Qué ver en Glasgow en tres días, lo mejor de la ciudad escocesa

Aparentemente gris e industrial, Glasgow es todo lo contrario. El colorido y la elegancia de  edificios victorianos, generosos espacios verdes, actividades para todos los gustos y un lugar privilegiado en el arte, transforman a esta ciudad escocesa en un imán para los viajeros.

Glasgow por la noche

Glasgow de noche

Además de su protagonismo histórico en la época victoriana y la Revolución Industrial, en el presente es el centro económico más importante del país y uno de los veinte centros financieros más importantes de Europa.

Sus calles son cosmopolitas, bulliciosas y vibrantes. Las construcciones modernistas y  victorianas muy bien conservadas, engalanan las fotos de los turistas. Y aunque el sistema de
transporte público conecta todo el espacio urbano, se puede llegar a pie o en bici a prácticamente todos sus atractivos turísticos. Por si fuera poco, 91 parques y espacios verdes irrumpen entre el cemento ofreciendo un oasis de esparcimiento y relax. En resumen, lo tiene todo. Y esto te va a encantar: los precios son mucho más accesibles que en ciudades como Edimburgo o Londres e incluso, muchas actividades y sitios de interés ¡son gratuitos! Sigue leyendo, y lo verás.

Algunas curiosidades de esta fascinante ciudad:

  • Tiene uno de los sistemas de metros más antiguos del mundo. Está formado por una sola línea circular y es llamado “Clockwork orange” (naranja mecánica) por el color de
    sus vagones.
  • El gentilicio de sus lugareños es bastante difícil de pronunciar. Te desafiamos a que lo logres en tres días: Glaswegians.
  • Es la ciudad más grande y poblada del país y la tercera del Reino Unido.
  • No sabemos si es cierto, pero en la Iglesia de San Juan Duns Escoto afirman que tienen los restos auténticos de San Valentín.
  • Aquí fue donde nació el fútbol internacional. En 1872, un partido Escocia vs. Inglaterra,
    que terminó 0-0, fue el primero enfrentamiento de dos naciones en este deporte.
  • Un arquitecto y diseñador de Glasgow llamado Charles Mackintosh (de quien
    hablaremos bastante en esta nota), fue el inventor del impermeable en 1828… no es casual: tiene un alto promedio de días lluviosos.

Cómo llegar a Glasgow desde el aeropuerto

Aeropuerto Internacional de Glasgow

Autobús desde el aeropuerto a Glasgow

Aerolíneas como Easyjet, Ryanair, Jet2, Flybe y Thomas Cook Airlines, ofrecen vuelos de bajo coste a Glasgow, así que lo más probable es que llegues al Aeropuerto Internacional de
Glasgow, que queda a unos 13 kilómetros del centro. Sin duda, la mejor opción para trasladarte es el “Shuttle bus F 500”. Parte desde el mismo aeropuerto cada 10-15 minutos y tarda 15 minutos en llegar a la primera parada en Glasgow. Aquí puedes ver las paradas que hace en el centro de la ciudad para elegir la más cercana a tu alojamiento.

El precio del billete £8 o £12 ida y vuelta. Pero hay tarifas familiares y grupales muy convenientes, que están en el mismo link que te dejamos en el párrafo anterior. Y lo mejor…funciona las 24 horas al día.

PRIMER DÍA: DE CATEDRALES, HISTORIA Y SALONES DE TÉ

Hemos organizado tu tour por este destino con un criterio de cercanía geográfica, pero podrás reorganizarlo según tus gustos, intereses, tiempo y presupuesto. ¡Allá vamos!

1. GEORGE SQUARE: PASADO Y PRESENTE DE GLASGOW

Lugares imprescindibles de Glasgow

George Square, centro neurálgico de Glasgow

Es el punto de partida perfecto para tu recorrido, porque además de ser la plaza principal de la ciudad, queda cerca de los próximos sitios que te recomendaremos.
George Square fue trazada en 1.781 y muestra la influencia de la Ilustración escocesa. Aunque en sus inicios no era más que una zona sucia, llena de barro y que se utilizaba para sacrificar animales, hoy funciona como centro cívico y expone una limpieza y esplendor dignos de admirar, con espacios floridos e imponentes esculturas, edificios y estatuas.

