Vitoria: Qué ver en la Green Capital española

Vitoria, muchas veces pasa inadvertida para el turista, deslumbrado por la belleza de sus ciudades vecinas Bilbao y San Sebastián, pero os puedo asegurar que merece la pena incluirlo en la lista de lugares que no te debes perder en el País Vasco, no sólo por ser su capital, sino por la multitud de opciones que ofrece a
todo el que la visita.

Pero sobre todo, es una ciudad accesible para todos, evitando obstáculos para las personas con movilidad reducida en las calles y poniendo toda la información de la ciudad en braille para los invidentes.

Cartel en Vitoria Gasteiz

Plaza de la Virgen Blanca

Turismo Cultural en Vitoria

Basílica de San Prudencio de Armentia

La basílica de San Prudencio, patrón de Álava, fue uno de los centros religiosos más importantes de la provincia durante la Edad Media, y sigue siendo en la actualidad el lugar de romería y gran devoción para los habitantes de Vitoria.

Iglesia del Patrón de Vitoria

Exterior basílica S. Prudencio de Armentia

Fue construida en estilo románico en el siglo XII, pero sufrió una fuerte remodelación en el siglo XVIII que hizo desaparecer muchos de sus elementos originales, y descontextualizó los relieves, antes policromados, que hoy se cobijan bajo un moderno pórtico, y que son iluminados por la noche con los diferentes colores en los que habían estado pintados a lo largo de su historia.

Interior del pórtico de S. Prudencio de Armentia en Vitoria en el País Vasco.

Relieves del interior del pórtico de San Prudencio

A pesar de su exterior robusto, el interior con una sencilla planta latina resulta tremendamente acogedor bajo la atenta mirada de San Prudencio y la Virgen de Estíbaliz, conocida por ser la que administraba justicia en los famosos Desagravios de Estíbaliz.

Interior Basílica San Prudencio

Imágenes de la Virgen de Estíbaliz y San Prudencio

Catedral de Santa María de Vitoria

La visita a la Catedral de Santa María me encantó. Lejos de estar cerrada por las obras de remodelación que se están llevando a cabo para solucionar graves problemas estructurales, pudimos ponernos un casco y descubrir cada rincón de este lugar que inspiró a Ken Follet para la segunda parte de los Pilares de la Tierra, y cuya estatua vemos admirando la Catedral Vieja en el exterior.

Visita a la Catedral Vieja de Vitoria

David y yo, Cristina, en la Catedral Vieja

La catedral se asienta en lo más alto de la colina donde se fundó la ciudad en 1.811 con el nombre de Nova Victoria por el Rey Sancho VI de Navarra, sobre la antigua aldea de Gasteiz. Fue construida sobre el año 1.200 en estilo gótico, y forma parte de la lista de los Monumentos declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Columnas Catedral de Sta. María en Vitoria

Interior Catedral de Santa María

Pero si queréis descubrir todos sus secretos, las anécdotas de su historia y todo sobre su construcción y rehabilitación, os recomiendo las visitas guiadas por un precio aproximado de 10 €.

Catedral de Santa María Inmaculada

La catedral de Santa María Inmaculada, más conocida como la Catedral Nueva de Vitoria, ya que aunque se comenzó a construir en 1.907 en el lugar del Antiguo Convento de las Brígidas, junto al precioso Parque de la Florida, se terminó de construir en 1.969.

Catedral Sta. María Inmaculada

Catedral Nueva de Vitoria

Su precioso pórtico, la imponente fachada y su interior de estilo neogótico merecen la pena una visita, en especial la Cripta, que aunque en un principio iba a ser sólo el lugar de enterramiento de los obispos, ha acabado siendo el lugar donde se realizan las misas por conservar durante todo el año una temperatura más agradable.

Iglesia San Miguel

Desde la Plaza de la Virgen Blanca, tenemos una preciosa estampa de la ciudad de Vitoria con la iglesia de San Miguel de fondo, un curioso edificio gótico renacentista construido en el siglo XIV, y con denominación de Bien de Interés Cultural desde 1.995. No os perdáis el precioso retablo barroco de su interior.

