Qué ver en Roma: los 16 lugares que te atraparán en la ciudad eterna

Roma es una ciudad que enamora, y si todavía no la has visitado, debes hacerlo al menos una vez en la vida, por su gran belleza, por su impresionante patrimonio histórico y cultural, por su rica gastronomía, por sus calles empedradas, y sobre todo, por los rincones que vamos descubriendo en nuestro paseo por esta importante ciudad.

Te recomiendo que busques un buen hotel en Roma, y dediques al menos 4 días a la capital de Italia, si no quieres irte con la sensación de no haber visto casi nada, pero para ayudarte a que no te pierdas lo más interesante, hemos hecho un listado con los mejores lugares que ver en Roma, y que te dejamos a continuación:

Cómo llegar desde el aeropuerto al centro de Roma

A. ¿Cómo ir desde el aeropuerto de Fiumicino al centro de Roma?

Desde el aeropuerto de Fiumicino, situado a 30 km. del centro de la ciudad, existen varias opciones para llegar al casco urbano, y te las explicamos para que escojas la opción que más te interesa, además de dejarte un mapa a continuación para que te ubiques sobre el lugar desde donde salen en el aeropuerto.

Cómo ir desde el aeropuerto de Fiumicino al centro de Roma

Plano de las paradas en el aeropuerto de Fiumicino

Autobús desde Fiumicino al centro

Si te apetece ir en autobús desde el aeropuerto de Fiumicino al centro de Roma, existen varias posibilidades con diferentes empresas que realizan este trayecto:

  • Autobús de Cotral, que en una 1.30 – 1.40 h. y por 3,50 € te llevan cerca de diferentes paradas de metro (Cornelia, Tiburtina, etc.) desde las que os podréis desplazar hasta vuestros hoteles en Roma, pero es muy importante que compréis el billete previamente en algún estanco, ya que a una vez en el autobús el precio se duplica… ¡Esto es Italia! La parada está justo en frente de la Terminal 2 – Arrivals.
  • Autobús turístico SIT Bus, que te lleva desde un intercambiador frente a la Terminal 3 hasta la estación de Termini en menos de 1 hora y 15 minutos, tiene mucha frecuencia, y se puede reservar on-line por sólo 6 €.
  • Terravisión, es probablemente la mejor elección desde que han bajado sus precios, sale cada 30 minutos, con horarios sincronizados con las llegadas de los vuelos, y en tan sólo 50 minutos llegas al centro de la ciudad, con tres paradas en zonas turísticas, por un precio de 5€ si reservas a través de su web.

Tren desde  el aeropuerto de Fiumicino al centro de Roma

  • Leonardo Express, que pasa cada 15 minutos en hora punta, y llega a Termini en sólo 32 minutos, por un precio de 14 €, pero en este caso, es mejor comprarlo directamente en las taquillas, puesto que en caso de retraso del vuelo, no podrías cambiarlo.
  • Tren normal, sale cada media hora, y enlaza con multitud de paradas de metro, lo que alarga la duración del viaje a 1 hora y 10 minutos, por un precio de 8€. También es recomendable adquirirlo al llegar a la estación.

Tren Leonardo Express en Roma

¿Cuánto cuesta un taxi desde el aeropuerto de Fiumicino al centro de Roma?

Por último, también podemos tomar un taxi, que tiene una tarifa fija de 48 €, sin suplemento nocturno o por maletas, pero ten cuidado ya que los vehículos de la localidad vecina de Fiumicino, no tienen que cumplir con esta exigencia, así que no está de más confirmar el precio antes de subir. Si eres amante de la comodidad, y lo que quieres es que te estén esperando a tu llegada, por sólo 2€ más, puedes reservar un traslado privado.

B. ¿Cómo ir desde el aeropuerto de Ciampino al centro de Roma?

El aeropuerto de Ciampino, situado a 15 km. del centro de Roma, es el más antiguo de los dos que hay en la capital italiana, y está bien conectactado con la ciudad a través de varios medios:

  • Autobuses públicos de Cotral y Schiaffini, que llegan a Estación Anagnina por 1,20 € en sólo 20 minutos, y tienen horarios fijos de salida, con una frecuencia aproximada de cada 40 minutos.
  • Terravisión, que en 40 minutos estás en el centro, exactamente en la estación de Termini, por 5 € con equipaje incluido. Haz tu reserva on-line aquí.

