Qué ver en Bath: los 10 imprescindibles en la encantadora ciudad de UK

Aunque su nombre no le haga buena fama (en inglés: “baño”), te prometemos que se trata de uno de los destinos turísticos más elegantes y encantadores del Reino Unido. Y es que ese nombre, alude en realidad a su mayor atractivo: sus majestuosos baños romanos.

Pero te imaginarás que para que una ciudad sea declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco (1987), debe reunir muchas más joyas de la historia, la cultura y la arquitectura…. ¡Y en este post te recomendamos las mejores!

Vista aérea de Bath

Vista aerea de Bath

Se  trata de una coqueta ciudad con arquitectura principalmente georgiana y con ruinas romanas, generosos y bien cuidados parques, cientos de cantantes callejeros, variedad de museos y es símbolo crucial en la obra de la escritora Jane Austen. Además, su puente Pulteney sobre el río Avon, es considerado uno de los más bellos del mundo y uno de los cinco puentes habitados del mundo.

Si hay algo que nos encanta a los viajeros es poder conocer una ciudad en uno o dos días. Esta es una de esas ciudades. Y no porque tenga poco para ver, ¿eh? Sino porque todo está a unos pasos de distancia. Así que si lo tuyo es una escapada exprés, aquí tienes las 10 cosas que no puedes perderte en Bath.

Cómo llegar a Bath

En tren: La Estación se denomina “Bath Spa” y recibe trenes de alta velocidad desde Londres.  Parten de la estación de Paddington cada 30 minutos y el viaje tiene una duración de una hora y media. Puedes encontrar billetes desde €30 por trayecto, dependiendo del horario y si es de ida y vuelta o sencillo.

Puedes ver precios, horarios y comprar tu billete aquí. Si estás en la capital, inglesa te ofrecerán también excursiones guiadas de un día o un fin de semana, ya que la distancia es realmente corta. Una muy buena opción para conocer dos puntos interesantes, es la excursión a Stonehenge y Bath.

En autobús: La línea National Express opera regularmente desde la Estación de Trenes de Londres (Victoria Coach Station) y desde sus dos aeropuertos, Heathrow y Gatwick. Puedes conseguir billetes desde £5 y el viaje dura casi tres horas. Consigue tus billetes aquí.

  • ¡Importante! Ten en cuenta que la Estación de Bath no tiene consigna. Si piensas hacer un viaje de un día, lleva lo imprescindible. ¡Traje de baño y poco más!

En coche: Si vas en grupo, tal vez sea una buena opción. Tardarán dos horas y media y ésta es la ruta de viaje. ¡Llegamos! ¿Y ahora?

  • Un consejo: Lo más probable es que visites los baños romanos, la galería de arte Victoria y el Museo de la Moda, ya que son los tres atractivos más importantes de la
    ciudad. Entre las tres entradas gastarás más de £30, pero existe la posibilidad de adquirir un pack online por £22,50.

Qué ver en Bath

1.- Primero, lo primero: sus cautivantes baños romanos

Baños romanos en Bath

Baños romanos en Bath

Como te explicábamos anteriormente, esta ciudad debe su nombre y su fama a los manantiales de agua caliente, que son únicos en Inglaterra. Alrededor de ellos, los romanos fundaron su ciudad, que por aquel entonces se llamaba “Aquae Sulis”… Luego de imaginar a un inglés intentando pronunciar esas palabras, comprenderás por qué ahora la llaman “Bath”.

Cuando veas las fotos o llegues al lugar, sentirás el deseo de sumergirte cual romano en esas aguas de 46º. Lamentablemente, el baño aquí no está permitido para preservar sus detalles históricos. Pero puedes disfrutar de baños termales en las zonas aledañas, ya te diremos cómo.

En la visita guiada, te contarán cómo todo el mundo tenía acceso a los baños por una módica suma: extranjeros, esclavos, mujeres. No era una práctica higiénica ni religiosa, sino sólo de placer y encuentro social. El edificio conserva detalles únicos y una atmósfera detenida en el tiempo, que valen cada segundo de la visita.