  • Qué ver: En el lado este de la plaza verás el edificio del Ayuntamiento. Fue inaugurado en 1888 y está hoy rodeado de otros importantes y bellos edificios como la antigua
    General Post Office, un edificio de oficinas de estilo Chicago de 1924 y la Oficina de Turismo. Hacia el norte poder ver la Estación de Queen Street, el Millennium Hotel (de 1840) y George House, que actualmente alberga las oficinas de Ernst & Young. Si vas hacia el lado occidental, encontrarás el antiguo edificio del Bank of Scotland, que actualmente contiene oficinas y un pub. En el lado opuesto, hay un Cenotafio construido en 1922 para recordar a los ciudadanos que murieron en la Primera Guerra Mundial. Esta plaza también es basamento de esculturas y estatuas, entre las que se destaca una columna de 24 metros de altura, erigida en 1837, en honor al escritor Walter Scott.
  • Un dato curioso: La plaza se llamó así en honor al rey Jorge III, cuya estatua se situaría en el centro. Pero los problemas con los comerciantes de tabaco por la Guerra de Independencia de los Estados Unidos y la derrota británica, crearon muchos enemigos al Rey…quien se quedó sin su estatua. ¿Quién salió favorecido en su lugar? El escritor Sir Walter Scott, como lo mencionamos en el punto anterior.

2. CATEDRAL DE GLASGOW: UN VIAJE A LA EDAD MEDIA

Qué ver en Glasgow

Catedral de Glasgow

La deslumbrante arquitectura de esta catedral medieval, habla por sí misma y sin duda, merece una visita. Aunque no fue la primera catedral de Glasgow, ya que la precedió una construcción en piedra de 1136 dedicada al Rey David I, el edificio actual tiene una antigüedad respetable: fue consagrado como Catedral de la Ciudad en 1197.

Con más de 800 años, actualmente tiene una activa congregación y además deja maravillados a los arquitectos y constructores del presente, que estudian y admiran cada pequeño detalle.
Aunque no todo es antiguo en este templo, ya que expone una de las mejores colecciones de vitrales de posguerra de Gran Bretaña. Entre ellas, mención especial a la Ventana del Milenio de John K. Clark, construida en 1999, en el muro norte de la nave. Podríamos mostrarte fotos…¡pero queremos que la veas personalmente! Es una bellísima obra de arte.

La mayoría de los días de semana, durante el horario de verano, se ofrecen visitas guiadas  hechas por voluntarios de 11 a 14 horas. Tanto la entrada al templo como las visitad guiadas,
son gratuitas, aunque se aceptan donaciones.

  • Horarios: De abril a septiembre, de lunes a sábado de 9.30 a 17 horas y los domingos de 13 a 16.30 horas. De octubre a marzo, de lunes a  sábado de 10 a 15.30 horas y los domingos de 13 a 15.30 horas.
  • Vale la pena: Todos los visitantes son bienvenidos a asistir al servicio Coral “Evensong” que se lleva a cabo en la Nave a las 16 horas.
  • Un tip: Si además de la curiosidad turística o histórica, te interesa participar en alguna actividad religiosa, puedes visitar su página de Facebook o su página oficial (utilizando la herramienta de “traducir página”), donde presentan noticias, horarios de misas y
    otros datos de interés para los feligreses.

3. NECRÓPOLIS DE GLASGOW: JARDINES QUE DAN VIDA A LA HISTORIA

Lugares que ver en Glasgow

Necrópolis de Glasgow

Justo al lado de la Catedral, encontramos esta joya histórica, una cápsula del tiempo que nos traslada al esplendor victoriano de Glasgow, cuando era la segunda ciudad del Imperio.

Aunque hay 50 mil personas enterradas, esto no es un simple cementerio, sino un atractivo espacio para conocer y aprender sobre quienes forjaron la ciudad. Los recorridos son
informales y están pensados para todas las edades…. ¡incluso hay actividades especiales para  los niños!

En sus 15 generosas y verdes hectáreas, tiene 3.500 tumbas visibles y mausoleos. Está incluido en el Inventario de jardines y paisajes diseñados de Escocia Histórica, porque aunque resulte paradójico, es un espacio lleno de vida. Hay 180 especies de plantas con flores y árboles además de corzos, conejos y ardillas, entre otras especies.

