Guía de Lisboa: las 20 mejores cosas que ver y hacer con mucha info útil

Siempre había escuchado eso de que Lisboa era la ciudad de la luz, pero realmente no me hacía a la idea hasta que pasamos unos días allí, y me deslumbró con su luminosidad, su ambiente especial, sus calles llenas de encanto e historia, su rica gastronomía, la amabilidad de sus gentes, y todos esos rincones que te cautivan hasta el punto, de haber vuelto después en muchas ocasiones. Te puedo garantizar que esta maravillosa ciudad entre colinas, situada en el estuario del río Tajo, te atrapará.

Vista panorámica de Lisboa

Panorámica de Lisboa

Por ello, hemos escrito este artículo con toda la información práctica que necesitas para tu estancia en la capital lusa, así como un listado con los lugares de mayor interés turístico de Lisboa, para que no te pierdas nada, y disfrutes al menos, tanto como nosotros, sea porque vas de vacaciones o buscando cursos de portugués en Lisboa, para conocer la ciudad más en profundidad.

¿Cómo ir del aeropuerto de Lisboa al centro?

El Aeropuerto de Lisboa Humberto Delgado (LIS), también conocido como Aeroporto da Portela, está situado a sólo 7 kilómetros de la ciudad, y presume de tener los servicios más baratos de Europa para llegar hasta el centro, con el que está perfectamente conectado, como puedes ver a continuación:

  • Metro: La opción más barata para ir del aeropuerto al centro de Lisboa al centro es el metro, ya que en tan sólo 30 minutos en la línea roja (Linha Vermelha) podrás llegar hasta la estación Baixa Chiado, que conecta con las línea verde para ir a Rossío, o azul para ir a la zona de Marqués de Pombal o en la Avenida da Liberdade. El precio es de 1,95€, incluyendo la tarjeta electrónica recargable (0,50€) necesaria para usar el transporte público. Los trenes tienen mucha frecuencia, de entre 6 a 9 minutos, y esta misma línea también te lleva a la Estación de Oriente en tan sólo 10 minutos si es que vas en tren a otra parte de Portugal.
  • Autobús: Hay varios autobuses desde el aeropuerto hasta el centro, como por ejemplo el 722, 744, 705  y 783, cuestan lo mismo que el metro con la tarjeta recargable, o comprar el billete al conductor por 1,85€, pero tienen una menor frecuencia de entre 20 y 25 minutos. Esta opción no es muy cómoda si tu hotel está en las zonas más turísticas, ya que tendrás que hacer trasbordo, y debes tener en cuenta que sólo permiten la entrada con equipaje de mano.
  • Aerobus: Desde la terminal 1 y 2, hay un autobús que conecta el aeropuerto con el centro en sólo 20 minutos, con varias paradas como Rossio y Baixa/Chiado, por un precio de 4€ por persona (3,60€ si lo compras por internet) y 6€ si compras ida y vuelta. Probablemente la opción más cómoda en transporte público.

¿Cuánto cuesta un taxi desde el aeropuerto al centro de Lisboa?

El taxi es la elección con más privacidad y confortable para ir desde el aeropuerto de Lisboa al centro, e incluso puede resultar interesante en relación al precio, si viajan varios pasajeros, ya que rondaría entre los 15€ y 20€ según la ubicación del hotel en el que te alojes.

¿Cómo ir del aeropuerto al centro de Lisboa por la noche?

La única opción de transporte público para ir desde el aeropuerto al centro de Lisboa por la noche, es el autobús nocturno 208, ya que ni el metro ni el aerobus funcionan. El precio es de 1,45 € si tienes ya la tarjeta recargable, al igual que en el metro o autobús diurno, la duración del trayecto es de unos 40 minutos, y tiene varias paradas populares como Cais do Sodré, Plaça do Comercio, Alameda y la Plaça da Figueira, justo al lado del Rossio. El único inconveniente es que no tiene mucha frecuencia, pasando cada 30 minutos o 1 hora.

