Qué ver en Lucerna en un día: el top 10 de lo que no te debes perder

Como buen viajero, sabrás que cada ciudad esconde tantos secretos como quieras descubrir, tantas bellezas como quieras fotografíar y tantas historias como quieras escuchar. Lucerna no es la excepción. Y aunque tiene mucho que ofrecer, también es uno de esos destinos en los que las distancias cortas, permiten un fabuloso plan para conocer sus mejores encantos en un solo día.

Qué ver en Lucerna en Suiza

Vista panorámica de Lucerna

Te presentamos Lucerna, cuyos apellidos podrían ser “tesoro alpino”, una de las ciudades que nacieron y crecieron junto a un lago de origen glacial, en este caso, el lago de los Cuatro Cantones (o “Vierwaldstättersee” si te atreves a pronunciarlo). Fue fundada en 1178 y tiene al menos dos datos curiosos: fue la primera ciudad de Europa en llevar a juicio un caso de brujería y en 1848 fue una de las tres ciudades candidatas para convertirse en la capital de la nueva federación suiza. Hoy en día tiene casi 60 mil habitantes y es la octava ciudad del país.

Su “Kapellbrücke”, el puente de madera más largo de Europa -y tal vez uno de los más bellos del mundo-, es el monumento más fotografiado de Suiza. Lucerna está considerada como una meca del diseño y un crucero sobre las aguas de su lago, será probablemente lo más romántico que hagas en tu vida.

Empezaremos la jornada en un Jardín Glaciar, veremos un panorama 3D de 100 metros de largo y una iglesia, cruzaremos dos puentes bellísimos (con algunas sorpresas) y visitaremos dos museos, para terminar el día en el corazón de Lucerna: su coqueta Plaza Weinmarkt. ¿Se puede? ¡Sí, se puede!

Habrá que madrugar un poco, llevar calzado cómodo y muchas ganas de descubrir esta fascinante ciudad suiza. Si necesitas más información ve a la página web de Turismo de Suiza.

Qué ver en Lucerna

1.- Jardín Glaciar

¿Qué mejor plan que empezar tu día explorando cuevas milenarias? Esta en particular, fue descubierta por accidente en 1872 y brindó una puerta única para explorar un mundo con millones de años de antigüedad que hoy es una de las principales atracciones turísticas de Lucerna.

Qué ver en Lucerna

Jardín Glaciar de Lucerna

Este Monumento Natural completamente accesible te invita a viajar 20 mil años en el tiempo, cuando Lucerna reposaba bajo una gruesa capa de hielo o mejor aún, 20 millones de años, cuando era una playa subtropical ¿puedes creerlo? Las conchas y hojas de palma fosilizadas dan fe de ello.

Pero hay mucho más. Podrás recorrer un laberinto de más de 90 espejos inspirado en la Alhambra de Granada o visitar la antigua casa del fundador del jardín glacial para conocer la prehistoria de los Alpes, su conquista y desarrollo por los pioneros del montañismo. También podrás sentir la emoción de un diorama que permite la vista de un falso glaciar desde una cabaña de troncos. Y por supuesto, disfrutar del magnífico parque con plantas alpinas, rocas, piedras antiguas, una torre de observación y un estanque de peces.

No es un jardín, no es un parque, no es una atracción. El “Gletschergarten” es una aventura.

Horarios: De abril a octubre, todos los días de 9 a 18 horas. De noviembre a marzo, de 10 a 17 horas.
Precio: ¡Están todas las entradas a mitad de precio hasta mayo de 2020! (Esto se debe a que el laberinto de espejos y la torre de observación estarán de reformas hasta ese entonces). Adultos CHF 7,50. Estudiantes CHF 6. Niños de 6 a 16 años CHF 4. Familias CHF 17,50.
Más información: Los tours están adaptados a los diferentes deseos e intereses de los visitantes, pero sólo están disponibles en alemán, inglés, francés o italiano. Duran 45 minutos y valen CHF 135 (precio grupal).

2.- Monumento al León

Una vez que hayas convencido a los peques y/o a ti mismo de dejar el Jardín Glacial, a pocos pasos tienes uno de los iconos más representativos de Lucerna. Te llevará poco tiempo y muchos recuerdos: el Monumento al León.