  • Horarios: Enero a Febrero: 09.30 a 17 horas. Marzo a 16 de Junio: 09 a 17 horas. 17 Junio al 31 de Agosto: 9 a 21 horas. Septiembre a Octubre: 9 a 17 horas. Noviembre a Diciembre: 9.30 a 17 horas.
  • Precio: La entrada cuesta £15,50. Incluye audioguía (en español) y la visita al museo.
  • Una curiosidad: Cuenta la leyenda que allá por el siglo XII, el príncipe celta Bladud había contraído lepra y se curó milagrosamente tras bañarse en estos manantiales
    calientes.
  • Recomendación: Estamos seguros de que después de la visita, querrás disfrutar de un baño termal. Hay varias opciones en los alrededores del edificio histórico. Ésta es una de las más recomendadas.

2.- Abadía de Bath: medieval y gótica

Abadía de Bath

Abadía de Bath

Muy cerca de las termas romanas, no te pierdas otra de las joyas de la ciudad: esta preciosa abadía medieval por fuera y gótica por dentro, cuyo nombre originario es “Abadía de San Pedro”.

Se trata de una iglesia parroquial anglicana, fundada en el siglo VII, que tuvo varias reformas y ampliaciones en los siglos subsiguientes. Hoy tiene culto activo y es uno de los ejemplos más importantes de arquitectura gótica en el West Country. Sus coloridas vidrieras y majestuosas bóvedas, sabrán seducirte desde un primer acercamiento. Las “escaleras de los ángeles” en el ala oeste, son uno de sus atractivos más admirados. Cuentan que el obispo de la ciudad, Oliver King, soñaba con ángeles que subían y bajaban por esa escalera…asique podrás ver cómo su sueño se convirtió en una bellísima realidad.

  • Horarios: Lunes a sábados de 9 a 18 horas. Domingos: 13 a 14:30 horas y 16:30 a 17:30 horas.
  • Precio: La entrada a la Abadía es gratuita, pero se sugiere una donación voluntaria.
  • No te lo pierdas: En la torre de la abadía se puede visitar el campanario de la catedral
    y disfrutar de unas incomparables vistas de Bath. Claro, tendrás que animarte a los 212 escalones y pagar £6 para llegar a este punto, pero creemos que vale la pena.

3.- Un auténtica comida inglesa en Sally Lunn’s (restaurante y museo)

Sally Lunn’s - restaurante y museo

Sally Lunn’s – restaurante y museo

Entre el relax y la caminata, se ha hecho la hora de comer. Pero como no queremos que pierdas nada de Bath, ahí van dos pájaros de un tiro: comida y cultura. Sally Lunn’s es más que una casa de té, porque su edificio  histórico es una de las casas más antiguas de Bath y expone un “museo-cocina” que fue la originalmente utilizada por el legendario panadero para crear el primer “Bath Bunn”, una especialidad regional conocida en todo el mundo.

Sin duda, comer en Sally Lunn’s es una de las obligaciones de viajero en Bath. En esta galería podrás espiar la decoración tradicional y acogedora que caracteriza a este histórico espacio gastronómico. El museo es en realidad, la recreación de una antigua cocina georgiana, pero sin duda le da un valor añadido al lugar.

  • Dirección: 4 North Parade Passage
  • Horarios: Abren todos los días de 10 a 22 horas, pero toman la última orden a las 20.30  y aconsejan reserva previa.
  • Precio: Aquí puedes descargar los menús de los distintos momentos del día y ver los precios. No es barato, pero tampoco inaccesible.

4- Compras y buen gusto en el Bath Guildhall Market

Fachada de Guildhall Market en Bath

Fachada de Guildhall Market en Bath

Panza llena, corazón contento… nos acercamos hacia el Río Avon para visitar el lugar de compras más antiguo de la ciudad. Un colorido grupo de unos veinte comerciantes se reúnen en este precioso edificio casi en frente del Puente Pulteney.

Manteniendo el espíritu de negocio familiar y productos tradicionales, en el coqueto mercado puedes encontrar confiterías, artículos de cuero, cafetería tradicional, mercería, libros de segunda mano, joyerías, tiendas de recuerdos y hasta textiles exóticos de la India.

Resulta muy agradable dejarse llevar por el encanto de cada puesto, conocer a sus anfitriones y, si el idioma lo permite, conversar un poco con ellos. También es un buen sitio para tomar un café, un descanso… ¡Y a seguir!

  • Dirección: 33 High Street, a pocos pasos del Puente Pulteney.
  • Horarios: Lunes a sábado de 8 a 17:30 horas

5.- Una cita con el arte en Victoria Art Gallery

Interior de Victoria Art Gallery

Interior de Victoria Art Gallery

Junto al Guildhall Market, podrás conocer una importante colección de pinturas, esculturas y artes decorativas. El edificio fue diseñado en 1897 por John McKean Brydon. En su fachada se destaca una estatua de la reina Victoria de Andrea Carlo Lucchesi, ya que la galería fue nombrada en celebración de los 60 años de la monarca en el trono.