¿Cómo moverse por Lisboa?

Tranvías en Lisboa

Tranvías de Lisboa

Para moverte en transporte público en Lisboa, debes comprar alguna de las tarjetas reutilizables como Viva Viagem o 7 Colinas, que pueden usarse en autobuses, tranvías y el metro de la ciudad. El precio de la tarjeta es de 0,50€, y luego 1,40€ por trayectos hasta una hora, y por supuesto, es personal e intransferible. Si te vas a mover mucho, otra opción es comprar un billete con viajes ilimitados durante 24 horas, que cuesta 6,15€, o elegir el sistema zapping en el que cada trayecto sólo cuesta 1,30€.

También, puedes realizar ciertos trayectos en taxi, o con empresas de VTC como Uber que funciona estupendamente.

¿Merece la pena comprar la Lisboa Card?

La verdad es que eso sólo depende de ti, aunque por supuesto si te organizas bien la visita, es una forma de ahorrar algo de dinero. Por ejemplo, la versión de 1 día puede ser interesante si llegas temprano y descansado a la ciudad, ya que la puedes recoger en el aeropuerto y tomar el aerobus hasta el centro de la ciudad (4€ por adulto), y usar de forma ilimitada todo el transporte público de la ciudad durante 24 horas, que supondría 1,40€ por cada trayecto de una hora, y si planeas ir en el mismo día a lugares como por ejemplo El Monasterio de los Jerónimos + La Torre de Belén (12€), subir en el Elevador de Santa Justa (5,15€) y visitar el Museo del Azulejo (5€), calculamos un ahorro de al menos 7,55€.

El precio de la tarjeta de 1 día es de 20€, pero recuerda sólo compensa si piensas exprimirla al máximo, y nunca si eres joven, estudiante o mayor de 65 años. Si te planteas visitar muchos museos también puede ser interesante, y hay otras opciones para 2 días por 34€ y 3 días por 42€. Si quieres más información, o directamente comprar tu Lisboa Card puedes hacerlo aquí.

Qué ver en Lisboa: los 20 mejores lugares que visitar

La mejor recomendación que te puedo dar para que disfrutes al máximo de esta ciudad, es que te pierdas por sus calles, te relajes en sus miradores con unas espectaculares vistas, te pares a contemplar sus fachadas de azulejos, y sientas en tus pies sus calles adoquinadas, lo que me recuerda que es imprescindible llevar calzado cómodo para recorrer las siete colinas en las que se asienta Lisboa, al igual que otras ciudades como Roma, Estambul o Edimburgo, todas ellas con un valor monumental incalculable.

Por ello, hemos dividido Lisboa en barrios, para que no te pierdas lo más importante de cada zona, y puedas organizar tu visita:

Qué ver en el barrio de Santa Cruz del Castillo 

En la colina de San Jorge, la más alta de la ciudad, se encuentra el barrio de Santa Cruz del Castillo, un barrio lleno de historia, con casas llenas de flores, unas sorprendentes vistas desde sus miradores, y por supuesto, el impresionante Castillo de San Jorge.

1. Castillo de San Jorge

  • Horarios: de 9 a 18 h. de noviembre a febrero y de 9 a 21h. de marzo a octubre (último acceso 30 minutos antes del cierre).
  • Precio: 10€ por adulto / 5 € Jóvenes de 13 a 25 años / Niños gratis hasta 12 años. / 7,5€ con LisboaCard.
  • Cómo llegar: Tranvía 28 y 12 hasta Miradouro de Santa Luzia, o el Elevador del Castillo de San Jorge.
  • Web: castelodesaojorge.pt/site/es/

El Castillo de San Jorge, anteriormente llamado Castelo dos Mouros, es una fortificación defensiva del siglo XI, reconquistada posteriormente a mediados del siglo XII por Alfonso Henríquez, primer rey de Portugal, y reconvertida en Palacio Real cuando llegó a su momento de esplendor, viviendo acontecimientos históricos tan importantes como el regreso de Vasco de Gama de la India. De hecho, está catalogado como Monumento Nacional, debido a su destacado papel en la historia del país.