Transporte público en Italia

  • Tren es la opción menos aconsejada, a pesar de ser bastante rápida porque no es muy cómoda, por tener que ir necesariamente en un autobús hasta la cercana localidad de Ciampino, que cuesta 1,20 €, y desde allí tomar el tren a Termini, con un trayecto de sólo 15 minutos y un precio de 1,30€.

Qué ver en Roma en 4 días

Prepara tus pies para sorprenderse a cada paso, piérdete por el centro, descubre sus rincones más encantadores, déjate transportar a otra época, y no te pierdas los 16 lugares de mayor interés turístico de Roma:

1. Museos Vaticanos y Capilla Sixtina

Qué ver en Roma

Capilla Sixtina

  • Horarios: de 9 a 18 h. de lunes a sábado (último acceso a las 16 h.) – Domingos cerrado excepto el último del mes que abre de 9 a 14h. (última entrada a las 12.30h.)
  • Precio: 17€ por adulto y 8€ por niño (de 6 a 18 años). Entrada gratuita último domingo de mes.
  • Web: www.museivaticani.va

Los Museos Vaticanos son realmente impresionantes, sin duda, uno de los lugares imprescindibles que ver en Roma, cada pasillo, cada sala, cada tapiz que cambia de posición o representación según avanzas observándolo, sus enormes vasijas etruscas, sus frescos en los techos emulando decoración de porcelana, todo, absolutamente todo, te dejará con la boca abierta.

Hay numerosas salas que visitar agrupadas por temáticas, el Museo Gregoriano Etrusco, Museos de Antigüedades Clásicas, Museo Misionero Etnológico, el Museo Gregoriano Egipcio Cristiano, Apartamentos Borgia, Estancias de Rafael, la Pinacoteca Vaticana, la capilla Nicola, y aquellas de las que mejor recuerdo conservo son el Museo Etrusco, la Sala de los Tapices, la Galería de Mapas Cartográficos, la impresionante escalera de Bramante, y la indescriptible Capilla Sixtina, con sus frescos de la Creación de Adán y el Juicio Final entre otros, que deslumbra con su belleza.

Los museos ofrecen tantas piezas de gran valor, que no quería perderme lo más importante, por lo que opté por comprar una visita guiada en la que explicaban todo al detalle, pero de lo que estoy segura es que la próxima vez reservaré una visita de primer acceso al Vaticano, ya que había demasiada gente, tanta, que incluso admirar la Capilla Sixtina fue bastante incómodo.

Consejo: Ten en cuenta que vas a andar mucho, así que no olvides llevar calzado cómodo, y recuerda que hay que vestir con decoro según las normas de acceso, no pudiendo entrar con minifaldas, sin mangas o con gorra.

2. Basílica de San Pedro

San Pedro del Vaticano

  • Horario de la Basílica: de 7 a 18 h. del 1 de octubre al 30 de marzo, y de 7 a 19h. el resto del año.
  • Horario de la Cúpula: de 7.30 h. a 17 h. del 1 de octubre al 30 de marzo, y hasta las 19 h. en primavera y verano.
  • Precio: Entrada gratuita. Subir a la cúpula tiene dos modalidades, 10 € con el ascensor + 320 escalones y 8€ subida a pie (551 escalones).

La Basílica de San Pedro, el templo más importante de la cristiandad, es una auténtica obra de arte, que hará brillar tu ojos excitados ante tanta belleza, sin comparación con nada que hayas podido ver antes, al menos si te pasa como a mí, que sobrecogida no sabía dónde mirar. Sólo ver el Baldaquino de Bernini y la Piedad de Miguel Ángel, resulta tremendamente emocionante.

Decoración interior basílica San Pedro

Debes saber que el acceso a través de la monumental plaza de San Pedro, rodeada por la elegante columnata diseñada también por Bernini, es realmente inspirador, a pesar de las colas que hay para pasar el detector de metales, así como subir a su cúpula y descubrir una de las mejores vistas de la ciudad de Roma.

Consejo: Lo más recomendable es llegar en el horario de apertura, contener tus ganas de entrar, y subir directamente a la Cúpula, para evitar la larga espera por la aglomeración que se produce en este punto, que se hace casi eterna.