La galería incluye más de 1.500 tesoros de artes decorativas desde el siglo XV hasta nuestros días y se formó con donaciones y legados desde que se abrió por primera vez en el año 1.900. La colección incluye muchas obras de artistas que han vivido y trabajado en el área, como Thomas Gainsborough y Walter Sickert.

Si quieres echar un vistazo antes de agendar la galería en tu recorrido por Bath, lo ideal es que realices este recorrido virtual.

  • Dirección: Bridge St. (Junto al Puente Pulteney)
  • Horarios: Abierto todos los días de 10.30 a 17 horas. Última entrada a las 16.40 horas.
  • Precio: La entrada estándar para adulto vale £ 4,50, pero ofrecen un “pack” que incluye la visita a esta galería, la entrada a los baños romanos y al Museo de la Moda (del que te hablaremos más adelante), a £ 22,50. Esos precios rebajados online, en la puerta son más caros. Puedes comprarlos aquí.
  • Una curiosidad: La galería tiene un sistema llamado “Adopt a Picture”, que permite al  público colaborar en la restauración de una pintura y ver su nombre acreditado junto a ella cada vez que se muestra.

6.- Pulteney Bridge: un puente habitado y pieza clave en la historia de Bath

Puente Pulteney en Bath Inglaterra

Puente Pulteney en Bath Inglaterra

Hemos llegado al encantador puente que cruza el Río Avon. Además de ser clave en el desarrollo urbano de Bath, tiene una particularidad que lo destaca: es uno de los únicos cinco puentes habitados del mundo, ya que tiene tiendas a lo largo de ambas márgenes.

Su construcción se finalizó en 1773 bajo el diseño de Robert Adam. Por aquellas épocas, Frances Pulteney (de allí su nombre) heredó la finca Bathwick al otro lado del río Avon. Su esposo supo ver el potencial de ese espacio rural e hizo planes para crear una nueva ciudad, como un suburbio de la histórica de Bath. Pero claro, necesitaba cruzar el río… Y allí surgió la idea de este puente, sin el cual la ciudad no sería lo que es hoy.

El diseñador planteó una elegante estructura forrada con tiendas. A pesar de que el paso de los años y las inundaciones, han forzado algunas reformas, el Pulteney conserva la belleza y el espíritu emprendedor que lo hizo protagonista en el crecimiento de la ciudad. Actualmente podrás encontrar varias tiendas, como una floristería, una casa de antigüedades y un bar de zumos.

  • Una curiosidad: Junto con el puente Vecchio en Florencia, está considerado uno de los puentes más bellos del mundo. De hecho, el diseñador de basó en sus homólogos italianos: el puente Vecchio y el di Rialto.

7.- Sentirte un personaje de “Orgullo y prejuicio” en The Jane Austen Centre

The Jane Austen Centre

The Jane Austen Centre

Volviendo al comienzo del puente y tomando la calle New Bond St, en pocos minutos llegaremos al Jane Austen Centre.

Si eres aficionado a la literatura, vale la pena que conozcas este espacio dedicado a explorar las épocas que pasó la escritora británica en Bath y la  influencia que esta ciudad ha tenido en sus libros y en su vida personal.

La exposición del Centro no sólo es informativa, sino que trata de llegar a las emociones del visitante. El edificio es una propiedad de esa época, hay varios objetos personales y una  estatua verdaderamente realista de la autora. ¡Incluso te ofrecen la oportunidad de vestirte con un traje “Regency”! (el período entre 1811 y 1820 de Inglaterra, cuya moda es un hito histórico e ingrediente fundamental en los libros de Austen).

  • Dirección: 40 Gay Street
  • Horarios: Noviembre a marzo – Domingo a viernes de 10 a 16 horas y sábados de 9.45 a 16 horas. Abril a noviembre – Todos los días 9.45 a 17:30 horas. Julio y agosto – Todos
    los días 9.30 a 18 horas. :
  • Precio de la entrada: £12 por adulto. Hay descuentos para niños, estudiantes, jubilados y familias. ¡Atención! Si compras antes de las 12 del mediodía, descuentan una libra por billete. Puedes comprar tus entradas con anticipación aquí.