La visita además resulta entretenida e interesante, y debes tener en cuenta que te llevará al menos media mañana. Una vez atraviesas las murallas, podrás ver su yacimiento arqueológico con restos desde las primeras ocupaciones de la zona en el siglo VII a.C., pasando por las ruinas de la zona residencial de la época islámica hasta las del palacio de la antigua alcazaba, destruido por el gran terremoto de Lisboa de 1.755, que devastó toda la ciudad y dejo más de 90.000 víctimas mortales.

Además, puedes disfrutar en la famosa Cámara Oscura diseñada por Leonardo Da Vinci, al igual que la que encontramos en La Habana, la esplendorosa capital de Cuba, un sistema de lentes y espejos que te permitirán ver Lisboa en 360 grados, sin moverte del sitio. Otro imprescindible de la visita es pasear por sus jardines, con patos y pavos reales, para terminar subiendo a las murallas para deleitarse con las preciosas vistas que nos regalan.

Qué ver en Mouraria en Lisboa

2. Mouraria, la cuna del fado

Justo a orillas del castillo, está Mouraria o Morería, lugar en el que los musulmanes encontraron refugio tras la reconquista, y que en la actualidad, es uno de los barrios más pintorescos y multiculturales de Lisboa, con sus casas bajas, y sus calles homenajeando a grandes artistas del fado, la música tradicional portuguesa por excelencia, considerada por la UNESCO como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. Si visitas la zona, hay varios rincones que debes conocer:

Escaleras de San Cristóbal

Escaleras de San Cristóbal

Graffiti del Fado en Mouraria

Estas escaleras que van desde la Rua da Madalena hasta la Iglesia de San Cristóbal son famosas por el graffiti en honor al fado, sus dos cantantes más prestigiosos y todo acompañado con multitud de símbolos de la ciudad.

Beco das Farinhas y Largo dos Trigueiros

Estas calles están repletas de retratos de vecinos del barrio, gracias al proyecto de la fotógrafa inglesa Camila Watson, aficanda aquí desde hace muchos años, que sin duda, supuso un impulso para la revitalización del lugar, siendo hoy una de las zonas más turísticas de Lisboa.

Rúa do Capelao

Otra de las calles que debes recorrer es la Rúa do Capelao, con imágenes de los mejores fadistas de la historia de Portugal, que tuvieron alguna conexión con las casas en las que están situados, ya fuera porque vivieron o actuaron allí, como por ejemplo, Amália Rodrigues o María Severa.

Retratos de cantantes de Fado

Retratos de fadistas en Mouraria

Fábrica Viuva Lamego

Si paseas por el barrio, tienes que parar delante de una de las fachadas más bonitas de Lisboa, en el edificio de la fábrica de Viuva Lamego, repleto de azulejos del año 1.835 que maravillan a todo el que lo visita.

Capilla de Nuestra Señora de la Salud

En la Plaza de Martim Moniz, está ubicada la Capilla de Nuestra Señora de la Salud, construida en 1.505 en honor a San Sebastián, el santo protector contra la peste, que causaba tantas muertes en ese momento, pero no fue hasta 1.570 cuando se fundó la Hermandad de la Virgen de la Salud, como agradecimiento al final de una terrible epidemia.

Qué visitar en el Barrio de la Alfama

Seguimos descubriendo Lisboa por otro barrio tradicional de la ciudad, donde convivieron judíos, cristianos y musulmanes, y que hoy en día se muestra lleno de personalidad con impresionantes vistas sobre el río Tajo, como demuestra la Feira da Ladra, un mercado callejero al estilo del Rastro de Madrid, o los lugares emblemáticos de los que vamos a hablar:

3. Catedral de Lisboa

Catedral de Lisboa

Catedral de Lisboa

  • Horarios: de 9 a 19h. de lunes a sábado, y de 9 a 20h. los domingos. / Tesoro abierto de 10 a 17h. de lunes a sábado / Claustro de 10 a 18h. de lunes a sábado, y domingos de 14 a 18h. de octubre a abril y hasta las 19 h. de mayo a septiembre.
  • Precio: Entrada gratuita. La visita al Claustro tiene un precio de 2,50€ y al Tesoro otros 2,50€.