3. Coliseo Romano

  • Horario: desde las 8.30 h. hasta una hora antes del atardecer, hasta las 19.15 h. de abril a agosto, hasta las 19 h. en septiembre, hasta las 18.30 h. en octubre, hasta las 16.30h. desde noviembre hasta mediados de febrero, a las 16 h. hasta mediados de marzo y hasta las 17.30 h. la última quincena de marzo.
  • Precio de la entrada: 12€ por adulto con acceso al Coliseo, al Foro y los Museos Palatinos. Gratis menores de 17 años y mayores de 65 años, así como el primer domingo de cada mes.

El Anfiteatro Flavio, más conocido como el Coliseo Romano, es el monumento que todos estamos deseando ver en Roma, y no es para menos,  ya que retroceder hasta el año 80 D.C. fecha de finalización de su construcción es un viaje increíble, a través de la arena donde se batían los gladiadores, las gradas donde el público se divertía con todo tipo de espectáculos, y la infraestructura con elevadores y ascensores para realizar peleas, obras teatrales con unos impresionantes escenarios que se elevaban desde el foso, e incluso cacerías de grandes animales (jirafas, elefantes, leones, etc.), para los que se recreaba un hábitat similar al que vivían, y revivir las historias que tantas veces hemos visto en numerosas películas.

Te garantizo que este monumento del siglo I, declarado Patrimonio de la Humanidad y una de la Siete Maravillas del Mundo Moderno, te pondrá los pelos de punta, y quedarás impresionado por el tamaño del anfiteatro, con ochenta filas de gradas donde se sentaban más de 18.000 espectadores. ¡Es alucinante imaginarlo lleno!

Qué ver en Roma

Interior del Coliseo Romano

Truco para evitar colas: Tienes dos opciones para ahorrar largas esperas, reservar una visita guiada por el Coliseo, el Foro y el Palatino, o comprar tu entrada combinada en la taquilla del Foro Romano, donde suele haber mucha menos gente, y comenzar ahí tu visita.

Ahora que ya no estaréis agobiados por el tema de las largas colas, disfrutad primero del exterior del Coliseo y del impresionante Arco de Constantino justo al lado, donde podrás hacerte fotos a cambio de unos euros, con los mismísimos gladiadores 😛

4. Foro Romano

Ruinas del foro de Roma

  • Horario: de 8.30 a 19 h. todos los días.

He de reconocer, que como viajera, soy fácilmente impresionable… pero es que el foro romano seduce a cualquiera, siendo uno de los lugares más interesantes de Roma. Pasear por sus calles ya pavimentadas en la antigüedad, entre las que destaca la Via Sacra que lo comunicaba con el Coliseo , ver el edificio de la Curia, en muy buen estado de conservación, donde se reunía el senado, restos de multitud de templos dedicados a diferentes dioses como Saturno, Venus, Rómulo y Vesta, entre otros, la Basílica de Majencio y Constantino, considerado el edificio más grande de la antigua Roma, el Arco de Tito, y en definitiva, todos los edificios que formaban el centro de la vida pública, política y social de la ciudad más importante del Imperio Romano.

5. Monte Palatino

Qué ver en Roma

Hipódromo Domiciano

El Monte Palatino es el mejor lugar para conseguir una vista aérea del Foro y del Coliseo, ya que está situado a unos 40 m. de altura, justo en el centro de la ciudad, y resulta una visita interesante, ya que curiosamente se cree que este lugar estuvo habitado desde el año 1.000 a.C., considerándole el lugar de origen de Roma, y el lugar donde se situaba la cueva de la loba que cuidaba a Rómulo y Remo, según cuenta la leyenda.

En un paseo agradable, disfrutando del frescor proporcionado por sus árboles, cosa que agradecí ya que hacía mucho calor, pueden verse el Palacio Domus Flavia, la Casa de Livia (el edificio mejor conservado del Palatino), la Casa de Augusto, el Hipódromo de Domiciano y el Museo Palatino.

6. Circo Máximo

Qué ver en Roma

Restos del Circo Máximo

  • Horario: abierto 24 horas todos los días.
  • Precio de la entrada: Gratis

El Circo Máximo es un lugar poco visitado por los turistas, pero situado cerca de multitud de lugares de interés, entre los montes Palatino y Aventino, nos muestra el espacio más grande de la antigua Roma, donde más de 300.000 espectadores disfrutaban de las carreras de carros entre esclavos que luchaban por su libertad, celebradas en su pista de más de 600 m. de longitud.