Plaza de la Virgen Blanca

Iglesia de San Miguel

Sin duda, la Iglesia de San Miguel es la más popular de Vitoria, no sólo por albergar a la Virgen Blanca, patrona de Vitoria, sino por ser también el lugar de inicio de las fiestas de la ciudad. Desde su torre se tira el Celedón, un muñeco con un paraguas que desciende hasta el balcón de una casa desde donde sale convertido en humano para dar el pregón de las fiestas, mientras la gente enciende sus puros, abre botellas de champán y suena la música del pasacalles de la Banda Municipal.

Plaza del Machete

Plaza de Vitoria en el País Vasco

Placa con el nombre Plaza del Machete

Tras subir la escalinata, justo al lado de la iglesia, está la famosa Plaza del Machete, que recibe su nombre por ser el lugar donde el procurador de la ciudad renovaba el juramento que habían hecho los miembros del Ayuntamiento, amenazado por el Machete Vitoriano, que todavía hoy se guarda en el mismo sitio que se lleva haciendo desde 1.840, si no cumplía el mismo, por cierto, medida aplaudida por muchos entre risas, ante la situación política actual.

Iglesia de San Pedro

Relieves en la iglesia de S. Pedro en Vitoria

Interior de la Iglesia de San Pedro

Pero si todo esto os parece poco, Vitoria tiene todavía mucho más que ofrecer, como la Iglesia de San Pedro Apóstol de estilo gótico construida en el siglo XIV, con un precioso y rico interior que no sólo le hace ostentar el título de Tesoro Artístico Nacional desde 1.931, sino que también está considerado como una de las iglesias más bonitas del norte de España.

Iglesia de San Vicente Mártir

La iglesia de San Vicente se edificó entre los siglos XV y XVI, con un estilo predominantemente gótico, sobre una de las fortalezas del rey Sancho VI de Navarra. En su interior destaca el retablo mayor, de un brillante dorado, de estilo barroco churrigueresco.

Museos en Vitoria

En Vitoria también encontramos una gran variedad de museos y salas de exposiciones, por lo que para los amantes del arte y las curiosidades, esta es la ciudad perfecta, pudiendo visitar las obras expuestas en el Palacio de Montehermoso, descubriendo el Museo del Naipe, debido a que Fournier, la empresa más famosa que fabrica cartas se encuentra en esta ciudad o el moderno Artium.

Artium en Vitoria

Museo Vasco de Arte Contemporáneo

Pero sobre todo Vitoria es una ciudad para vivirla, así que no dejéis de descubrir por su Plaza del Ayuntamiento, combatir el frío con un delicioso chocolate con churros, beber unos chiquitos de vino de la Rioja Alavesa acompañados por unos pintxos increíbles en la calle Cuchillería, dar un paseo por el Parque de la Florida hasta Ajuria Enea, la residencia oficial del Lehendakari, probar todos los dulces en sus famosas confiterías y hacerte fotografías chulas frente a coloridos murales que decoran toda la ciudad.

Fotografiando coloridos murales

Coloridos murales en Vitoria

Turismo Natural y Activo en Vitoria

Probablemente, lo más sorprendente de la ciudad sea la concienciación que existe sobre el cuidado del medio ambiente entre sus habitantes, ya que en los colegios se lleva haciendo un gran trabajo desde hace ya varias generaciones con diferentes acciones como que cada niño plante un árbol y lo vea crecer, pero sobre todo enseñándoles a respetar y cuidar su entorno.

De hecho, se han devuelto a la ciudad multitud de espacios verdes, se han construido más de 200 km. de carril bici, la recogida de basuras de la ciudad se realiza de forma subterránea en cada edificio y con una perfecta gestión de los residuos que permite reciclar la no desdeñable cantidad de un 90% de los mismos. Sin duda, la ciudad sorprende por ser todo un ejemplo de desarrollo sostenible, de ahí su merecido título de Green Capital.

Palacio de Europa

Jardín Vertical en Vitoria

Palacio de Congresos Europa

Un ejemplo de esta sostenibilidad es el Palacio de Congresos Europa, donde la prioridad durante su remodelación era convertirla en un espacio sostenible y respetuoso con el medio ambiente, por lo que se han preocupado mucho de una climatización en la que no hubiera fugas de calor, haciendo un jardín vertical en toda su fachada con especies locales, que conforman el mapa de Álava y resulta impresionante, con un sistema de riego optimizado para no malgastar agua, que también se utiliza en el resto de parques de la ciudad y en el jardín urbano de la azotea, pero también en aprovechar a la perfección la luz natural con grandes claraboyas.