La Sé o Catedral de Lisboa, que data del siglo XII, presume de haber sobrevivido al ya mencionado terremoto de 1.755,  pero su estado actual corresponde a la reconstrucción realizada en 1.930, de estilo románico pero con una preciosa catedral gótica en el interior, que sin duda merece la pena la visita. En el tesoro se exponen las reliquias,trajes y joyas, y en el interior del precioso claustro, debido a las diferentes excavaciones, se han encontrado restos romanos, árabes y medievales.

4. Panteón Nacional

Panteón Nacional

Panteón Nacional

  • Horarios: de 10 a 18h. de martes a domingo de abril a septiembre, y hasta las 17 h. en invierno.
  • Precio de la entrada: 4 € por adulto / Niños gratis hasta 12 años.

Otro lugar interesante en el Barrio Alto, es el Panteón Nacional, de estilo barroco ya que se comenzó a construir en el siglo XVII, pero no fue hasta 1.966 cuando pudo verse terminada. El lugar donde está ubicado es la antigua iglesia de Santa Engracia, aún más antigua del siglo XVI, y reconvertida para este fin. De la visita destacan las tumbas de la fadista Amália Rodrigues y los presidentes de Portugal, así como su preciosa cúpula blanca que ofrece unas magníficas vistas panorámicas.

5. Museo del Azulejo

  • Horarios: de 10 a 18h. de martes a domingo. Lunes cerrado.
  • Precio de la entrada: 5 € por adulto (Gratis con la Lisboa Card)
  • Web: www.museudoazulejo.gov.pt

El Museo del Azulejo es toda una muestra de arte a través de estas increíbles piezas desde el siglo XV hasta la actualidad, en donde también se enseñan las técnicas milenarias utilizadas en su fabricación.

6. Casa Dos Bicos

Casa dos Bicos

Casa dos Bicos

  • Horarios: de 10 a 18h. de lunes a sábado. Domingo cerrado. (última entrada a las 17.40h.)3
  • Precio de la entrada: 3 € por adulto. / Niños gratis hasta 12 años.

La Casa de los Bicos es un antiguo palacete del siglo XVI, que resalta por su fachada con piedras talladas en forma de picos, con la singularidad de que todas las puertas y ventanas son de tamaños y estilos diferentes, y funciono durante la mayor parte del siglo XX como almacén de bacalao. Hoy en día, es la sede de la Fundación Saramago, y lugar de reposo de las cenizas del prestigioso escritor bajo un olivo, en donde se pueden ver exposiciones temporales o acudir a eventos culturales.

7. Mirador de Santa Lucía

Un buen lugar para hacer un descanso, es el Mirador de Santa Lucía, que quizás no sea el mirador con mejores vistas de la ciudad, pero es un sitio fresco con mucho encanto, con una cubierta de buganvillas, todo forrado con antiguos azulejos con un precioso diseño.

Qué ver en el Barrio Alto de Lisboa

En el Barrio Alto, separado de la Alfama por un pequeño valle, podemos seguir disfrutando de los miradores de Lisboa, de las calles y casas más tradicionales, visitar la Iglesia de San Roque, pero sobre todo, disfrutarlo por la noche, cuando todo se convierte en ambiente, música y diversión, tal como podrás leer en nuestro artículo sobre dónde salir de marcha en Lisboa. A continuación, os dejamos un par de lugares más que ver en Lisboa:

8. Mirador de San Pedro de Alcántara

Mirador de San Pedro de Alcántara

Mirador de San Pedro de Alcántara

Lisboa está llena de miradores espectaculares en los que sin lugar a dudas te recomiendo parar, pero en especial en el Mirador de San Pedro de Alcántara, mi favorito y el más visitado de todos, no sólo por sus vistas que acaparan la mayoría de los lugares emblemáticos de la ciudad, explicados en un cartel de azulejos para que no te pierdas nada, sino que además está rodeado de unos estupendos jardines en los que desconectar un poco del ajetreo del Barrio Alto. Imprescindible desde aquí, visitar el Pavilhão Chinês, para tomar algo rodeado de una increíble decoración.