8- Conocer The Circus y visitar una de sus casas: ¡fotos imprescindibles!

Vista aérea de The Circus en Bath

Vista aérea de The Circus en Bath

Estás ante uno de los ejemplos más famosos del mundo de arquitectura georgiana. Se trata de un conjunto de edificios en forma de media luna, originario del siglo XVIII. Tiene tres segmentos de viviendas especulares, siguiendo el estilo del Royal Crescent.

El Circus fue trazado originalmente por el arquitecto John Wood, quien falleció pocos meses después de iniciada la construcción. Fue su hijo homónimo quien completó la obra, que llevócasi una década de trabajo. El área central se encontraba pavimentada en piedra, con un estanque que abastecía de agua a las residencias. Desde 1800, se transformó en el espacio verde que ves hoy en día y que es perfecto para tomar buenas fotos y un descanso.

  • Imprescindible: Además de maravillarte con la obra desde su exterior ¡puedes visitar el interior! El decorado y amueblado reproducen una típica vivienda de la clase pudiente del 1700. Las habitaciones cuentan con muebles históricos, cuadros y objetos que revelan cómo era la vida de los residentes. La casa nº 1 de Royal Crescent está abierta  de 10 a 17 horas y el acceso vale £10,60 para adultos y la mitad para niños entre 6 y 16 años.

9.- Un paseo relajante en el Royal Victoria Park

Royal Victoria Park

Royal Victoria Park

Casi todas las ciudades de Inglaterra e incluso en ciudades que fueron colonias británicas, hay un parque dedicado a la Reina y Bath no podía ser la excepción. En el año 1830, con solo 11 años de edad, la princesa y futura reina Victoria visitó Bath para inaugurar este espacio verde tan significativo para la ciudad. Con 57 acres verdes frente al Circus, el Royal Victoria Park alberga hermosos jardines, botánicos, campos de tenis, un minigolf de 18 hoyos y un parque de aventuras para niños con estructuras para escalar, tirolinas y un área de skate. Si viajas en primavera o verano, puedes alimentar a los patos y tomar el té en el Pavilion Café.

  • Un dato curioso: Cuenta la leyenda que la Reina nunca regresó a Bath porque durante la inauguración del Parque, se escuchó a un vecino de Bath haciendo un comentario despectivo sobre el grosor de sus tobillos. ¿Será cierto?
  • Un tip: De noviembre a enero, el Parque abre su pista de hielo al aire libre, ideal para sumergirse en el espíritu navideño.
  • Horarios: Está abierto las 24 horas y el acceso es gratuito.

10.- Museo de la moda

Museo de la moda - Bath

Museo de la moda – Bath

Aquí no se trata sólo de ver elaboradísimos vestidos y zapatos, sino de tener un verdadero encuentro con la vida de siglos pasados a través de su moda.

Este Museo muestra una colección de clase mundial de vestimenta histórica a través de 100 mil objetos, que van desde guantes decorados de la época de Shakespeare hasta las modas de los diseñadores más importantes de la colección “Vestido del Año”, que llega hasta hoy. Cada diseño, cada detalle, cada tejido, expone diferentes aspectos de la historia de la moda.

No puedes irte de este encantador destino sin vestirte como un típico ciudadano de Bath de antaño…y esta es la ocasión perfecta para hacerlo. El Museo de la moda ofrece moda de fantasía de las épocas de regencia, georgiana y victoriana. Hay abrigos y sombreros, vestidos y gorros para niños y niñas, y para hombres y mujeres… ¡todos esperando que te los pruebes!

  • Dirección: Assembly Rooms, Bennett St.
  • Horarios: Todos los días de 10:30 a 17 horas.
  • Precio: la entrada al Museo de la Moda incluye una audio-guía en castellano y un recorrido guiado de 30 minutos a las 12.00 y 16.00 (marzo-octubre) y 12.00 y 15.30 (noviembre-febrero). El precio por adulto es de £8,55 comprándolo online (£9,50 en la puerta). Tal y como mencionamos más arriba, existe un “pack” por £22,50, que permite el acceso al Museo de la Moda, los baños romanos y la galería de Arte Victoria.

Sobre el autor

David
Ingeniero informático de profesión y viajero de vocación. Made in Kenya

Tu comentario será el primero on "Qué ver en Bath: los 10 imprescindibles en la encantadora ciudad de UK"

Deja un comentario

Tu email no se publicará


*