Anillo Verde

Señalización de anillo verde

Señalización del anillo verde de Vitoria

Además, la ciudad está recuperando todos los lugares con valor ecológico o paisajístico de la periferia de la ciudad, y creando un espacio verde de lo más interesante, integrado entre otros por el Jardín Botánico de Olarizu, el entorno natural del río Zadorra o el Parque de Armentia y su bosque natural de quejigo entre otros.

Parque de Salburua

Ciervos en los Humedales de Vitoria

Ciervos en el Parque de Salburua

En Vitoria hay un parque en cada vecindario de la ciudad, lo que significa que hay más árboles que habitantes, y los trabajos por la recuperación del medio ambiente del entorno son impresionantes, pero sin duda, el proyecto que más me ha gustado es el del Parque de Salburua, unos antiguos humedales con tres lagunas que se drenaron para usarlos como tierra de cultivo, y ahora se han recuperado consiguiendo que en la actualidad se pueda escuchar la berrea del ciervo y avistar multitud de aves de la zona. Lo más recomendable, es comenzar la visita por su Centro de Interpretación Ataria.

Centro de interpretación humedales de Vitoria

Ataria, centro de interpretación de los humedales de Salburua

Dónde comer en Vitoria

El País Vasco es internacionalmente conocido por su buen comer, y una vez más, nuestro viaje se convirtió en toda una experiencia gastronómica, gracias al Restaurante Aurora Etxea entre otros, donde comimos un riquísimo revuelto de bacalao y nos dimos todo un festín de carne a la piedra. ¡Brutal!

Restaurante Aurora Etxea

Cochinillo en el Restaurante Aurora Etxea

Gran Hotel Lakua en Vitoria

Durante nuestra estancia en Vitoria, nos alojamos en el Gran Hotel Lakua, a la entrada de la ciudad, y además de una gran atención al cliente, lo mejor es sin duda su cocina, donde Aleix Alonso nos enseñó su impecable cocina, y nos sorprendió con exquisitos platos durante las comidas, acompañados por los espectaculares cócteles de Patxi Troitiño.

Cócteles en Gran Hotel Lakua Vitoria

Patxi Troitiño preparando su cóctel Golden Turbulence

Excursiones desde Vitoria

Salinas de Añana

Salinas de Añana en Álava

Salinas de Añana

Por último, me encantaría recomendaros una excursión a tan sólo 35 km. de Vitoria, el Valle Salado de Añana, unas salinas de interior con un curioso y artesanal proceso de extracción en eras de madera, donde además de aprender muchísimo, tuvimos la oportunidad de realizar una cata de diferentes tipos de sal: con cayena, con ajo, con curry, con aceituna negra… ¡Todas deliciosas para acompañar nuestros platos!

Actividades en el Valle Salado de Añana

Cata de Sal en Añana

Palacio de los Varona

Torre-Palacio de los Varona

Torre-Palacio de los Varona

Muy cerca, en Valdegovia, tuvimos la oportunidad de visitar el Palacio de los Varona, donde Rodrigo Varona, un descendiente directo de la familia tuvo la amabilidad de enseñarnos su Torre Palacio, con salones decorados con un exclusivo papel pintado muy bien conservado, instrumentos antiguos y documentos que prácticamente cuentan la historia de la provincia de Álava de los últimos 200 años. ¡Sin duda, muy interesante!

Sala con papel pintado en Torre de los Varona

Sala con papel pintado en Torre de los Varona

Sobre el autor

Cristina
Viajera de vocación y profesión, con estudios en la Diplomatura de Turismo, especializada en el asesoramiento y venta de viajes en agencias de viajes off-line y on-line, organizadora de las Tertulias Viajeras y sobre todo bloguera en Está en tu Mundo.

Tu comentario será el primero on "Vitoria: Qué ver en la Green Capital española"

Deja un comentario

Tu email no se publicará


*