9. Funicular de la Gloria

La mejor opción para llegar hasta el mirador de San Pedro de Alcántara es el Funicular de la Gloria, declarado monumento nacional al igual que el resto de ascensores y elevadores de la ciudad, y que lleva funcionando desde 1.885. Al principio lo hacía con enormes tanques de agua que se colocaban detrás o delante, para aprovechar la fuerza de la gravedad, en la subida y en la bajada, luego con vapor y desde 1.914 es eléctrico, y además… ¡es muy chulo y el más utilizado de Lisboa con más de 3 millones de pasajeros al año!

Qué ver en el Chiado en Lisboa

La parte más oriental del Barrio Alto, es conocida como El Chiado, con un gran encanto, ya que pesar de haber sido destruido durante un incendio en 1.988, y sufrir una restauración durante más de 10 años, conserva su aire intelectual que le hizo el barrio favorito de poetas y escritores a finales del siglo XIX, como indica la estatua de Fernando Pessoa frente al Café A Brasileira, a la salida del metro. Pero además, hay un par de sitios que especialmente tienes que conocer:

10. Convento do Carmo en Lisboa

Qué ver en Lisboa

Ruinas de la Iglesia do Carmo

  • Horarios: de 10 a 18h. de lunes a sábado en invierno y hasta las 19 h. de mayo a septiembre. Domingos cerrado.
  • Precio de la entrada: 5 € por adulto y niños gratis hasta 14 años. (20% de descuento con LisboaCard)

Uno de los lugares más impactantes de Lisboa, es el Convento do Carmo, fundado en 1.389 y con la iglesia gótica más importante de Portugal hasta el terremoto de 1.755, cuando quedó con sus imponentes arcos ojivales apuntando al cielo, tal y como lo vemos ahora. También se puede visitar el Museo Arqueológico do Carmo con restos del paleolítico y neolítico portugués, la tumba del rey Fernando I, y unas momias peruanas que ponen los pelos de punta.

11. Elevador de Santa Justa

Qué visitar en Lisbos

Elevador de Santa Justa

  • Precio: 5,15€ y gratis con Lisboa Card, y con la modalidad 24 horas de las tarjetas 7 Colinas y Viva Viagem.

Para unir el Chiado y la Baixa Pombalina, se construyó a principios del siglo XX una verdadera obra de ingeniería, el elevador de Santa Justa, el único ascensor vertical urbano con 45m. de altura, y decoraciones neogóticas. ¡Es toda una atracción, sobre todo llegar arriba y contemplar las vistas y las ruinas del Convento do Carmo!

Qué ver en la Baixa Pombalina en Lisboa

El valle que separa las dos colinas nombradas anteriormente, es la Baixa Pombalina, denominada así porque fue reconstruida por el primer ministro de Portugal, el Marqués de Pombal, después de ser arrasada por el terremoto que destruyó el 90 % de la ciudad, además de los incendios posteriores causados por el mismo. Para mayor desastre, posteriormente sufrieron una ola sísmica que hizo que la zona desapareciera completamente, pudiendo ver en la actualidad cómo fue esta reconstrucción a través de las plaza del Marqués de Pombal, la Avenida de la Libertad o la Plaza de los Restauradores, con el obelisco dedicados a los restauradores de la Independencia Portuguesa de 1.640, etc.