Qué ver en Lucerna

Monumento al León

Se trata de un enorme relieve de piedra excavado en una pared de roca y representa a un león moribundo. Pero como toda imagen artística, esconde una historia y en este caso, intenta conmemorar a los Guardias Suizos que fallecieron en 1792 durante la Revolución Francesa. Fueron mil soldados suizos en París los que intentando proteger la vida del rey Luis XVI, perdieron su vida cuando los revolucionarios asaltaron la residencia defendida por ellos y aniquilaron casi en su totalidad a la Guardia Suiza.

El Monumento mide 10 metros de largo y 6 metros de altura y quedó acabado en 1821. Tanto la imagen como lo que representa, no te permitirá quedar indiferente y merece la pena que te acerques a contemplar esta maravillosa metáfora artística.

3.- Bourbaki Panorama

Caminando desde el Monumento al León hacia la Iglesia de San Leodegar, algo detendrá tu marcha y te invitará nuevamente a la contemplación. En este caso no será una escultura, sino una pintura, lo que de vida a otro capítulo de la historia de la guerra franco-prusiana.
Se trata de una impactante pintura circular de más de 100 m de ancho que data de finales del siglo XIX. En ella se puede ver al derrotado ejército francés comandado por el general Bourbaki (de allí su nombre), caminando sobre hielo en las guerras franco – alemanas y recibiendo la asistencia de la Cruz Roja.

Qué ver eb Lucerna

Bourbaki Panorama

Además, la exposición presenta una narración (en inglés) y una representación panorámica en 3D que desde la ilusión óptica ayuda a comprender la imagen como un testimonio aleccionador. Por ello, su creador, Edouard Castres se considera un precursor de los cines y las tendencias actuales de la narrativa digital.

Horarios: Todos los días de abril a octubre, de 9 a 18 horas. De noviembre a marzo, de 10 a 17 horas.
Precio de la entrada: Adultos CHF 12. Estudiantes y militares CHF 10. Niños de 6 a 16 años CHF 5.

4.- Iglesia de San Leodegar

A pocos minutos del Bourbaki caminando en dirección al Lago, llegarás a la Iglesia de San Leodegar. Este templo católico romano fue construido en partes desde 1633 hasta 1639, sobre la base de la basílica romana que se había quemado en 1632. Y no es una Iglesia más, ya que Lucerna es uno de los bastiones católicos de Suiza, donde casi todo el país es reformista.

Qué ver en Lucerna

Capilla de San Leodegar

Siendo un maravilloso ejemplo de cómo levantarse sobre las cenizas, esta bonita Iglesia tiene además una comunidad muy activa que desarrolla tareas de trabajo social, integración de comunidades extranjeras, visitas domiciliarias, asesoramiento social y eventos de toda índole.

La iglesia despliega entre su arquitectura numerosas estatuas y bajorrelieves refinadísimos. El Altar Mayor es de estilo barroco y el órgano conocido como Hoforgel está entre los más antiguos del mundo. Es un templo muy luminoso con tallados de ebanistería en los muebles que dejan sorprendidos a quienes entrar solo por curiosear.

Horarios: Todos los días de 7 a 19 horas.
Precio: La entrada es libre y gratuita, pero si quieres una visita guiada, el valor es de CHF 5, niños gratis. Dura 90 minutos y permite conocer lugares inéditos del templo, como la cámara del tesoro, la capilla de san Miguel y la “máquina de la lluvia” en el desván. Aunque es muy recomendable, sólo está disponible en suizo alemán.
Más información: Si viajas con niños, verás que hay un pequeño rincón para ellos, con mesas y sillas pequeñas. Un detalle que, sin duda, hace única a esta Iglesia.

5.- Murallas de Museggmauer

Caminando en forma paralela a la orilla del Lago, llegarás en pocos minutos a las antiguas murallas de Musegg y sus enormes torres, otro de los símbolos de la Lucerna medieval.

Qué ver en Lucerna

Muralla Museggmauer

El paseo por las murallas y la subida a las torres – desde donde verás casi todos los puntos de la ciudad – es una visita obligada para todo viajero que llegue a esta ciudad helvética, ¡pero requiere un poco de estado físico!

