, que hacen famosa la gastronomía de Manzanares.

  • Un tip: Te recomendamos la visita al Castillo de los Mendoza y, en especial, la teatralizada. Aquí tienes los precios y horarios.
  • Cómo llegar: En coche, el viaje dura una hora desde el centro de Madrid por M-607. En transporte público, la duración es la misma y tienes varias opciones diarias tanto desde Moncloa como Chamartín y puedes comprar los billetes directamente desde la estación.

13. Navacerrada

Navacerrada - Esquí en la Bola del mundo

Navacerrada – Esquí en la Bola del mundo

Este encantador pueblo tiene una larga tradición de turismo de fin de semana, triplica su población en verano y se llena en los fines de semana invernales. ¿Por qué? Por la belleza de su casco urbano, la amabilidad de sus habitantes y su cercanía a los paisajes de la Sierra (incluye algunas de las montañas más altas del Sistema Central, como La Bola del Mundo y La Maliciosa) y las pistas de esquí.

Aprovechando su atractivo para el fin de semana, todos los domingos se monta un concurrido mercadillo de antigüedades y los bares y terrazas se animan con un ambiente acogedor.

Algunas rutas de Navacerrada que puedes conocer, son la senda de los almorchones, el embalse (con unas panorámicas inolvidables) y el sendero del Valle de la Barranca. Por supuesto, si te gustan los deportes de invierno, no dejes de aprovechar los sitios de escalada y pistas de esquí en la nieve.

  • ¡No te lo pierdas! Los primeros domingos de cada mes se celebra una exposición de coches antiguos que atrae a cientos de viajeros.
  • Cómo llegar: Desde el centro de Madrid, te llevará poco más de una hora en coche por A-6. Recuerda que puedes alquilar un coche aquí. En tren, desde la Estación de Chamartín, puedes tomar el Cercanías hasta Cercedilla (C-8b) y luego el Tren de Cotos (C-9) hasta el Puerto de Navacerrada.

14. Sepúlveda

Vista de Sepúlveda

Vista de Sepúlveda

Este histórico pueblo segoviano, cuyos orígenes se remontan a la época romana y en su esplendor medieval llegó a tener 15 iglesias, atrae por sus antiguas construcciones religiosas, algunas casas palaciegas, los restos de su muralla y la cercanía de Sepulveda al Parque de las Hoces del Duratón.

No podemos empezar el recorrido sino por su Plaza Mayor, con la fachada del antiguo castillo y, de fondo, la Iglesia del Salvador, una de las cinco románicas que aún se mantienen en pie (donde actualmente se encuentra la Casa del Parque de las Hoces del Duratón y te pueden brindar información para visitarlo). También aquí verás la Prisión del Concejo, que muestra una reproducción de las cárceles medievales, permitiendo conocer la historia de este tipo de lugares.

El castillo, fuera de las murallas de la villa, es uno de los lados de la Plaza Mayor y soporta el Reloj de la Plaza, donde se realizan exposiciones culturales y se lanza el Chupinazo de las Fiestas de Toros. Las murallas se pueden seguir en algunas zonas, como en el tramo llamado Trascastillo, (recientemente restaurado) y en la zona del Postiguillo.

Como te mencionamos, fue sede de 15 iglesias durante el medioevo, muchas de las cuales pueden verse aún. Entre ellas, se destacan la mencionada Iglesia del Salvador, la Iglesia de Los Santos Justo y Pastor (actual sede de El Museo de los Fueros y declarada Monumento Nacional en 1931) y la Iglesia de Santiago.

  • Un dato curioso: Sepúlveda fue declarada Conjunto Histórico-Artístico en 1951 y uno de los pueblos más bonitos de España en el 2016.
  • Cómo llegar: Desde Madrid, son dos horas en automóvil por la A-6. En autobús, las salidas son los días viernes a las 16:30, domingos a las 16:50 y jueves a las 7:30, todas desde Avenida de América. El viaje lleva cerca de tres horas, por lo que te recomendamos reservar al menos dos días para conocer Sepúlveda y sus alrededores.

15. Parque Natural Hoces de Duratón

Las Hoces del Duratón en Sepulveda

Las Hoces del Duratón en Sepulveda

Tanto si has llegado a Sepúlveda o te interesa conocerlo exclusivamente, el Parque Natural Hoces de Duratón bien vale una escapada desde Madrid. Una mezcla de desfiladeros, frondosa vegetación y cuevas que te cautivará desde el primer paso.

Se trata de un río que nace en la Comunidad de Madrid tras caer 40 metros de altura desde la chorrera de los Litueros y va pintando paisajes asombrosos en su recorrido de 25 kilómetros, con desfiladeros que llegan a 100 metros de altura. El Parque Natural que lo abraza es famoso por su riqueza ornitológica, asique si eres amante de las aves, podrás ver el buitre leonado, alimoches, halcones y águilas reales.

El punto más visitado del Parque es la Ermita de San Frutos, que además de tener unas vistas de postal, se ha hecho famosa por ser el escenario donde se rodó la tercera temporada de la Casa de Papel, pero no te preocupes, no te diremos qué ocurrió J. El Mirador Oeste de esta Ermita, también es muy visitado y desde allí puedes acceder a la bajada para tomar un tour de piraguas (dependiendo la época del año). Sin embargo, el Mirador más recomendado del Parque es el del Monasterio de Nuestra Señora de los Ángeles de la Hoz, aunque su acceso es solo para valientes y hay que estar en buena condición física.

Con menor dificultad pero igual belleza, está la opción del Sendero de la Molinilla, que comienza en el parking de acceso a la cueva de los Siete altares y solo lleva 5 kilómetros (ida y vuelta). En el recorrido podrás visitar la cueva de la parra y la cueva del cura.

  • Cómo llegar: Primero, deberás llegar a Sepúlveda (las indicaciones están en el punto anterior) y desde allí puedes acceder al parque por dos entradas. Una está en la localidad de Villaseca (más cercana a la Ermita de San Frutos) y la otra es Sebulcor. Si vas en coche, te llevará cerca de dos horas y media, por M-30 y CL-603.
  • Un tip: Si quieres información adicional y un mapa para encontrar rutas de senderismo, campings, albergues, parkings y otros servicios, consulta la web de la Consejería de Cultura y Turismo.

Sobre el autor

David
Ingeniero informático de profesión y viajero de vocación. Made in Kenya

Tu comentario será el primero on "Excursiones desde Madrid: los 15 lugares que no te debes perder"

Deja un comentario

Tu email no se publicará


*