12. Plaza del Comercio en Lisboa

Plaza del Comercio

Plaza del Comercio

Antes de atravesar el Arco Triunfal de Vía Augusta, ya sabes que algo bueno va a pasar, y efectivamente, la Plaza del Comercio, la más importante de Lisboa, aparece ante nuestros ojos para transportarnos a otra época cuando los barcos llegaban hasta allí, y era el epicentro del comercio marítimo de la ciudad, con sus edificios aporticados en forma de U abiertos hacia el Tajo, o incluso antes, cuando era el terreno ocupado por el Palacio Real.

En el centro de la plaza está la estatua ecuestre José I, que reinaba durante el trágico terremoto, y además de varios edificios gubernamentales, también se encuentran aquí la Oficina de Turismo y el Café Martinho da Arcada, el más antiguo de la ciudad. Además, te recomiendo que contemples esta plaza subiendo al Mirador del Arco de Rua Augusta, que seguro también te encantará.

13. Plaza de Rossio

Plaza Rossio

Plaza de Pedro IV

La antigua plaza del Rossio, ha sido testigo de la vida cotidiana de los habitantes de Lisboa fuera del castillo de San Jorge, de juicios, de ejecuciones o fiestas populares, hasta llegar a nuestros días renombrada como Plaza de Pedro IV, y edificios tan emblemáticos como el Teatro Nacional Doña María II con una imponente fachada neoclásica, la Iglesia quemada de Santo Domingo o la Estación de Trenes de Rossio del siglo XIX.

Qué visitar en el barrio de Belem en Lisboa

La verdad que cuando crees que Lisboa no puede impresionarte más, llegas al Barrio de Belén, y te dejas impresionar por esa luz que transmite, sus blancos monumentos, su energía, pero sobre todo, no puedes parar de comer pasteles de nata y samosas en la rica confitería Pastéis de Belem, dejarte envolver por su olor, e incluso ver cómo los preparan y hornean a través de unas cristaleras. Te garantizo que este barrio, te dejará con muy buen sabor de boca.

14. Monasterio de los Jerónimos

Claustro del Monasterio de los Jerónimos

Claustro del Monasterio de los Jerónimos

  • Horarios: de 10 a 17.30h. de octubre a abril, y de 10 a 18.30h. de mayo a septiembre (último acceso media hora antes del cierre)
  • Precio: 10 € por adulto y niños gratis hasta 12 años. (Gratis con LisboaCard)

Esta zona era el antiguo puerto donde salían y llegaban las carabelas portuguesas, y donde los navegantes rezaban antes de partir en una pequeña iglesia, posteriormente convertida en el Monasterio de los Jerónimos, de estilo manuelino, y financiado con los impuestos de las colonias, para homenajear el regreso de la India de Vasco de Gama.

El conjunto fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1.983, y no debes perderte su espectacular iglesia en la que es fácil encontrarse con algún recital de música, y un claustro que debe ser de visita obligada. Para más información no dejes de visitar la web oficial de Turismo de Portugal.

15. Torre de Belem

Torre de Belén

Torre de Belén

  • Horarios: de 10 a 17.30h. de octubre a abril, y de 10 a 18.30h. de mayo a septiembre de martes a domingo (último acceso media hora antes del cierre)
  • Precio: 6 € por adulto y niños gratis hasta 12 años. (Gratis con LisboaCard)

También en esta zona, tenemos la Torre de Belém, construida en el siglo XVI para defender el puerto, pero ha tenido varios usos a lo largo de la historia, como por ejemplo aduana para recaudar impuestos e incluso prisión. En tu visita podrás ver las cinco plantas con la Sala del Gobernador, la de los Reyes, y la dedicada para las Audiencias, así como la Capilla y la terraza en lo más alto.