Estas antiguas murallas almenadas son los restos de la construcción original de los siglos XIV y XV y se extienden 800 metros desde la Lowenplatz por la Museggstrasse (calle donde puedes atravesarlas por debajo). Como parte de la misma, puedes distinguir nueve torres intercaladas, a muchas de las cuales puedes acceder para obtener unas vistas increíbles.

Horarios: Del 1 de abril al 1 de noviembre, el Muro de Musegg, y las torres Männliturm, Zytturm, Wachtturm y Schirmerturm están abiertos de 8 a 19 horas. Durante los meses de invierno no se permite el acceso por cuestiones de seguridad.
Precio de la entrada: El acceso es libre siempre y cuando no se esté llevando a cabo ningún evento privado.
Advertencia: Las torres tienen escaleras estrechas y empinadas de madera, por lo que no están recomendadas para personas con vértigo o problemas cardíacos.
Un dato curioso: La torre “Zytturm”, alberga el reloj más antiguo de Lucerna y por ello tiene el privilegio de dar las horas un minuto antes que el resto de relojes de la ciudad. Y ya sabemos lo que es la puntualidad para los Suizos…

6.- Puente Kapellbrücke

Llegó la hora de cruzar por primera vez el río Reuss ¡y lo haremos sobre el puente de madera más largo de Europa y el monumento más fotografiado de Suiza!

Qué ver en Lucerna

Puente de madera Kapellbrücke

Muchos dirán sin equivocarse, que el “Puente de la Capilla” – esa sería su traducción-, es de los más bonitos del mundo. Por fuera y desde cualquier ángulo, nos regala una postal única. Por dentro, a lo largo de sus 204 metros, podemos ver 111 pinturas en el techo que cuentan capítulos de la historia de Lucerna.

En la mitad, se erige la Torre del Agua, que es otro de los iconos de la ciudad. Con una estructura octogonal y un pasado en el que sirvió de prisión y sala de tortura, hoy alberga una tienda de suvenirs.

Fue construido en 1365 y sobrevivió incendios y derrumbes parciales. Pero ahí está, brindándote una oportunidad única de cruzar el río de una forma privilegiada y, sin dudas, inolvidable.

Horarios: Está abierto las 24 horas, los 365 días del año, ya que es una vía pública.
Precio de la entrada: Gratuito.
Recomendación: Una de las mejores fotos de Lucerna, puedes tomarla desde la orilla, a unos metros del Puente, antes de cruzarlo.

7.- Museo Sammlung Rosengart

A sólo unos metros del final del puente, llegarás al Museo Sammlung Rosengart: una cita de lujo con el impresionismo y el modernismo clásico.

El comerciante de arte Siegfried Rosengart y su hija Ángela, crearon una colección privada que hoy es pública y exhibe verdaderos tesoros de artistas como Pablo Picasso, Joan Miró, Marc Chagall, Henri Matisse y Paul Klee. Pero al decirte que este museo nace de una colección privada, tal vez no dimensionamos la cantidad y calidad de lo que verás…

Qué ver en Lucerna

Museo Sammlung Rosengart

En el sótano, descubrirás 125 maravillosas acuarelas, dibujos y pinturas de Paul Klee. Toda la planta baja está dedicada a Pablo Picasso, con más de 180 obras. En el primer piso, se exhibe el mundo de los dibujos y gráficos del pintor y escultor español, cinco retratos de Ángela Rosengart y varias obras de más de 20 artistas de fama mundial.

Una colección imperdible de arte, que merece una visita en tu recorrido por Lucerna.

Horarios: De abril a octubre, todos los días de 10 a 18 horas. De noviembre a marzo, de 11 a 17 horas.
Precio de la entrada: Adultos CHF 18. Estudiantes y adolescentes (7 a 16 años) CHF 10.
Importante: Si viajas con bebés, ten en cuenta que no están permitidas las sillas de paseo en el Museo.

8.- Historisches Museum (Museo de Historia)

Caminando en forma paralela a la orilla del Río Rauss, llegarás a otra parada imprescindible: el Museo Histórico de Lucerna. Este antiguo edifico destinado a arsenal, hoy acoge miles de objetos que además de contarte algo de historia, te sorprenderán por su reunión ecléctica y curiosa: desde los hallazgos arqueológicos de la época romana hasta una carta del duque Leopoldo III, desde la batalla de Sempach hasta los objetos cotidianos de nuestro tiempo, desde una colección de pequeños leones moribundos hasta una antigua silla de dentista. Además, cada año, se muestran dos grandes exposiciones temáticas en el segundo piso. En total son 3 mil bienes culturales y folclóricos del cantón de Lucerna y el centro de Suiza.