  • Qué hacer: Para sacarle el máximo provecho a tu visita, te aconsejamos dos opciones. La primera es recorrerlo por tu propia cuenta pero con la ayuda de un libro guía (con fotos y explicaciones muy sencillas, pero en inglés) que puedes adquirir aquí, desde £3.
    La segunda es unirte a un tour gratuito, aunque tienen días y horarios muy acotados y es esencial hacer reserva con tiempo, que puedes hacerla en la misma página.
  • Horario: Todos los días de 7 a 18 horas.
  • Precio de la entrada: Gratuita.
  • Un consejo: En la parte más alta de la necrópolis, es donde están las tumbas y mausoleos  más majestuosos. No te pierdas la estatua a High William Gavin, el mausoleo Monteath y el monumento a McGavin y MacFarlans.

4. THE WILLOW TEA ROOMS: ¡HORA DEL TÉ!

Ha llegado la tarde…y donde fueres, haz lo que vieres. Es la hora del té y vamos a mostrarte el mejor lugar que puede haber en la ciudad para disfrutar de esta costumbre, a pocos pasos de George Square.

Las 25 variedades de té y numerosas delicias que ofrecen, no es lo que ha hecho famoso a este lugar. Sino su importancia histórica y artística ya data de 1903 y fue diseñado por el arquitecto y diseñador más famoso de la ciudad, Charles Mackintosh. (Sí, el mismo del impermeable).

Desde su origen hasta hoy, fue un proyecto pensado para combinar arte y té. Cuando veas el ambiente, los detalles ampliamente cuidados y los turistas de todo el mundo, te darás cuenta que lo han conseguido.

  • Horarios: Lunes a sábados de 9 a 17.30 horas. Domingos y festivos, de 10.30 a 17.30 horas.
  • Precios: La cuenta no será exorbitante, considerando el escenario privilegiado donde
    estás. Hay platos típicos escoceses entre £5 y £8,5. El típico té inglés cuesta £2,10.
  • Consejo: Si se te pasó la hora del té, no te preocupes. Comienza tu segundo día en Glasgow con un completo desayuno inglés o brunch que incluye  el tradicional porridge y salmón.

5. MUSEO KALVINGROVE: LO BUENO, SI GRATIS, DOS VECES BUENO

Museos de Glasgow

Museo Kalvingrove

Termina tu primer día en Glasgow conociendo la atracción turística gratuita más visitada del país.

El edificio tiene estilo barroco español, fue inaugurado en 1901 y reúne más de 8 mil obras de gran interés artístico de diferentes partes del globo. Las dos torres características de esta galería están inspiradas en la Catedral de Santiago de Compostela. Tiene 22 galerías temáticas. Podrás ver obras como del Cristo de San Juan de la Cruz del maestro español Salvador Dalí, así como otras varias del afamado artista escocés Charles Mackintosh (sí, el del impermeable y el Tea Rooms que acabas de visitar).

Pero también podemos observar vestigios del mundo animal como fósiles de dinosaurios u otros seres vivos prehistóricos, así como material arqueológico de los primeros asentamientos del país.

  • Horarios: Lunes a jueves y sábados de 10 a 17 horas. Viernes y domingos de 11 a 17
    horas.
  • Entrada: ¡Gratis!
  • Un dato curioso: Aunque como toda leyenda es de dudosa procedencia, se dice que el
    arquitecto del edificio, John Simpson, se suicidó saltando de una de las torres del Museo.

SEGUNDO DÍA: JUNTO AL RÍO CLYDE, UN MUNDO POR DESCUBRIR

6. GLASGOW GREEN: VERDE QUE TE QUIERO VERDE

Qué ver en Glasgow

Glasgow Green

Las primeras horas de la mañana son perfectas para perderte en el apacible oasis verde de Glasgow Green. Se trata del parque público más antiguo de la ciudad y de Gran Gretaña, porque fue establecido en el SXV y se encuentra hacia el este del centro y en la orilla norte del Río Clyde.

Tiene más de 50 hectáreas que reciben más de 2 millones de visitantes al año. Allí se combinan  áreas de actividades, con arboledas, puentes, zonas de descanso, juegos para niños y fuentes.
Se destaca su excelente estado de  mantenimiento y limpieza, que le ha valido varias distinciones en los últimos años.