16. Monumento a los Descubridores

Monumento a los Descubrimientos

Monumento a los Descubrimientos

  • Horarios: de 10 a 18h. de octubre a febrero, y de 10 a 19h. de marzo a septiembre (último acceso media hora antes del cierre). Lunes Cerrado.
  • Precio: 6 € por adulto y niños gratis hasta 12 años. / Jóvenes de 13 a 25 años: 3 € (20% de descuento con LisboaCard)

El Monumento a los Descubridores se esculpió  en forma de carabela con 33 personalidades de la Era de los Descubrimientos, en un gran monolito de piedra, en el año 1.960, para conmemorar los 600 años de la muerte de Enrique el Navegante. En sus 52 m. de altura guarda una sala de exposiciones y un mirador.

17. Parque de las Naciones en Lisboa

Una zona mucho más nueva de la ciudad, es la zona del Parque de las Naciones, que ocupa el recinto que albergó la Expo’98. Aunque parezca mentira, lo más destacable de esta zona a nivel arquitectónico, es la estación de tren. La Estación de Oriente fue construida por el arquitecto español Santiago Calatrava, y se ha convertido en uno de los símbolos de la modernidad lisboeta.

Además podremos montar en teleférico, y adentrarnos en algunos pabellones que todavía siguen en funcionamiento, como el de la realidad virtual, el convertido en el museo de la ciencia, y el Oceanario, aunque este último es una visita no recomendable por el estado lamentable en el que están algunos animales. Te aseguro que Lisboa tiene mejores cosas que ver.

Qué hacer en Lisboa

18. Degustar la rica gastronomía portuguesa

Si vas de viaje a Lisboa, prepárate para disfrutar al máximo de la rica gastronomía portuguesa, ya que no sólo gozan de una materia prima exquisita, unos platos tradicionales deliciosos, sino que además, los precios son bastante asequibles en todos los restaurantes, hasta los que están situados a orillas del Tajo, perfectos para una cena romántica. Sigue leyendo nuestro artículo sobre nuestros platos tradicionales favoritos de la cocina portuguesa, para que no te pierdas lo mejor, y además te dejamos algunos consejos para que no te cobren de más.

19. Navegar en un velero por el Tajo al atardecer

Una de las actividades que más me llaman la atención en Lisboa, es la de recorrer el Tajo en un velero al atardecer, sintiendo la brisa en la cara, relajándote después de un ajetreado día visitando la ciudad, y con la preciosa luz que desprende el cielo a estas horas. Si a ti también te motiva, aquí te dejo el enlace donde puedes reservar tu paseo en velero por el río.

20. Cenar a ritmo de Fado

Otro de los imprescindibles antes de irte de Lisboa, es disfrutar de una cena acompañados de la música más tradicional del lugar, el Fado, con su ritmo y melancolía, siempre atrayendo a todo el que lo escucha. Si a ti también te apetece puedes reservar tu tour por Mouraria más una deliciosa cena a ritmo de fado aquí.

Excursiones desde Lisboa

Si vas por segunda vez a Lisboa, o tienes tiempo, no dejes de disfrutar de los fantásticos lugares que hay cerca de la capital lusa, como por ejemplo, la villa romana de Óbidos, o el especial palacio de Sintra, entre otros lugares. Aquí te dejamos más información sobre las mejores excursiones cerca de Lisboa.

Y después de todo esto, espero que te convenza tanto como a nosotros, que disfrutes de Lisboa al máximo, que te dejes seducir por sus encantos, y que por supuesto descubras que es una ciudad para repetir. ¡Buen viaje!

Sobre el autor

Cristina
Viajera de vocación y profesión, con estudios en la Diplomatura de Turismo, especializada en el asesoramiento y venta de viajes en agencias de viajes off-line y on-line, organizadora de las Tertulias Viajeras y sobre todo bloguera en Está en tu Mundo.

2 comentarios en "Guía de Lisboa: las 20 mejores cosas que ver y hacer con mucha info útil"

  1. Flavio desde Lisboa ;) | 2 febrero, 2012 a 23:41 | Responder

    Vale, pues muy bien, ahora a repetir Lisboa, ¿no? Un abrazo y los veo pronto por acá!

    Saludos,
    Flavio

Responder a Flavio desde Lisboa ;) Cancelar la respuesta

Tu email no se publicará


*