Qué ver en Lucerna

Museo de Historia

Esta lógica casi ilógica de ordenación, no te dejará indiferente, ya que es imposible aburrirse cuando cada vitrina requiere ser interpretada. Para recorrerlo, te brindarán una tablet en la entrada. Cada objeto tiene un código de barras que deberás escanear para leer su información en alemán o inglés.
Las colecciones llevan nombres tan variados como: “El viejo arsenal”, “Coquetear y amar”, “Reflejos”, “Neolítico-Bronce”, “León monumental”, “Lujuria y vicio”, “Historia de Lucerna” y “Juicio y castigos”. Y las visitas guiadas, además, son teatralizadas. Lo dicho, imposible aburrirse.

Horarios: Martes a domingo de 10 a 17 horas.
Precio de la entrada: Adultos CHF 10. Niños de 6 a 16 años, CHF 3. Menores de 6 años, gratis.

9.- Puente Spreuer

Ha llegado el momento de cruzar por segunda vez el Río y lo haremos sobre otro escenario privilegiado, el Puente Sreuer, tan bello como macabro.
También llamado “Puente de la Danza de la Muerte”, ya nos brinda una idea de dónde nos estamos metiendo. Aunque mucho más corto que el Kapellbrücke, también es de madera y cubierto y en una vista exterior, aparenta ser otro bonito y hasta romántico puente sobre las aguas del Rauss. Pero en por dentro está la verdadera sorpresa: cada arco de su techo está adornado con una pintura donde la muerte es la protagonista. Son 45 obras de arte del siglo XVII (aunque el puente data de 1408) en las que su autor, Kaspar Meglinger, quiso transmitir una idea: de la muerte, nadie se salva.

Qué ver en Lucerna

Puente Spreuer

El pintor se inspiró en la Peste Negra que asoló Europa en 1349, cuando la pandemia fue interpretada como un “castigo divino” del que nadie podía escapar. Las pinturas, sombrías y siniestras, sorprenden a quienes pensaban que atravesarlo sería sólo una experiencia para tomar fotos del Río. Pero tú ya estás avisado, y si quieres llegar al corazón de Lucerna, deberás atravesar este puente tan original.

10.- Plaza Weinmarkt

Luego de estar en jardines glaciales, murallas medievales, museos y atravesar el puente mortuorio, ¡llegó tu recompensa! Haz llegado al epicentro de Lucerna, lleno de vida, buena comida y bebida, a toda hora. El lugar perfecto para relajarte y saborear todas las experiencias que te ha brindado la ciudad. Aunque su traducción es “Plaza del Vino”, en la Weinmarkt te esperan muchas más cosas, pero nadie te negará una copa, claro.

Qué ver en Lucerna en Suiza

Plaza Weinmarkt

Desde el año 1.300 es la plaza central de Lucerna. A tu alrededor verás varias casas típicas de los siglos XV y XVI, entre las que no debes perderte dos: la “Weinmarktpotheke” (antigua farmacia de 1530) y la “Zunfthaus zur Metzgern” (sede del gremio de carniceros construida entre 1529 y 1533).

En las zonas laterales de la Plaza hay algunos bares y restaurantes que son ideales para terminar tu visita, entre los farolitos, fachadas medievales y un animado ambiente.

Si todo esto te ha convencido, para viajar a Suiza, no dejes de recorrer con nosotros los lugares más emblemáticos de Ginebra, que también merece una visita.

ORGANIZA TU VIAJE

Sobre el autor

Cristina
Viajera de vocación y profesión, con estudios en la Diplomatura de Turismo, especializada en el asesoramiento y venta de viajes en agencias de viajes off-line y on-line, organizadora de las Tertulias Viajeras y sobre todo bloguera en Está en tu Mundo.

Tu comentario será el primero on "Qué ver en Lucerna en un día: el top 10 de lo que no te debes perder"

Deja un comentario

Tu email no se publicará


*