7. Trastevere

Qué ver en Roma

Plaza de Santa María del Trastevere

Seguro que después de ver todos estos lugares increíbles os habrá entrado hambre… Pues sólo tenéis que cruzar el río e ir al barrio de Trastevere, un bohemio y encantador vecindario de Roma, en el que pasear alrededor de la Plaza de Santa María con su antiquísima basílica del mismo nombre, y con muchos restaurantes.

Aquí encontraréis todo tipo de lugares donde comer y sobre todo mucha gastronomía tradicional, desde menús económicos hasta los restaurantes más gourmet, en un ambiente fresco, relajado y agradable.

8. Piazza Venezia y monumento a Víctor Manuel II

Plaza Venezia en Roma

Después de ver el Coliseo y el Foro Romano, paseaba por la calle entusiasmada por lo que acababa de contemplar, cuando llegando a la Piazza Venezia me asaltó el elegante monumento al primer rey de Italia ya unificada, Victor Manuel II.

Fue construido en el siglo XIX, y una gran escalinata de mármol blanco con 70 m. de altura que se alza ante nuestros ojos, te invita a subir y disfrutar, al menos un rato, de este lugar tan emblemático.

9. Mercado de Trajano

Primer mercado cubierto del mundo

En el año 110 DC se acabó de construir este mercado, considerado el primer centro comercial cubierto de la historia, que concentraba a más de 150 comerciantes que vendían todo tipo de mercancías, y que en la actualidad alberga el Museo de los Foros Imperiales.

La mayor parte del mercado está muy bien conservada, dejando ver cómo eran los puestos, tiendas y tabernas de la época romana y explican cómo era la vida de la ciudad en aquel momento. En mi opinión, es una visita muy recomendable.

10. Panteón de Agripa

Panteón de Roma

El imponente Panteón de Agripa, es toda una genialidad arquitectónica con su forma circular y sus perfectas proporciones, ya que mide de diámetro lo mismo que de alto, 43,30 m. y su cúpula del mismo tamaño, todavía sigue siendo la cúpula de hormigón más grande del mundo.

Fue construido en el siglo II como templo para todos los dioses, hasta el año 608 que fue donado al Papa Bonifacio IV, que lo transformó en una iglesia. En la actualidad, no sólo es una iglesia y panteón real, sino que alberga la tumba del célebre pintor del Renacimiento, Rafael.

Os aseguro que, en especial su interior, os dejará con la boca abierta, y la entrada es gratuita.

11. Piazza Navona

Qué ver en Roma

Plaza Navona

 

La Piazza Navona, flanqueada por preciosos edificios como por ejemplo, la iglesia de Sant Agnese in Agone, aloja tres impresionantes fuentes, siendo la del centro la prestigiosa obra de Bernini, la Fuente de los Cuatro Ríos: el Danubio, el Río de la Plata, el Ganges y el Nilo.

Justo al lado, encontramos la animadísima plaza de Campo di Fiori, tanto de día cuando se despliega un bullicioso mercadillo, como de noche con su romántica iluminación y una gran variedad de restaurantes siempre llenos de gente.

12. Fontana di Trevi

Fuenta más bonita de Roma

Andando por las estrechas calles del centro de Roma, de repente, y a pesar de ir siguiendo los carteles que te llevan hasta ella, te sorprende una enorme y preciosa fuente del siglo XVII que impresiona tanto de día como de noche, la famosa Fontana di Trevi. En mi opinión, no es sólo la fuente más bonita de Roma sino del mundo, con unas dimensiones espectaculares para la pequeña plaza que la acoge, con 20 metros de largo por 27 m. de alto, y por lo tanto una visita imprescindible en la ciudad.

El ritual es pararse allí delante deslumbrado por su belleza y el gran trabajo de Nicola Salvi en 1.735, y si queremos volver a la Ciudad Eterna, tirar una moneda de espaldas a ella. Yo no pude resistirme, a pesar de saber que cada año se sacan de la misma 1.000.000 de euros… ¡por si acaso!

Si buscas un hotel bien situado, no dejes de comprobar la disponibilidad y precio del Iberostar Grand Fontana de Trevi, muy cerca de aquí.

13. Plaza de España

Piazza Espagna en Roma

La Plaza de España, del siglo XVIII, es uno de esos rincones encantadores de Roma en los que merece la pena pararse un poco y mirar alrededor, sentados en la gran escalinata de Trinidad dei Monti, coronada por una preciosa iglesia. Además, las vistas desde arriba son preciosas al estar situada en la Colina Pincio.