  • Cómo llegar: Está a solo 15 minutos caminando desde el centro, pero alquilar una bicicleta es una buena opción ya que te permitirá conocer todo el parque también. Aquí tienes las localizaciones donde puedes alquilar una bicicleta por £1 los 30 minutos. Si vas a usar este sistema una tarde completa o más días, te conviene la tarifa mensual de £10… ¡y a rodar!
  • Qué hacer: Lo ideal es seguir los senderos e indicaciones para ir conociendo cada uno  de sus rincones. Dedica al menos un par de horas para disfrutar sus diferentes espacios, donde además encontrarás varias plataformas que son miradores al Río Clyde. Los tres imperdibles del parque son: el Arco McLennan, la Fuente Doulton y el
    Monumento a Nelson. Y si vas con niños, no dejes de visitar las zonas de juegos infantiles.
  • Horario: Abierto las 24 horas.:
  • Precio: Entrada libre y gratuita.

7. PEOPLE PALACE Y WINTER GARDENS: CUANDO UN PALACIO SE VUELVE MUSEO

Qué ver en Glasgow

People’s Palace

Aunque técnicamente está dentro del Glasgow Green, quisimos darle su lugar exclusivo en esta lista, porque es un atractivo turístico que merece ser visitado incluso si no te interesa conocer el parque.

Es que además de su indescriptible belleza, alberga uno de los museos que te mejor te permiten conocer la historia social y cotidiana de sus ciudadanos: como su nombre lo indica, es el “Palacio de la gente”.

Fue inaugurado a fines del siglo XIX, como un centro cultural para la gente de la zona, que por aquel entonces, era la más humilde de Glasgow. Tenía una sala de lectura, juegos, un museo y una galería de cuadros. Pero en 1940 se convirtió en lo que es hoy: un museo de la historia social de la ciudad, exponiendo piezas, objetos, fotografías y costumbres desde 1750 hasta la
actualidad.

Por si fuera poco, en la zona adyacente al Palacio, hay un acogedor invernadero llamado Winter Gardens, donde puedes pasear entre palmeras, plantas exóticas u orquídeas:

  • Precio: La entrada es libre y gratuita.
  • Horarios: De lunes a jueves y sábados, de 10 a 17 horas. Los viernes y domingos, de 11
    a 17 horas.
  • Consejo: En Winter Gardens hay un pequeño pero encantador bar, perfecto para tu primer descanso del día.

8. THE BARRAS: SOLO PARA CURIOSOS

Dónde comprar en Glasgow

Cartel de entrada al mercado The Barras

Si eres fan de las antigüedades, lo vintage y el art decó o si simplemente quieres curiosear  entre puestos que exponen reliquias, objetos de segunda mano, vinilos y uno que otro juguete
bizarro, The Barras es un sitio imprescindible.

Aunque es cierto que ha perdido el esplendor de épocas pasadas, aún se pueden descubrir interesantes puesteros, dispuestos a recordarnos el espíritu de la ciudad con alguna anécdota o mercancía.

Tanto o en el mercado como en sus alrededores, se puede encontrar en numerosos bares y restaurantes con un ambiente festivo y bohemio.

  • Un dato curioso: el origen de este mercado se remonta a los años 20, cuando los vendedores ambulantes ofrecían productos en sus  carretillas(“barras”).
  • ¡Importante! El mercado sólo abre los fines de semana de 9 a 17 horas.

9. BUCHANAN STREET: PREPARA TUS SENTIDOS… ¡Y TU CARTERA!

Calles comerciales de Glasgow

Calle Buchanan

A pocos minutos a pie de “The Barras”, llegarás a la calle comercial más famosa de la ciudad. Es el lugar perfecto para hacer compras, ya que ofrece un gran surtido de tiendas, pero a  precios muy inferiores a los que encontrarás en otras ciudades como Londres o Edimburgo.

Pero Buchanan Street, es mucho más que una calle para comprar. Ya las elegantísimas fachadas victorianas donde se alojan las tiendas y centros comerciales, justifica el paseo. Un
ambiente muy animado ocupa cada rincón, entre artistas callejeros, vendedores ambulantes,  uno que otro bar… ¡Y hasta un Hard Rock Café!
Dicen que es la calle más viva de la ciudad ¿Te animas a comprobarlo?

  • Consejo: Si te gusta el cine y vas con algo de tiempo, no pierdas la oportunidad de vivir el séptimo arte de una forma diferente. Confortables y pintorescos sillones, comida de lujo y un sonido sensacional. Everyman Cinema no es un cine más, es EL cine. Si no nos
    crees, visita su web oficialvisita su web oficial, donde también podrás consultar la cartelera para el momento  de tu viaje.