14. Parque Villa Borghese

Paseo en barca en Roma

Parque Villa Borghese

  • Horario: abierto 24 horas todos los días.
  • Precio de la entrada: Gratis

El Parque Villa Borghese, no sólo es el parque más importante de Roma, y uno de los más grandes de Europa, además del lugar perfecto para relajarse en la gran y caótica ciudad de Roma. Destaca la perfecta combinación entre arte y naturaleza, ya que está lleno de esculturas y monumentos de reconocidos artistas.

Dentro del parque, se puede visitar la Galería Borghese, que expone grandes obras de pintores como Rafael, Caravaggio o Tiziano, el zoo de Roma o el curioso Reloj de Agua de Pincio, que sigue funcionando hoy en día, y el Teatro Silvano Toti Globe.

15. Catacumbas de Roma

Qué ver en Roma

Catacumbas de San Calixto

  • Precio de la entrada: 8 € por adulto y 5 € por niño (menos de 15 años).

Durante la persecución de los cristianos, se construyeron más de 20 km. de túneles justo debajo de la Vía Appia, para poder dar sepultura a los primeros cristianos, como las Catacumbas de San Calixto, de San Sebastián, las más interesantes y las que no te puedes perder, además de Domitila, y en el otro extremo al norte de la ciudad, las Catacumbas de Santa Inés y Santa Priscila. La sensación de estar en un lugar secreto, mientras se recorren estos estrechos pasillos, con salones decorados con frescos, esculturas paleocristianas y las criptas de los 9 papas del inicio del cristianismo, lo hace una visita realmente emocionante.

16. Termas de Caracalla

Termas romanas en Italia

  • Horario: de 9 a 18.30h. de martes a domingo y de 9 a 14h. los lunes.
  • Precio de la entrada: 8 € por adulto.

Las Termas de Caracalla son en la actualidad, el complejo balneario más grande del mundo, todavía hoy conservado. Fueron construidas entre los años 212 y 216, y no sólo eran utilizadas como baños, ya que este gran complejo también tenía biblioteca, un templo dedicado a divinidades paganas donde rezar, y grandes jardines donde pasear y hacer ejercicio. Sin duda, en su momento fueron una gran obra arquitectónica, que contaba con calefacción (grandes hornos de leña que calentaban suelos y paredes) y un perfecto sistema de abastecimiento de aguas y desagües.

En la actualidad, sólo queda la planta y algunos muros conservados, pero con la imaginación que caracteriza a los viajeros, podréis adentraros en su época de esplendor, cuando presumía de inmensos mosaicos y el agua recorría las termas, hasta que en el año 537 el acueducto que las abastecía fue destruido por los bárbaros.

15. Castillo de Sant Angelo

Qué ver en Roma

Castillo de Sant Angelo

  • Horario: de 9 a 19.30 h. de martes a domingo. – Lunes cerrado.
  • Precio de la entrada: 15 € por adulto.

A orillas del río Tíber se divisa este castillo construido en el año 139 por el emperador Adriano como mausoleo para él y su familia, pero poco tiempo después paso a ser una fortificación militar, a la que se accede por uno de los puentes más bonitos de Roma. El ángel que corona el edificio rememora la aparición que tuvo el papa Gregorio I, anunciando el fin de la gran epidemia de peste que devastó la ciudad en el año 590.

Para terminar, si necesitas más información para organizar tu viaje, sigue leyendo nuestros consejos prácticos para viajar a Italia, con toda la información necesaria para tener unas vacaciones inolvidables, y por supuesto, esperamos que nos cuentes cuál es tu lugar favorito de Roma.

Sobre el autor

Cristina
Viajera de vocación y profesión, con estudios en la Diplomatura de Turismo, especializada en el asesoramiento y venta de viajes en agencias de viajes off-line y on-line, organizadora de las Tertulias Viajeras y sobre todo bloguera en Está en tu Mundo.

2 comentarios en "Qué ver en Roma: los 16 lugares que te atraparán en la ciudad eterna"

  1. Leer este post me a hecho recordar mis días en Roma con Dulcinea (mi bicicleta).

    De hecho mi foto de perfil es twitter es del Dulcinea en el Partenón de Agripa.

    Me ha gustado mucho leerte.

    Un saludo.

    • Mil gracias por tu comentario, es una gran satisfacción que te haya gustado el post.

      Nos seguimos leyendo. Un abrazo.

Deja un comentario

Tu email no se publicará


*