TERCER DÍA: DEL ARTE, LO MEJOR

Entre Buchanan Street y el centro, quedan aún dos lujos del mundo del arte que hemos reservado para tu último día. ¡Ánimo viajero, que esto aún no termina!

10. THE LIGHTHOUSE: ARTE, ARQUITECTURA Y PANORÁMICAS DE LA CIUDAD

Escalera de Caracol

Escalera de caracol del Lighthouse

El faro de Glasgow no es realmente un faro. Se trata del Centro de Diseño y Arquitectura de Escocia. Es una construcción relativamente moderna (1999) en el marco de las acciones
gubernamentales para merecer el título de “Ciudad de Arquitectura y Diseño del Reino Unido”.

En realidad, es una conversión arquitectónica de las antiguas oficinas del periódico Glasgow Herald, obra del reconocido arquitecto Charles Rennie Mackintosh (Ya sabes de quién te
hablamos ¿verdad?)  La arquitectura y el diseño de Escocia (A+DS) ocupa uno de los cinco pisos del edificio, donde
además se realizan una variedad de programas, conferencias y eventos. También conocerás el  impacto de Mackintosh sobre su ciudad.

  • Qué hacer: ¡Explorarlo por dentro y mirar hacia afuera! Si decides visitar The Lighthouse, encontrarás interesantes exposiciones temporales y permanentes, secciones interpretativas y una tienda de diseño. Pero lo que más destacan los visitantes, es la vista ininterrumpida sobre el paisaje urbano de Glasgow (a la que
    puedes acceder desde la Torre Mackintosh en el norte del edificio). Allí se llega a través de una bellísima escalera helicoidal, que vale unas cuantas fotos. Además hay otra plataforma de observación en el sur del edificio (sexto piso), a la cual se llega mediante ascensor.
  • Horario y entrada: De lunes a sábado de 10 a 17.30 horas y domingos de 10 a 17 horas. La entrada es completamente gratuita. Los días sábados a las 13, hay visitas guiadas por £5.
  • Un dato curioso: The Lighthouse fue coronado como el Mejor Espacio Cultural de 2019 en los Premios Glasgow, donde fue finalista junto con muchos lugares fantásticos de la ciudad.
  • Untip: Si no te quedó tiempo o quieres cotillear el sitio antes de ir, puedes realizar un tour virtual aquí.

11. GALERÍA DE ARTE MODERNO (GoMA)

Museo de Arte Moderno en Glasgow

GoMA Museo por la noche

Muy cerca de The Lighthouse, otro lugar perfecto para “empacharte de arte”. El GoMA contiene cuatro generosas galerías, un café, una tienda y una biblioteca didáctica.

El precioso edificio neoclásico fue inaugurado como museo en 1996 y expone una extensa colección ecléctica de arte contemporáneo. Luego del Museo de Londres, es más visitado de UK, con ocho millones de personas que pueden dar testimonio de ello.
En sus cuatro plantas, se localizan diferentes exposiciones de artistas locales, nacionales e internacionales.

  • Un dato curioso: En las afueras del GoMA, podrás observar otra de las grandes  curiosidades de la ciudad que hemos querido reservar para el final de este artículo. Allí  hay una estatua del duque de Wellington del siglo XIX ¿Y qué tiene de curioso? ¡Lleva un cono naranja de tráfico en su cabeza! Cuenta la leyenda que allá por la década del 80, un estudiante borracho lo colocó allí. Desde entonces el Ayuntamiento lo ha retirado varias veces…pero siempre vuelve y ya se ha transformado en un icono de la ciudad. ¿Qué opinaría el Duque?
  • Precio: La entrada es libre y gratuita.
  • Horarios: De lunes a jueves y sábados, de 10 a 17 horas. Los viernes y domingos, de 11 a 17 horas
  • Consejo: En la planta baja del edificio, se encuentra una Oficina de Turismo. Es un buen
    momento para entrar y ver si has dejado algo pendiente en la ciudad… ¡y planificar tu
    regreso a Glasgow!

Sobre el autor

Cristina
Viajera de vocación y profesión, con estudios en la Diplomatura de Turismo, especializada en el asesoramiento y venta de viajes en agencias de viajes off-line y on-line, organizadora de las Tertulias Viajeras y sobre todo bloguera en Está en tu Mundo.

Deja un comentario

Tu email no se publicará


*